Erase una vez…..

Nos quedan tan solo unos días para llegar a Marzo, mes que tiene una de esas fiestas que a mi me encanta celebrar y que da gusto disfrutar porque a los niños les encanta.

“El día del padre”, ese día donde se conmemora el papel de los padres en la vida de los niños  y que se celebra desde 1910, día que aunque me gusta por su significado me resulta tremendamente difícil pensar si su esencia tiene sentido hoy en día, en una época en las que los padres pasan casi más tiempo en la oficina que en casa, un tiempo en que el llenamos las horas de los niños con clases extra escolares ya que la conciliación familiar es un mito, una época en la que hay niños que conocen mejor a sus nannys o abuelas/os  que a sus propios padres……Aun a pesar de todos estos contras, el día del padre me gusta, veo a mis hijos emocionados preparando sus regalos en el cole y si me apuras, incluso nerviosos por que no están seguros de aguantar con el secreto hasta ese día.

Pero en paralelo a las actividades escolares, al igual que pasa con las navidades o San Valentín, hemos comercializado  excesivamente la fecha generándonos la necesidad de materializar el día con un regalo especial, estos regalos para papá que cambian de año en año y como si de una moda se tratase, las tiendas se llenan del regalo de turno, que alguien ha decidido que es el de esa temporada, el no va más de la originalidad, resultando  ser caro y que tras ese día suele  quedar guardado en un cajón de casa.

Yo en el cole siempre hacía regalos, como se dice ahora, “hand-made”, pero una vez adulta, yo, la detallista por naturaleza, que siempre tiene una idea original, pensaba comerme el mundo en mi primer regalo como pre-mamá pero fue un chasco jajajaja,  recuerdo que el año que estábamos embarazados de Lucia, ahí por el 2007, mi marido, que es un desastre siempre tenia el teléfono móvil sin batería, algo que me aterraba a medida que se acercaba la fecha del parto (aunque luego fue cesárea) y buscando el regalo para el futuro papá encontré un móvil cuya funda era una batería adicional,  ¡había dado con el regalo perfecto!, cuando estaba llegando a casa me daba golpecitos en la espalda pensando que era la leche por encontrar algo practico y súper original, además de ser un regalo por el que no me iba a poder  llamar “pastel”, pero mi orgullo se desvaneció de golpe pocos días después, cuando entendí que el problema era él y no el teléfono,  por muchas baterías accesorias que le comprara, si noslas cargaba era como no tener móvil 😦 .

Como podéis suponer si habéis leído alguno de mis entradas anteriores, soy de las que constantemente busco ideas alternativas al típico regalo para cualquier ocasión y no iba a ser menos para este día, soy de las que me gusta  con un regalo hecho por los niños pero al más pequeño de mis retoños  aún le pilla un poco grande eso de las manualidades (no deja de tener cuatro años), por eso, en casa hemos decidido que este año vamos a hacer algo diferente, vamos a olvidar las corbatas y las colonias ya que el mejor papá merece algo muchísimo mejor y un regalo de los que nunca se olvida.

Este año, mi hija lucia, que para desgracia de mi marido ha salido a mi en el tema de las sorpresas, me ha estado ayudando a buscar algo súper original, (como dice ella) y hemos  descubierto un regalo único, además de didáctico para los enanos, un cuento personalizado.

En el mercado hay miles de opciones, cuando buscas por internet te encuentras con paginas como  Hoffman,  www.regalacuento.es,  www.loscuentos personalizados.com, todas muy similares, nosotras nos hemos decantado por www.uncaimanazul.com.

la foto 1-3.PNG

Un caimán azul es el sueño hecho realidad de una pareja de madrileños, Eva y Chema, que a través de sus libros convierten a los niños en los verdaderos protagonistas de una historia fantástica, consiguiendo que esos niños que sueñan con ser especiales sean los reyes de la casa o la princesa del castillo y llegando a ser una buena manera de fomentar el habito de la lectura a los niños, ya que seguro les interesa una historia en las que ellos son los personajes; todo esto, añadido a la idea de ayudar a los padres a conseguir un recuerdo original y especial para su memoria.

Un caimán azul  tienen diferentes cuentos para ser personalizados, (“El tesoro de Carchenga”, “los popsters”, “ El zoo por la noche”….) y con tan solo una foto convertida en dibujo, con los detalles cuidados al máximo, Nacho y Eva consiguen trasladarnos a un mundo de fantasía.

la foto 2-3.PNG

Los pasos son muy sencillos….

la foto 4-3.PNG

  • Elegimos en el catalogo el cuento que más nos gusta.
  • Enviamos una foto de cara, donde se vean bien los rasgos de las personas que queramos que  sean los protas, además del nombre del niño al que se quiera sorprender.
  • Elegimos el formato de libro que queremos (tapa dura, blanda y tamaño).
  • Metemos los datos de envío.

Et Voila……… En dos semanas aproximadamente tenemos nuestros cuentos en casa listos,  para que cuando llegue el día 19 se lo regalemos a papá, que entre nosotros ahora que no nos oye,  aunque siempre dice que en esa fecha no quiere hacer nada especial, nunca se resiste a convertirse por 24 horas en el rey de la casa  y dejándose querer por el resto, sobre todo, cuando ve la cara de ilusión de los más peques.

la foto 3-12

Ahora solo nos queda esperar a ver si estos dos bichos son capaces de guardar el secreto unos días más…. 🙂

¡Feliz día del padre!

Bs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s