Tarta de obleas

Bueno, bueno, bueno….. estoy encantada de escribir esta entrada, es de esos post que llevas meses mareando el cuando hacerlo , receta que  has leído en varios blogs de cocina a los que estás suscrita y que enseguida apuntas los pasos a seguir, pero que te parece tan sencilla de hacer que incluso te da miedo por si el resultado no es el mismo,   receta que nunca encuentras el momento para hacer por qué prefieres salir de casa con los enanos después de una semana de trabajo infernal a quedarte en casa.

Una receta sencilla y rápida, que podéis hacer con los niños sin problema y con la que seguro vais a pasar una tarde divertidísima. 🙂

Mmm…… solo con recordar los pasos se me hace la boca agua, pero antes de seguir, me veo en la obligación de daros un par de consejos.

Primer consejo: Esta receta no es apta para gente golosa que esté a dieta, o al menos para aquella gente que luego no le compensa su cargo de conciencia.

Puedes empezar (como hice yo) diciendo, “no pasa nada, tengo fuerza de voluntad, pero a medida que la cosa va avanzando, esa fuerza de voluntad, que normalmente esta sujeta por dos hilillos se ve superada por el lado oscuro, como le pasaba a Darth vader en Star Wars…. tu cabeza empieza a oír una voz en off  que dice…… Marta, soy tu conciencia… no pasa nada… no me voy a enfadar, come un poquito…, si no lo haces, lo próximo que te metas en la boca engordara el doble por el ansia contenida que tienes….” Tu fuerza de voluntad, empieza fuerte luchando contra la tentación, pero a medida que pasan los segundos (no seria sincera si dijera minutos…) se va doblegando  a la velocidad de la luz 🙂 y tu sin darte cuenta, vas buscando por los cuencos cualquier resquicio de sobras de chocolate, convenciéndote a ti misma, que lo haces para luego limpiar menos, pero eso es ¡¡¡¡¡¡MENTIRA!!!!!!!,  la realidad es que eres débil ante el chocolate y como toda persona golosa eres incapaz de resistirte.

Si sucumbes…. disfruta y no pienses en el después, que más da que ganes medio kilo o tardes una semana más en llegar a tu peso ideal, esta tarta es un manjar, tanto al prepararla como al disfrutarla después de terminada,  deja tu conciencia que se vaya de vacaciones un rato. 🙂

Segundo consejo:  Algunos lo habréis leído seguro , pero si  no lo habéis hecho, o por el contrario no lo recordáis, por favor, deberíais leer  mis consejos de “madre maruji” de las receta de galletas, si en esa  experiencia teníamos que tener paciencia, en ésta, tenemos que tener hasta humor, siendo conscientes de donde nos estamos metiendo antes de que sea demasiado tarde 😉

En esta tarta vamos a poder prescindir de ingredientes como la leche, la harina o el huevo, ingredientes, que a cualquier madre aterran pensando que le van a poner la cocina perdida, sobre todo si lo haces con niños, pero señores, lo de la suciedad  puede llegar  a ser igual o peor en esta aventura, os lo prometo 😉

Una vez avisados, que quien avisa no es traidor… empezamos con la faena.

Ingredientes

  1. Obleas.
  2. Nocilla o Nutella ( en bastante cantidad, un par de packs ahorro que venden ahora, mejor que sobre que no que falte).
  3. La casitos de colores.

Utensilios que vamos a necesitar.

  1. Un plato.
  2. Pincel de cocina o espátula.
  3. Y si somos de esos que pecan un poco de perfeccionistas añadiría un molde de bizcocho de esos que se desmontan por el lado que sea del tamaño de la oblea.

No, no se me olvida ninguno,  con solo eso vamos a hacer una tarta que sorprenderá a grandes y pequeños y por no necesitar, no vamos a necesitar ni horno….

¿No estáis igual de ansiosos como yo en su día, cuando leí la receta?, Dios mío, es una receta para “imperfectos de la cocina”. Yo no soy nada fuera de lo normal en la cocina, antes de casarme no pasaba de una ensalada o pasta, por no hacer no hacia ni una tortilla francesa o un huevo frito… pero cuando me casé y sobre todo, cuando fui mamá llegué a la conclusión de que tenía que aprender a defenderme en este mundillo ya que no podía alimentar a mis enanos de pasta jajaja.

Pero igual que digo que en lo salado voy haciendo mis pinitos, tengo que reconocer que en el campo de lo dulce tengo mucho que aprender, Pilar, mi prima, si que es un as en esto de la repostería, hace unas tartas de fondant maravillosas y siempre estoy animándola para que monte su propio negocio,  pero yo en cambio, no  soy mas que un cinquillo, no controlo los tiempos del horno y la thermomix para mi es un mundo extraterrestre.

Si tengo que decir que he encontrado una  única dificultad al hacer esta tarta, encontrar las dichosas obleas 😦 …… Cuando aun no teníamos pensado hacerla encontrábamos las obleas en cualquier panadería o grande superficie, pero una vez que decidimos ponernos con ella este Lunes, ( a Jorge le apetecía un montón y estaba dando la tabarra desde hacia más de una semana), he podido comprobar lo que es eso que se dice que  una madre hace lo que sea  por sus hijos…..

Salí de trabajar a mi hora, cosa rara en mi que aunque tengo reducción de jornada, el trabajo sigue siendo el mismo,  cogí el coche y corriendo fui al corte inglés, ultimo sitio que  las habíamos visto hacia unos días pero que no compré por miedo a que se fuera la euforia del momento y acabaran secándose en la alacena de la cocina, busqué y busqué sección por sección, pero no nada, fui a Alcampo, a Mercadona, a Lidl, perdiendo  en cada uno de ellos un poquito la esperanza y buscando una excusa que  poder contar a los peques si al final su mami fallaba, pero finalmente en el Sánchez Romero de al lado de casa y después de casi dos horas, encontré las ansiadas obleas.

la foto-12

La cara de los niños cuando puse los ingredientes en la mesa casi me dieron miedo, parecían el lobo feroz salivando cuando vio a los tres cerditos, pero mi sensación de miedo pasó a terror cuando, a medida que iba explicándoles como lo íbamos a hacer  su sonrisa se iba convirtiendo en la que Daniel el travieso ponía en sus películas cuando la iba a liar, pero aun así, una, que es valiente y un poquito inconsciente se lanzó al coso a lidiar  este toro de Mihura.

Cogimos la receta y  nos pusimos manos a la obra.

  • Sacamos la nocilla del bote, la pusimos en un plato, la calentamos en el microondas un minuto a 320 grados para que quedase semi liquida y pudiéramos manipularla con mas facilidad.

la foto 2-13  la foto 1-17

  • Pusimos un poco de nocilla en el plato para que ayudar a fijar la base de la tarta.
  • Pegamos la primera oblea en el plato.

la foto 2-14

  • Con el pincel untamos de nocilla la oblea y pegamos otra encima.

la foto 3-17

  • Este  último paso lo repetimos con tantas obleas como quisimos añadir. (cuantas más obleas pongáis, más llamativa queda la tarta).

la foto 4-14  la foto 1-16

  • Después de alguna peleílla entre hermanos y alguna  batalla perdida contra mi fuerza de voluntad,  casi si darnos cuenta, ya habíamos  terminado y pusimos la ultima oblea, llegando así a la parte más divertida para todos, vertimos la nocilla en abundancia por encima de la tarta y después ellos  la decoraron con lacasitos de colores (cuidado que si es por ellos cubren toda la tarta  formando un campo de minas multicolor).

la foto 1-18 la foto 2-15

la foto 3-18  la foto 4-15

la foto 2-12  la foto 3-16

  • Cuando la nocilla estaba un poco mas fría y espesa desmontamos el molde  untamos la nocilla por los laterales para cubrirla completamente, disimulando, las posibles irregularidades de las obleas.

La metimos en el Frigo y después de una horita estuvo lista para comer.

la foto 4-13  la foto 5-10

Estábamos tan orgullosos de nuestra tarta que empezamos a mandar fotos por Watsapp con el resultado tanto a familia como a amigos y enseguida comenzó una lluvia de respuestas pidiendo la receta, acusándonos de haber levantado la veda para los antojos de alguna embaraza y de alguna otra que no lo está .

Esto es lo que ha quedado 24 horas después (tranquilos, no lo hemos comido todo en casa) por lo que creo que es de buenas personas compartir cosas que se cree que van a  hacer feliz al resto, yo creo que esta tarta puede ser una de esas así que……. Espero que la disfrutéis y me contéis el resultado!

la foto-13

Bs

5 pensamientos en “Tarta de obleas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s