Museo del Queso Machego (Toledo)

Post by María.

¿Os gusta el queso?, en casa todos somos muy aficionados a este gran producto, que acompañado de un buen vino, yo ya no necesito más!.

En España tenemos la enorme suerte de contar con numerosos tipos de queso, algunos de ellos de gran renombre internacional, como es el caso del queso Manchego, (Castilla La Mancha), posiblemente el queso más conocido fuera de nuestras fronteras.

109139-quesos-guijarro-munoz-variedad-de-quesos

guimu.es

Es un queso elaborado con leche de oveja de la raza manchega, tiene una elaboración mínima de 30 días (queso tierno), para queso con peso igual o inferior a 1,5 KG. Y de 60 días para el resto de formatos. De 2-3 meses de curación para el semi curado, 4-7 meses para el curado, y a partir de ahí es queso viejo. La curación máxima de estos quesos es de dos años.

Es un hecho constatado que los primitivos pobladores de La Mancha domesticaron a la oveja manchega y mejoraron la raza, sin permitir que se mezclara con otras. Por esta razón ha mantenido su pureza y cualidades originales, así como sus peculiares características, que apenas han sufrido cambios a lo largo de los siglos.

image_preview

quesomanchego.es

 

El queso manchego tiene una forma cilíndrica con caras sensiblemente planas, una altura máxima de 12 cm, y un diámetro de 22 cm. Una corteza dura, de color amarillo pálido, o verdoso-negruzco si no se limpia la superficie de los mohos que desarrolla.

quesomanchego.es

¿Donde hemos aprendido todo esto?, en EL MUSEO DEL QUESO MANCHEGO de Toledo.

IMG_4072

La ciudad de Toledo, la encontramos a tiro de piedra de Madrid, a unos 72 Km. Lugar precioso para visitar por su historia y belleza, ya os hablé de esta hermosa ciudad en este  post anterior de 2014.

Pues en pleno corazón del Casco Histórico de Toledo, junto a la Catedral, encontramos MUSEO DEL QUESO MANCHEGO. Un establecimiento de reciente apertura (acaban de cumplir su primer año) dedicado a este tradicional y milenario producto. Sus propietarios Teresa y su marido, junto a sus dos hijas son una familia entrañable que ofrecen lo mejor de ellos para que sus clientes disfruten desde el primer momento en que entran a su establecimiento. A nosotros nos hicieron sentir como en casa, nos enseñaron como se elaboraba este producto, a apreciar el trabajo antaño tan artesanal, a degustar el queso!.

El establecimiento cuenta con tres zonas diferenciadas:

La zona de Museo, con salas de exposiciones y audiovisuales, en donde pudimos conocer más a fondo la historia y elaboración del auténtico Queso Manchego, con el lujo de las explicaciones de una de las hijas de Teresa. A los niños les hizo gracia el “momento cencerro”, hay diferentes cencerros con diferentes sonidos. Aquellos sonidos más graves, son los que llevan las ovejas de mayor edad, mientras los más agudos son para las más jovencitas. Las ovejas siempre van hacia el sonido más grave.

La sala de Catas, en donde saboreamos los mejores quesos que Teresa seleccionó  para nosotros, y acompañamos con un buen vino de la Mancha, que aunque menos conocidos, son de gran calidad. Aquí rompo una lanza a favor de estos caldos. No vayáis siempre a lo mismo, experimentad, os llevaréis gratas sorpresas como la que me llevé yo.

Los peques, mejor acompañaron el queso con un refresco!…

Teresa estuvo con nosotros durante la cata, guiándonos. Los peques atendían a sus explicaciones e indicaciones. Romper el queso (de qué forma se parte), oler (cuanto más curado, más intenso), meterlo en la boca, empujándolo con la lengua al paladar, desprendiendo su sabor, que los menos curados tenían ese sabor a leche, mientras que cuanto más curado, más intenso se hacía su sabor. El queso viejo, con ese pequeño picor (ojo, que si pica mucho, no es bueno!).

Nota: cuando le digamos a Alejandro que huela el queso, no hace falta que lo introduzca en la nariz!!!… puede disfrutar de todo el olor sin llegar a ese extremo…. Jajaja… me reí por lo bajini.

Entre queso y queso un piquito de pan, para no mezclar sabores.

Para finalizar la cata: experimentar. En el plato teníamos almendras, mermelada de manzana, unas tostas de queso untado y otras de asadillo toledano; con ello fuimos mezclando los diferentes quesos. Los peques disfrutaban, “mami, prueba el viejito con asadillo!”… ummmmm que rico; “papá has mezclado el curado con las almendras??”…

Da gusto verles disfrutar de estos pequeños placeres de la vida con tanta ilusión.

La tienda, no solo es degustar estos productos in situ, sino que también podemos llevárnoslos para disfrutarlos en casa. Por supuesto, de los quesos de la cata, nos llevamos una cuña de los que más nos gustó.

Tienen una amplia gama de quesos y vinos. Y podemos hacer todas las catas del mundo, ya que en cada cata que hagamos, nos pondrán nuevos quesos y nuevos vinos. Por eso Teresa, no tardarás en vernos por allí!!

Si vuestros niños son “ratones” como los míos, si disfrutáis del queso. No dejéis de visitar este lugar, aprenderéis cosas nuevas y os dejará un buen sabor de boca, palabrita de María.

Espero os haya gustado este pequeño post, ya sabéis, os ha gustado?, compartirlo!.

Ruta de las Caras en Buendía!

Post by María.

Un día sin cole, y Nacho también estaba “sin cole”…. Nuestros hijos demandaban “día de aventura”!…. ¿Cómo?, ¿A dónde?, … Uummm….  Que buen día hacía, pues….. rumbo a Buendía!!!…. Ja, ja….  Perdonar, pero no he podido evitar hacer la gracia del día.

Buendía, un municipio en la provincia de Cuenca, lindando con la provincia de Guadalajara, a unos 130 Km de Madrid. Justo al lado del embalse llamado igual que el pueblo: el embalse de Buendía (que por cierto está a menos del 10% de su capacidad!).

Los orígenes de la localidad de Buendía, se remonta a tiempos muy pasados, ya que por ahí pasaron los árabes, lusones y tribus celtíberas. Según la leyenda este pueblo se le conocía como Fuente del Saúco pero hubo una batalla entre moros y cristianos y al ganar los cristianos dijeron soldados “BUEN DÍA HEMOS ECHADO” y desde entonces Buendía es.

Lo que nos atrajo hasta este lugar fue una pequeña ruta de senderismo que imaginábamos que a los niños les iba a sorprender, como así fue: “La Ruta de las Caras”, situada en el paraje conocido como ‘La Península’, a solo tres kilómetros de su casco urbano y a la que podemos acceder con el coche por una pista de tierra. Tiene una zona de aparcamiento justo al inicio de la ruta. Está super bien indicado desde que entras en el pueblo.

¿Cómo surgió la Ruta de las Caras?

Todo empezó en el verano del 1992, cuando Eulogio Reguillo, reparador de fachadas de profesión, y Jorge Juan Maldonado, ceramista; acampaban junto a sus respectivas familias en la zona donde hoy encontramos la ruta. Observando cómo jugaban con palos en las rocas haciendo algunos dibujos, decidieron esculpir en la piedra arenisca sin tener una idea clara de lo que querían diseñar y dejándose llevar por la roca. La primera escultura que tallaron fue ‘La Monja’, de unas dimensiones de 1,1 metros por 0,7 metros. En la actualidad hay más de una quincena esculturas que se pueden visitar en menos de una hora realizando un pequeño recorrido de apenas dos kilómetros, en un paraje precioso, entre pinos y al lado del embalse. Resulta relajante para nuestros 5 sentidos, y superdivertido para los niños, los cuales los teníamos siempre delante para descubrir ellos la siguiente cara!, y que ilusión les hacía.

Las rocas del pantano de Buendía resultan estupendas para los trabajos escultóricos, ya que se realizan en la piedra arenisca, que es blanda y fácil de trabajar.

Las esculturas pueden tardar varios años en hacerse debido al gran trabajo que conlleva cada una de ellas. La que más se tardó en hacer fue ‘El Chamán’, que se finalizó ocho años después debido a la dureza de la piedra y a que salieron varias grietas. En ningún caso se utilizan moldes ni nada parecido para hacer las esculturas pues en la mayor parte de los casos, cuando las comienzan, no tienen una idea determinada del tipo de escultura que quieren realizar.

Nos comentaron que están haciendo una nueva cara, pero nosotros no supimos donde está escondida.

¿Qué esculturas nos encontramos en nuestro camino?

Moneda de la Vida: es la primera escultura que encontramos en el recorrido. El contorno esférico simboliza el universo mientras que los huesos, la estructura física y el círculo concéntrico representan el claustro donde se gesta una nueva vida.

Cruces Templarias: simbolizan la protección a cada uno de los visitantes.

Krishna: Escultura inspirada en el dios de la India con varios abalorios típicos de la mitología hindú, incluida la pluma de pavo real que era el medio de transporte de este dios.

IMG_3917

Maitreya: escultura inspirada en el próximo dios Buda que, según esta religión, nacerá de la tierra para completar la plena iluminación. Entre la cejas de esta escultura podemos encontrar el tercer ojo que, según el Budismo y el Hinduismo, es el de la conciencia o iluminación.

IMG_3919

Arjuna: escultura inspirada en uno de los principales personajes del poema épico hindú Mahabhárata.

Espiral del Brujo: representando un movimiento como puede ser el de las galaxias también podemos encontrar un indio.

Chemary: personaje de fabula o gigante meditando en plena naturaleza de Buendía.

IMG_3924

La Monja: escultura que por el contorno de su rostro parece que lleva el hábito de estas religiosas.

Duende Negro: escultura que recibe su nombre por el tono de la arena. Chamán: en muchas culturas de todo el mundo representan a Chamán como un brujo que utilizaba sus poderes para sanar a la gente. Aquí mis hijos pensaron que ellos podrían curar al viejo chamán de un constipado, así que le prestaron un clinex.

Beethoven: escultura inspirada en el gran compositor y director de orquesta.

IMG_3932

Duende Indio, Paleto y Duende de la Grieta: en un mismo panel podemos encontrar un gran número de imágenes pequeñas.

Muerte: escultura como queriendo renacer. Es la única que mira hacia la salida del sol.

Dama del Pantano: en los momentos de máxima altura, el embalse de Buendía llegaba hasta los pies de esta escultura.

Virgen de Lis: fresco sin acabar que se encuentra en la catedral de la Almudena de Madrid.

IMG_3939

Virgen de las Caras: escultura inspirada en la patrona de Buendía, Nuestra Señora de los Desamparados.

Un bonito paseo que les hizo notar hambre a estos dos pequeños aventureros: “tenemos hambre, podríamos comer???”….. Pues al coche y en busca de un lugar para comer.

Al entrar en el pueblo, vimos un pequeño bar-restaurante y allí nos dirigimos “Bar-Restaurante Buendía”. Un menú del día y lo mejor, un trato super amable. De hecho, al finalizar la comida, les pregunté por un pequeño museo que Nacho había visto que tenía el pueblo, el “Museo del Carruaje”, y raudos y prestos, cogieron el teléfono y llamaron a la persona encargada… que casualidades de la vida entraba en aquel momento por la puerta del bar.

Hablé con él, y justo recibía una visita de un grupo de personas a las que mostraría la iglesia de “La Asunción de Nuestra Señora” (patrona del pueblo de Buendía), el “Museo de la Botica” y el “Museo del Carruaje”.

Nacho, niños,…. Arribaaaaaa….. que nos vamos de tour por el pueblo!!…. (de todas formas, esta visita guiada podéis preguntar por ella en la oficina de turismo).

Así nos fuimos con este chico a recibir un grupo de gente, aquella llamada de la “tercera edad”, pero yo diría “tercera juventud”, por lo joviales, alegres y dinámicos…. Nos reímos mucho con ellos. Si alguno resulta que lee esto, os damos las gracias por todas esas risas!.

IMG_3966

Primera parada: iglesia de “La Asunción de Nuestra Señora”.

Hay muy poca documentación conocida sobre la iglesia, y esto es raro. No hay fecha exacta de comienzo de obras. Seguramente hacia 1400. Durante la Guerra Civil fue muy castigada. El retablo y muchas piezas de su interior tuvieron que ser reconstruidas por completo.

Me llamó la atención la “pila bautismal”, a mi y a todos los que allí estábamos escuchando; ahora está en desuso… resulta de detrás de sus paredes, y gracias a un georadar, descubieron que hay más de 1400 cadáveres de bebés de menos de una semana de vida, a los cuales la muerte les había llegado sin tiempo para haber sido bautizados y fueron acumulando allí a lo largo de los años.

La siguiente parada: “El Museo de la Botica”.

Un edificio donde estuvo ubicada la farmacia de Buendía desde mediados del siglo XIX. En él se mantiene prácticamente intacto el despacho, en cuyas estanterías de madera y cristal se conservan unos 400 recipientes de loza (en cerámica de Manises) donde se guardaban químicos, plantas o esencias naturales para la fabricación de medicinas. En el podemos ver el laboratorio químico y el salón con libros de farmacopea de 1905 (en incluso anteriores).

Todos los recipientes contienen los productos originarios, algunos de ellos tan extraño como “semen de caballo”, … y sí, los niños ya leen…. ¿para qué se necesita semen de caballo?…. O cianuro, o una destilación de saúco….. Un sinfín de productos con otro sinfín de usos, algunos de ellos sorprendentes.

Última parada: “Museo del Carro”.

En este pequeño museo se encuentran en la actualidad un total de 12 carros, de los cuales 7 han sido donados por gente del municipio y los demás comprados por el Ayuntamiento de Buendía. Todos los carros fueron restaurados en el año 1997 por 17 mujeres de la localidad, mediante un módulo de formación de restauración.

Aquí pudimos apreciar:

CALESA: Carro utilizado para traer el correo desde Huete y a su vez traer viajeros. Iba tirado por un grupo de dos a seis caballos, y en la parte de atrás tiene una escalera extensible para subir los viajeros.

DILIGENCIA: Carro utilizado desde 1800 hasta 1920 para hacer la línea Buendía-Madrid y Madrid-Buendía. El trayecto duraba de de 3 a 5 días en ir y otros 3 o 5 días en volver. Los caballos se cambiaban en Tendilla (Guadalajara). Las noches las pasaban los viajeros en posadas.

CARRETINES DE PASEO: Este museo dispone de dos carretines de Paseo de 1720 y 1920, que se utilizaban para ir de paseo por la localidad o localidades cercanas. Todos estos carros llevan sistema de matriculación.

CARROS AGRICOLAS: Este Museo tiene un total de 6 carros agrícolas de los cuales uno es volquete o Basculante. CARRICOCHE: Carro de 1956 utilizado por el medico de Carrión de Calatrava para hacer sus servicios a localidades cercanas.

TARTANA: Carro utilizado para la venta ambulante el cual iba tirado por personas su peso no supera los 20 kilos. Además de estos carros el museo dispone de romanas, trillos un reloj de 1989.

A uno de los carretines de paseo, pudimos subirnos, y bueno…..

Para entrar en el museo pagamos 1euro.

La verdad es que pasamos un día estupendo y que os recomiendo para acercaros con los peques.

Espero os haya gustado o inspirado para hacer una excursión, salir de la ciudad, disfrutar de un paseo por la naturaleza y de estas estupendas personas que siempre encontramos por el mundo, que como las meigas, “habelas hailas”…. (os recuerdo que soy gallega).

Compartir, y así llegaremos a más familias!. Gracias otra semana más.

El Museo del “Profesor Max”…. alucinante!

Post by María.

Este fin de semana estuvimos en un pueblo de Guadalajara, que si nos seguís habitualmente, os suene: Brihuega. ¿Os refresco memoria?, si claro!… esos maravillosos campos de lavanda que Marta describió en su post: Un paseo por la Provenza española.

Bueno, pues como ella ya nos dijo, Brihuega queda más o menos a una hora de Madrid. Como es lógico, el mes de octubre no es mes para ver la lavanda en flor; pero este pueblo esconde un pequeño museo extraordinario, donde la palabra pequeño se convierte en algo grandioso: EL MUSEO DEL “PROFESOR MAX”.

IMG_3552

Este museo está situado en el antiguo Convento de San José, de finales del s.XVI, en la Plaza de Manuel Leguineche.

Os preguntaréis quién es, o quién fue este hombre…. Juan Elegido Millán, uno de los mejores hipnotizadores del siglo pasado, conocido por el nombre artístico de “Profesor Max”, nació en Brihuega en el año 1913 (ahora ya sabéis el porqué de la ubicación de este museo).

Hijo de un antiguo médico del pueblo, el cual ya extraía muelas y arreglaba algún hueso por medio de la hipnosis, su hijo Juan (el Profesor “Max”) siguió los pasos de su padre y estudió  medicina, pero la Guerra Civil truncó su carrera y tuvo que emigrar, primero a África y después al continente Americano, dedicándose a lo que mejor sabía hacer: hipnotizar, sobretodo a través de la sugestión y la fascinación. Podía realizar regresiones, hacer viajar a la gente al pasado o al futuro.

IMG_3649

Durante su estancia en Argentina, llegó a hipnotizar a los televidentes de un programa al que fue invitado. Aquí en España también practicó la primera hipnosis por teléfono hecha en el mundo, que fue retransmitida por Radio Ser, en el programa “Cabalgata de fin de Semana” en el año 1952. Y es que este hombre hacía cosas increíbles, tan increíbles, que estando en Portugal, fue llamado por el abuelo de Felipe VI, don Juan de Borbón para que realizase un espectáculo en Villa Margarita durante una recepción que ofrecía.

Todo esto nos lo cuenta el sobrino del Profesor Max, Javier Sánchez Elegido, el cual nos encontramos en el museo al finalizar la visita, nos contó un montón de anécdotas de su tío. Mi familia y yo quedamos boquiabiertos escuchándole, y con ganas de saber más. ¿Nos habrá hipnotizado?, porque Javier ha heredado el don de su tío Juan. De hecho, cuando tenía 8 años participó en un programa de televisión donde actuaba José Luis Moreno también, apareciendo Javier con el nombre del “el Profesor Max pequeño” en el año 1968.

IMG_3653

Me pareció muy interesante una de la anécdotas en que el Profesor “Max” llegó a una función una hora más tarde y claro, os podéis imaginar el malestar del público, … pues lo mejor: una hipnosis colectiva!, “señores, por mi reloj, esta hora es la correcta” y todos le dieron la razón y el espectáculo dio comienzo sin problema alguno. Se lo que estáis pensando todos: que maravilloso seria poder hacerlo aquella vez que…..

La verdad es que la vida de este hombre llenaría las páginas de varios libros y hacer otro museo solo para su persona. Haber contado los las explicaciones de Javier en primera persona, ha sido un auténtico privilegio. Que se lo digan a Gabriela, que le enseñó un pequeño truco para que practique con sus amigos!, está encantada.

IMG_3650

Juan Elegido Millán, el Profesor Max, murió en un accidente de tráfico en Granada en 1975 a los 62 años.

Pero vamos a hablar del museo, que con la emoción, ni os de dicho que hay. Se trata de miniaturas de todo tipo, de increíbles miniaturas. ¿Y que tienen que ver las miniaturas con la hipnosis?, pues nada….  Ja, ja, …

IMG_3554

 

El Profesor Max viajó por todo el mundo (creo no dejó ningún continente por visitar), y como no se podía traer cosas grandes empezó a coleccionar las cosas pequeñas, llegando a acumular unas 35.000 piezas junto con su hermana, todo el arte en miniatura.

Las piezas las fue consiguiendo a lo largo del tiempo, preguntando por miniaturistas allá donde estuviese, e incluso encargándoselas a artistas que no eran miniaturistas.

Javier Sánchez Elegido fue el que inició este proyecto a la muerte de su madre, la hermana del Profesor Max; que ya en vida le rondaba la idea de crear este museo en su pueblo natal, pero por cuestiones de la vida no llegó a realizar.

En la sala de museo no están expuestas la totalidad de las piezas, solo parte, ya que aún falta por rehabilitar el piso de arriba del convento, y eso depende del ayuntamiento… así que la cosa va despacio.

Al entrar le dieron a Alejandro un “banquito”, para que pudiese llegar bien a las lupas para ver algunas de las miniaturas. Sí, lo habéis leído bien: lupas, porque de lo contrario no podríamos ver los detalles de las mismas.

Al adentrarnos en el museo, vemos expuestos algunos de los premios que le fueron otorgados al Profesor Max, para pasar a otra zona con una serie de tubos verticales en cuyo interior hay diferentes casitas en miniatura, con lupas incluidas para observar toda su estética interior, hasta el estampado de las alfombras, y cuadros colgados!…. impresionante, pero solo acabábamos de comenzar a darnos cuenta de la dificultad de la realización de estas pequeñísimas maquetas.

Entre esas pequeñas casas, encontramos la casa de muñecas más pequeña del mundo, que está inscrita en el libro Guinness de los Records Mundiales y que su autora es española: Mary Vega.

Para los fans de Asterix y Obelix, tenemos la Aldea Gala!… para esta no nos hizo falta lupa.

IMG_3566

También encontramos escenas en miniatura, como la de un bar, de origen francés, o “travesura infantil” (también traída de Francia), o una ilustración de un libro de Dikens: “El Misterio de Edwin Droop” (escena del fumador de opio, de autor inglés), o un taller mecánico, una tienda de delicatesen……

Las piezas más antiguas de la colección en barro fenicio: un ábaco incaico y flechas de la Edad de Piedra.

IMG_3583

Unas acuarelas, cuyo pincel fue un pelo!

Esculturas en chicle, algas marinas, marfil vegetal y jabón de lavar!

IMG_3588

El globo terráqueo  con banderas del mundo pintadas en ….. LA CABEZA DE UN ALFILER!!!!….. por supuesto, para apreciarlo, hay que usar una lupa. Esta fue realizada por Andrade Guerra (Quito-Ecuador) que fue uno de los mejores miniaturistas del mundo.

Mis hijos y … nosotros, no dábamos crédito a lo que estábamos viendo, nos parecía imposible, pero ahí estaban!. Tremendo pulso, tremenda vista (que luego muchos de los artistas eran miopes).

Un ajedrez de marfil del s. XVIII,…. O un juego completo de un dominó, realizado a partir de una solo ficha del mismo juego, que fue realizado por un recluso del penal de Santoña (España).

No os lo vais a creer, pero también hay una pareja de pulgas disecadas y vestidas (para mi de novios), de Méjico…. Atónitos estábamos…. Las primeras pulgas que ven mis hijos y están vestidas!!!…. ja,ja.,…

Esculturas realizadas en tiza con una aguja, de Sergio Tapia (Chile).

Piezas de marfil del autor Adam Amend (Alemania), considerado el mejor tallista de animales en miniatura.

De nuevo Andrade Guerra, escribió en el canto de una tarjeta de visita:” Max señora del asombro, único en el mundo que hipnotiza por teléfono”

IMG_3617

Increíble colección de zapatos y perros en miniatura.

“La última cena” pintada en un GRANO DE ARROZ!!… También de Andrade Guerra.

IMG_3694

Un par de cabezas reducidas por los Indios Jíbaros, aquí encontramos de un hombre negro y una mujer blanca. Por cierto, existe otro pequeño museo de miniaturas en Mijas (Málaga), “El carromato de Max”… ahí hay otra cabeza de hombre blanco reducida por los Jíbaros, la cual reconoció el FBI como única en el mundo. Estas que tenemos en “El Museo del Profesor Max” es de la misma colección, pero no pidieron atentificación. Ellas fueron un regalo al Profesor Max de un piloto que solía sobrevolar el Amazonas.

A los niños por supuesto les llamó la atención, me preguntaban si eran de verdad, y en este caso se limitaron a decir: “mamá, pues que feos eran!”… menos mal que no me preguntaron como habían reducido las cabezas, y que había pasado con el resto del cuerpo. Yo creo que estaban tan absortos en todo lo que les rodeaba, que ya no les daba más la cabeza.

IMG_3627

Un barco tallado en una nuez china, cuyas ventanas abren y cierran!…

IMG_3634

Un ave tallada en el palo de un fósforo….. y hablando de fósforos, también vimos (con lupa) una reproducción del torero Manolete y el toro Islero sobre la cabeza de un fósforo.

El retrato de Andrés Bello (ilustre venezolano) pintado sobre la cabeza de otro alfiler, del autor Muñoz Willy (Ecuador).

Quiero que sepáis que de verdad puse a prueba el zoom de mi cámara a través de las lupas. Disculpar la calidad de algunas fotos.

Esto y muchísimo más es “El pequeño mundo de Max”!

IMG_3646

 

Desde luego que es una visita que podéis hacer con los niños de la cual vais a disfrutar y desde luego la palabra pequeño adquiere un significado y un valor infinito.

Una escapadita para pasar la mañana o la tarde fuera de casa.

Y esta no será la última vez que hablaremos de Brihuega, este pueblo esconde otros secretos, pero eso será otro post futuro.

¿Os ha gustado?, ¿os ha parecido interesante?… COMPARTIR!!!!….. Gracias una semana más.

Pasando el día en Olmedo y Coca.

Post by María.

Hola a todos!. En esta ocasión os hablaré de otra escapada de ida y vuelta en el día que hicimos a Olmedo, villa situada en la provincia de Valladolid; a unos 155 Km de Madrid (un paseo en coche de una hora y tres cuartos, poco más), cogiendo la AP-6 y luego la N-601.

Que visitamos?, pues el bonito “Parque temático del Mudéjar”, además del “Palacio del Caballero de Olmedo”, y el Castillo de Coca (este último esta en el pueblo de mismo nombre: Coca, a escasos 20 km de Olmedo).

Listos para pasar el día con nosotros?, genial!.

Primero un poquito de historia, como hacemos siempre, y desde luego que esta villa la tiene.

Olmedo debe su nombre a la abundancia de olmos que existían en su término. Fue una de las poblaciones conquistadas por Alfonso VI antes de 1085 y repoblada en 1093 otorgándosele el Fuero de Roa (por el cual concedían a sus vecinos el poder apropiarse de tierras yermas y desiertas). En 1353 estuvo en ella Pedro “El Cruel”, huyendo de su esposa para volver a reunirse con María de Padilla, cuya hija adulterina (vaya palabreja) Constanza, Duquesa de Lancaster, recibió Olmedo y otras villas a cambio de la renuncia a sus derechos a la corona que otorgó en 1388. Habiendo pasado más tarde al dominio de Aragón, cuando este declaró la guerra a Juan II de Castilla, Olmedo se alió con Juan II, siendo severamente castigada, pero el rey de Castilla se presentó con su ejercito a sitiarla, y venció a los aragoneses que la abandonaron esa misma noche.

En 1467 fue corte del infante Don Alfonso, levantado en armas contra Enrique IV, y el 20 de agosto se trabó junto a Olmedo una batalla en que éste quedó vencedor; pero no llegó a entrar en la ciudad, la cual, al año siguiente, pasó a poder de la princesa que había de ser Isabel la Católica. Su esposo Fernando, despachó aquí su convocatoria de las Cortes de Aragón que en 1515 se reunirían en Calatayud.

La importancia que se daba a Olmedo en aquella época se deduce del refrán: ”Quién señor de Castilla quiera ser, a Olmedo de su parte ha de tener”.

Después de esta introducción…. Deciros que como siempre salimos un sábado por la mañana sobre las 11 de la mañana (ya que antes, Alejandro tiene obligaciones que atender, quizás algún día os cuente sobre ello). Así que llegamos para dar un pequeño paseo por el pueblo de Olmedo y buscar un sitio donde comer.

Como habíamos visto que el Castillo de Coca quedaba cerca y cerraba las puertas antes que el Parque temático de Mudéjar, decidimos ir hasta Coca para realizar la visita al Castillo.

Nota: aunque en internet, en diferentes webs pone que abre sus puertas a las 16:30h,…. NO ES ASÍ… abre a las 17:00h. Les pregunté como era no que arreglaban este pequeño detalle, pero los que deben hacerlo no están por la labor,… el horario lleva sin corregir más de un año!. En fin: apertura por la tarde a las 17:00 h.

Caramba, tengo que hablar un poquito de la historia de Coca!, no sería justo solo hablar de la de Olmedo, jeje…

Coca pertenece a la provincia de Segovia (estuvimos saltando de provincia en provincia!, a los niños les pareció muy gracioso y tuve que sacar de mapa para verse).

La Villa de Coca fue un importante asentamiento romano y durante los siglos IV y V Cauca tuvo bastante importancia en el contexto de Hispania. En ella nace el que fuera emperador romano, Teodosio el Grande. Fue conquistada por Almanzor y reconquistada por Alfonso VI en 1086. Napoleón la ocupó en 1808, estableciendo sus tropas en su castillo.

Vaaaaleeeee, me gusta la historia, y algunos estaréis poniendo la misma cara que de vez en cuando me ponen mis hijos.

Castillo de Coca (Villa de Coca).

La Villa de Coca está declarada Conjunto Histórico y Bien de Interés Cultural, con monumentos preciosos, a mis hijos lo que más querían ver es: el Castillo, monumento más representativo de todo el conjunto histórico.

La visita la cogimos guiada, para no ir como “pollo sin cabeza” por el castillo. Que aunque se ve, y es muy grande, la parte visitable es la torre del homenaje, os explico el porqué.

Situado en uno de los extremos del casco urbano, el castillo aprovecha como defensa natural uno de los meandros que traza el río Voltoya. Sorprende el que no se encuentra, como es habitual en la mayoría de los castillos, en una posición elevada, sino que se asienta en un terreno totalmente llano y abierto a la población, situación de la que se percató enseguida Gabriela, con su frase de “mami, este castillo no está en una montaña”.

Está rodeado de un ancho y profundo foso, y por su puesto, imaginación a volar cuando Alejandro se preguntaba cuantos cocodrilos vivirían antes en ese foso (hoy sin agua, por supuesto).

En 1928 fue declarado Monumento Histórico Nacional, es propiedad de la Casa de Alba, cedido al Ministerio de Agricultura de España desde el 1954 y que en la actualidad sirve de sede de la Escuela de Capacitación forestal, además de residencia para sus estudiante, y caramba, como debe sonar eso de “vivo en un castillo”. Ahora ya sabéis porque solo se puede visitar la Torre del Homenaje. El resto de su arquitectura se habilitó para la Escuela.

Su construcción es del siglo XV, y es un importante ejemplo de la arquitectura militar gótico-mudéjar de ladrillo de la época del rey Enrique IV, así como uno de los castillos castellanos más icónicos. Una construcción en la que el empleo del ladrillo alcanza su máxima expresión, no sólo con fines constructivos, sino también decorativos.

Comenzamos la visita en la capilla, pasando por la sala de armas, y alguna pequeña estancia más.

Os mentiría si no os dijese que los peques quedaron un pelín defraudados al ver el esplendor de tan gran castillo y lo poco que se puede visitar del interior. Pero niños son, y encontraron la diversión en subir y bajar por las estrechas y empinadas escaleras de caracol, y les pareció no más que curioso escuchar como metían a los presos en el calabozo: les tiraban por un agujero en el suelo y caían a la celda, con la caída, solían romperse las piernas, con lo cual lo de “escapar” se ponía más complicado.

Las vistas desde lo alto de su torre son preciosas, increíbles pinares rodean el lugar.

Le dimos gracias a nuestro guía por su atención con nosotros y así proseguimos nuestra escapa, de nuevo hacía Olmedo, directos al Parque Temático de Mudéjar!

Parque temático del Mudéjar (Olmedo).

Al llegar a la taquilla, una amable señora nos dijo que podíamos adquirir aquí la entrada conjunta al parque y luego al Palacio de Olmedo. Después de visitar el castillo, no quería meter de nuevo a los peques en otro edificio, y que les contasen más historia de España, pero…., esta buena señora me dijo que este palacio era “una visita diferente”, así que , bueno, compramos la entrada conjunta.

IMG_2973

El parque Temático del Mudéjar de Olmedo reúne monumentos en réplicas exactas y a escala del estilo más original que ha producido Castilla y León a lo largo de su historia, y es que para esta comunidad el arte Mudéjar es más que un símbolo, es color y es personalidad.

Este parque es único en Europa y lo tenemos bien cerca de Madrid.

Los niños y nosotros disfrutamos de un bonito paseo por sus senderos y caminos bien cuidados entre vegetación típica y autóctona de la zona. También podemos ver como recorre un “río” por el parque, y encontrar un lago en la parte central del con 5 grandes chorros de agua.

No fue nuestro caso, porque comimos en el pueblo, pero si queréis hay zonas de merendero, con máquinas expendedoras, así como zonas de juegos infantiles.

Pero desde luego lo que más fascinó a mis hijos, fue el poder meterse dentro de las “miniaturas”, parecían auténticos gigantes. Entre las miniaturas se encontraba el Castillo de Coca, que acabábamos de visitar, y desde luego nos dio un punto de vista diferente. Las miniaturas están hechas con todo detalle.

Nacho y yo nos metimos dentro de algunas de estas miniaturas, de las que pudimos, porque había espacios en los que desde luego solo entraban los niños, quizás nosotros también, pero no nos queríamos arriesgar a tener que llamar a los bomberos para que nos sacasen luego!….. jaja.

En total hay 21 monumentos en miniatura, a los cuales no en todos se puede “entrar”, y a los que están dentro del jardín no se puede acceder, o no se debería, para no pisotear el césped, así no informó una de las jardineras que por allí se encontraban.

Como os acabo de mencionar, encontramos la miniatura del Castillo de Coca, pero también: Ntra. Sra. de la Asunción (Muriel de Zapardiel),San Salvador (Toro), San Pedro (Alcacerén), La Lugareja (Arévalo), Puerta de Cantalapiedra (Madrigal de las Altas Torres), El Boal (Pozaldez), Puerta de Medina (Madrigal de las Altas Torres), Estación de Villalón (Villalón de Campos), Ermita de San Saturio (Soria), Puerta de San Basilio (Cuéllar), Palacio de Pedro I (Astudillo), San Tirso (Sahagún), San Andrés (Olmedo), Monumento a la Soterraña (Olmedo), la Estación de Olmedo (Olmedo), San Juan Bautista (Fresno el Viejo), San Miguel (Olmedo), Fuente de Caño Nuevo (Olmedo),  el Castillo de la Mota (Medina del Campo), y un Palomar típico de la zonal

Habéis notado que he nombrado dos estaciones de ferrocarril?, si?, pues es otro de los atractivos que encontraron mis hijos en este parque, y es que por todo el recinto recorren vías de trenes en miniatura. En algunos puntos Gabriela y Alejandro quisieron parar para quedar absortos viendo circular estos trenecitos.

Hay dos trazado ferroviarios diferentes:

El primero se inicia en la estación de Olmedo (Valladolid). Trazado de vía doble electrificada que realiza un recorrido de ida y vuelta, atravesando túneles, puentes de hierro sobre ríos y rodeando incluso una montaña.

El segundo trazado ferroviario realiza un recorrido imaginario entre la estación de Villalón de Campos (Valladolid) y un apeadero situado en la ermita de San Saturio en Soria. El trazado es de vía única y electrificado con una estación central para efectuar los cruces. A lo largo del trazado pueden encontrarse tres puentes: uno de piedra, otro metálico y un tercero levadizo de ladrillo con forma de arco.

Ya se nos hacía un poco tarde y nos quedaba por visitar el Palacio del Caballero de Olmedo…. Llegábamos a tiempo para el penúltimo pase!.

Se puede ir caminando, pero después de un día largo para los peques, sabíamos que el regreso al coche podría ser muy duro. Así pues, cogimos el coche y en 5 minutos aparcamos delante del Palacio.

Palacio del Caballero de Olmedo.

Decir que “El caballero de Olmedo”, es una de las obras más conocidas de nuestro gran poeta y dramaturgo Lope de Vega, escrita allá por el año 1620, perteneciente al Siglo de Oro español.

En esta tragicomedia se narra una historia de honor, amor y muerte. Honor que es manchado por una ofensa y que debe ser lavado con sangre. Don Alonso (el caballero de Olmedo) es el enamorado, doña Inés la enamorada, Don Rodrigo (caballero de Medina) es al que está prometida doña Inés, y Fabia, la celestina que anda por medio con su “pócimas de amor”…. Vamos que esta historia no acabó muy bien, ya que Don Alonso fue asesinado por Don Rodrigo, y eso que previamente el primero le salvó la vida al segundo en una plaza de toros…. Pero… ya veis.

El Palacio de Olmedo, situado en la mansión de los Condes de Bornos, está destinado a que el visitante pueda conocer la historia de este famoso caballero creado por Lope de Vega a través de una representación teatral realizada tanto con hologramas como con efectos de iluminación y sonido. El pase se desarrolla a lo largo de siete salas en penumbra que envuelven al viajero, durante casi 45 minutos.

La verdad es que es una visita muy original y que gustó mucho, o casi….  Si vuestros hijos son muy asustadizos, no os aconsejo la visita. Una de las salas está destinada a Fabia, la alcahueta, que es presentada como una bruja, y las voces son tremendas, así como los efectos…. Alejandro, pasó un poco de miedo y a partir de esa sala, tuve que llevarle en brazos y estar explicándole que todo aquello era mentira, que era una historia y nada era real.

Se fue tranquilizando, y hoy dice que volvería a ir al palacio del caballero porque ya no tendrá miedo. No se…..

(Del interior de las salas no pude hacer fotos, ya que están prohibas fotografías o reproducciones en vídeo).

Lo dicho, si vuestros peques son de los que se asustan, no hagáis la visita. Porque en caso de que tuvieseis que abandonar la proyección, no se como lo haríais, ya que está todo absolutamente a oscuras menos la sala en que te encuentras, acaba la proyección y se oscurece todo, iluminándose el camino a la siguiente sala. Con el grupo no hay personal del “museo”, dan las instrucciones al principio y luego el grupo se va moviendo solo. Así que, preguntar qué hacer si por cualquier motivo debéis abandonar la sala antes de tiempo.

Pues hasta aquí llegó nuestro día. Todos al coche y rumbo a casa. Los peques se quedaron dormidos enseguida.

Como siempre, si os ha parecido interesante, compartid por favor!. Gracias a todos por seguirnos una semana más.

Aquí os dejo enlaces para que tengáis más info de horarios y precios de las visitas que hicimos.

Castillo de Coca: http://www.castillodecoca.com

Parque temático del Mudéjar: http://www.olmedo.es/pasionmudejar/

Palacio Caballero de Olmedo: http://www.olmedo.es/palaciocaballero/

Castillo y Molinos de Consuegra

Post by María.

Este sábado ha sido de los más divertidos que recuerdo, de aquellos que también te dejan fotografías en tu corazón, por la belleza y disposición de los elementos que te rodean, de la luz, que a veces piensas como pinceladas de claro y oscuro. Ha sido de aquellas visitas que quedarán en la memoria de mis hijos, y de sus padres!!, que por cierto, esta actividad la encontró Nacho.

Dónde estuvimos? En el emblemático Castillo de la Muela, con sus molinos de viento a ambos lados, en lo alto del Cerro del Calderico en Consuegra (Toledo), a hora y media de Madrid.

Historia:

Los orígenes de esta villa manchega, se pierde en los tiempos. Se sabe, por los escritos de Plinio, que hubo en el lugar una importante población carpetana de nombre Consaburum.

Durante la dominación árabe Consuegra se convirtió  en residencia de algunos moros, y en las cercanías de la localidad manchega, el Cid derrotó a Alffgio, valí de Dénia, en el 1082.

El Castillo de la Muela, es de esos castillos que a lo largo de los años ha pasado de mano en mano, y ha sufrido asedios constantemente.

IMG_3243

Es del s. X, fortaleza que contaba con tres recintos amurallados!. Por ahí pasaron celtíberos, romanos, visigodos, cristianos, moros…. Y debido a ello ha sufrido importante deterioro.

Deciros que en 1097 tuvo lugar la Batalla de Consuegra donde, Don Diego, el hijo del Cid Campeador, muere defendiendo el territorio frente a tropas almorávides. Pero, perdió la vida en batalla, o fue traicionado por los “suyos”???…. esa pregunta siempre a la siempre la respuesta en el aire quedará.

Los ejércitos comandados por el rey Alfonso VI, fueron allí vencidos por los almorávides.

En 1183 Alfonso VIII donó el castillo a los caballeros de la Orden de San Juan Hospitalario de Jerusalén, donde establecieron un priorato dirigido por Juan de Austria.

En 1809, fue tomado por tropas francesas.

Con la “desamortización” de 1836 pasó a manos de particulares y en 1962 es adquirido por el Ayuntamiento de Consuegra, comenzando su rehabilitación en 1985, trabajos que aún duran.

IMG_3187

Yo entiendo que explicar historia a los niños, y más cuando son pequeños, puede que no sea de lo más divertido, pero en nuestro caso fue supersencillo ya que la visita fue teatralizada, a cargo de la compañía Vitela Teatro, compañía nacida en Consuegra.

Ya se que empiezo por el final, sí, desde aquí os doy las gracias, gracias a cada uno de los actores que allí nos amenizaron con majestuosas actuaciones, gracias por hacernos disfrutar como niños, por todas las sonrisas que nos habéis sacado a cada uno de los que allí estuvimos, por todas las caras de asombro, nervios, risas, incluso sustos….

Ya son algunas las visitas teatralizadas que mi familia y yo hemos hecho, pero desde luego, esta ha sido la más original, la mejor que hemos realizado.

Pues bien, comienzo mi relato. Habiendo reservado previamente la visita, llegamos al Castillo a mediodía, para recoger las entradas. A las 13h, comenzaba la visita guiada y teatralizada.

 

Punto de encuentro: la entrada al Castillo, allí debíamos esperar a un soldado “muy loco” que a parte de recoger entradas, nos daría la bienvenida a su manera en castellano antiguo…. Tan antiguo que Gabriela y Alejandro pedían traducción, y todos los allí presentes!….

Entre chascarrillos, bromas con los visitantes y “discusiones” con algún habitante más del castillo… comenzaron a relatarnos como fue construido el Castillo de Consuegra, y por todas las “manos” por las que había pasado.

Y entre historias y leyendas de un juglar, sonaron los cuernos avisando de las túnicas negras, que llegan los moros!….. todos dispuestos a entrar en el Castillo para protegernos, y de paso nos dieran unas nociones de lucha con espada de madera para defendernos, para después en parejas practicar…. Alejandro, contra su padre, y lo hizo tan bien que el instructor le dijo que lo harían escudero, y que orgulloso estaba de ello mi niño.

Una vez instruidos, parece que los moros no se atrevieron con nosotros, así que proseguimos visita al interior del castillo para que nuestro peculiares y divertidos personajes nos explicasen un poco más de historia y vida en el castillo.

Del interior no disponemos de fotos para no entorpecer el trabajo de los actores y no hacer saltar flashes durante su trabajo, que bastante incómodos deben ser.

Tampoco quiero desvelar todo lo que aconteció, porque os dejaría sin factor sorpresa. Solo decir que mi familia y yo nos reímos un montón!

IMG_3193

La visita dura como hora y media, pero se pasa muy rápido…. Y te deja con ganas de más.

Actores sublimes en su papel, que por cierto, nada fácil me pareció por sus largos diálogos y expresiones antiguas. En nuestra memoria auditiva quedan sus tremendos timbres de voz, claras y que retumbaban por todos los habitáculos.

Finalizada la visita, el tiempo justo para disfrutar de las vista de la torre más alta del castillo, viendo las grandes llanuras a mi mente vino aquella frase de “ancha es Castilla”!. Camino a la salida pudimos ver el calabozo y jardín. También pudimos charlas con los actores (ya vestidos de calle), que estaban esperando que saliesen todos los visitantes para el cierre de las puertas del castillo.

Cuando recogimos las entradas, nos habían comentado que con ellas podríamos visitar uno de los doce molinos que estaban a los lados del castillo, el “molino Rucio”, ya que cada molino tiene un nombre.

Así que decimos ir a comer al pueblo y después volver a subir al cerro.

IMG_3241

Que hambre teníamos y que rico se come en el pueblo… mientras comíamos vi un letrero anunciando la “fiesta del azafrán”, así que pregunté a la camarera y nos dijo que se celebraba el último fin de semana de octubre, y que es un fiesta muy bonita a la que vale la pena venir…..

Este año se celebrará la 55ª edición de esta fiesta tradicional, declarada de Interés Turístico. En la fiesta de la Rosa del Azafrán, además de la monda del azafrán tienen lugar otras actividades como el teatro, exposiciones, torneos, certamen gastronómico, muestras de artesanía… Esos dias, el Molino Sancho abre sus puertas para la “molienda de paz” donde reparte harina entre sus visitantes. También se celebra el “Concurso Nacional de Monda”. Qué más?, porque hay más cosas!…. se elige a la “Dulcinea” del pueblo acompañada por damas de honor. Y el domingo celebran el “Festival Folclórico de Coros y Danzas” en el que participan grupos de toda la región.

Pues ahí os lo dejo por si os apetece acercaros a Consuegra durante la fiesta de la Rosa del Azafrán, no digáis que no os avisamos!.

Y siiiii….. después de comer volvimos al Cerro Calderico para visitar el Molino Rucio!…. uno de sus famosos molinos de viento, 12 en total, alineados todos sobre el cerro. Estos molinos fueron los que inspiraron a Cervantes el famoso episodio de la lucha con los gigantes de su más popular personaje “Don Quijote de la Mancha”.

Podemos entrar con la misma entrada del castillo, pero de forma libre. Nosotros decidimos pagar 2€ por adulto (niños gratis) para recibir explicaciones del molinero.

No tuvimos mucha suerte con respecto al viento, más bien escaso, pero lo justo para que el molinero lo pusiese en marcha unos segundos y ver como funcionaban todos sus engranajes y se hacia la molienda.

El molino se considera la primera fábrica de la historia, ya que tiene los mismos elementos: un edificio, una fuente de energía, la maquinaria y los operadores, teniendo como resultado la salida de un producto, en nuestro caso: harina (por cierto, la harina que fabrica este molino en concreto, va para uso animal, ya que debido a las impurezas no es para consumo personal)

El uso original del molino de viento era el molido de cereales, especialmente el del trigo (los peques vieron allí los sacos de trigo y maíz). Con el tiempo se diversificaron las maneras de aprovechar el viento por medio del mismo mecanismo y se denominó molino de viento a todo aparato movido por la fuerza del viento,  sin importar su tarea.

En general, el molino de viento funciona cuando el viento mueve las aspas (viento escaso que había en el momento de nuestra visita), haciendo girar un eje central que está conectado a una piedra para moler. La mejor piedra para moler es el pedernal, ya que no causa impurezas en la harina resultante (no era el caso de este molino, ya os comenté que la harina resultante va para consumo animal debido a las “cáscaras” que contiene).

 

Por cierto, yo no tenia ni idea, podemos cambiar la orientación de las aspas (según el viento) mediante una palanca enorme que está fuera del molino.

IMG_3295

Otra curiosidad, es que el techo del molino es desmontable, porque por algún sitio debemos sacar la gran piedra utilizada para moler o la gigantesca rueda que hace que todo funcione, y desde luego, por la puertita y estrechas escaleras, no caben!.

Salimos de esta visita con más información para nuestro saber. Cuántas cosas hemos aprendido en esta excursión!!.

Nacho nos dijo que él sabia que en este pueblo se encontraba una presa romana, y como teníamos tiempo, salimos en su busca.

Por el pueblo hay indicadores, pero una vez salimos…. Ya no…. Solo un gran cartel con publicidad de la presa, sobre un camino de tierra de color clara, a unos 4 Km de Consuegra. En ningún momento indicaba que fuese por ese camino de tractores, … pero en vista que al pasarlo ya no encontramos desvío alguno indicando por donde se iba, decidimos tomarlo.

IMG_3300

Tiene su encanto, porque vas por tierras de cultivo, sobretodo vid. Nos perdimos un poco porque nos habíamos imaginado la presa de otra manera, pero aprovechamos para pasear entre uvas y campos donde ya habían recogido los cereales plantados, mis peques también averiguaron como son la almendras cuando aún cuelgan del árbol….

Solo decir que cuando ese camino se desvía en dos, coger el camino de la derecha (el que va hacia el Santuario de Urda) y observar bien a vuestra derecha… lo que yo pensaba que era un muro de piedra separando campos o cultivos, resultó ser lo que queda de la presa romana.

Y es que en nuestra cabeza estaba la imagen que aparece en la web y fotografía del cartel que allí encontramos, pero justo ese primer tramo, no se parecía mucho…..

Esta presa fue construida por los romanos entre el s. I y II d.C., con el fin de abastecer a la población, la más larga y más antigua de la historia. Actualmente, como os he dicho está situada entre cultivos de cereales y viñedo.

Está declarada de Bien de Interés Cultural, conserva el frontal y paramentos y contrafuertes. Hoy en día no tiene funcionalidad.

Solo puedo decir que objetivo conseguido, vimos la presa.

Ya nos íbamos para casa, pero Alejandro observó que acababan de encender las luces del castillo y de los molinos, y nos pareció una buena idea volver a subir al cerro Calderico y verlo de cerca.

Gran idea, preciosas las fotografías que pudimos tomar con la cámara y con nuestra memoria, porque son de las que te quedan para toda la vida.

Ahora, que se que estáis deseando hacer esta excursión, podéis consultar horarios y precios en www.turismocastillalamancha.es/patrimonio/castillo-de-consuegra-42364/descripcion/

Para las visitas teatralizadas: Sábados, Domingos y Festivos a la 13:00h, venta de entradas en taquilla o si preferís reservar (para no quedaros fuera, que sería una pena), podéis hacerlo llamando al teléfono 621 201 718 o e-mail reservas@vitelateatro.com

Avisaros de que normalmente las visitas teatralizadas al Castillo quedan aplazadas en invierno, desde el 15 de noviembre hasta febrero más o menos.

Espero que os haya gustado este post (mi familia y yo de verdad que disfrutamos esta visita) si es así, por favor, compartid!!!…. muchas gracias una semana más.

Centro de Fauna José Peña

Post by María.

Hoy os voy a hablar del Centro de Fauna José Peña, situado en Navas del Rey.

Para llegar, saliendo de Madrid por M-501, salida Navas del Rey y en la rotonda, primera derecha. Facilito, no?… además hay un gran cartel justo antes de la rotonda que te lo indica, para torpes como yo.

Este centro inició su actividad a finales de los noventa, cuando la primera escuela taller comenzó con la recuperación de la zona conocida como “Las Canteras”, antiguo vertedero municipal. Empezaron recuperando un par de lagunillas que repoblaron con vegetación autóctona típica de humedales. Poco a poco, conjuntamente con escuelas taller de la Comunidad de Madrid, construyeron las infraestructuras para albergar a las más de 40 especies que hoy viven ahí.

Los animales que aquí han encontrado su hogar, son irrecuperables, es decir, animales que en libertad no se pueden valer por sí solos, necesitan cuidados. Algunos proceden de entidades como GREFA (grupo de rehabilitación de la fauna y flora autóctona y su hábitat) el CRAS (centro de recuperación de animales silvestres) o recogidos por agentes del SEPRONA (servicio de protección de la naturales de la Guardia Civil).

El sitio es similar al que ya visitamos ya hace un tiempo, “Cañada Real Open Center” en Peralejo (al lado de El Escorial)

Estuve buscando quien era José Peña, y lo correcto es decir quién es….. Este hombre ha dedicado su vida a la recuperación de la flora y fauna autóctona, residente en Navas del Rey, hoy en día jubilado (pero sigue pasándose por el centro), persona autodidacta que comenzó su labor en una escuela taller de Chapinería (el pueblo antes de llegar a Navas) llamada “El Palomar”, y que también colaboró en la escuela taller de este centro que antes era conocido como Centro de Fauna Navas, o incluso el Vivero de Animales (como llamaba a este lugar la gente del pueblo). Que en momentos bajos en los cuales faltaba personal y medios económicos, él seguía pasando por allí para alimentar a los animales. Así que, qué mejor nombre en homenaje a este buen señor, que además ha colaborado en programas de televisión dedicados al mundo salvaje.

Hoy en día, en centro consta de más de 8 hectáreas de terreno donde se da cabida a esas más de 40 especies de animales que os he comentado anteriormente. Con educadores que hacen de guías a grupos escolares y grupos de particulares. Aquí podemos aprender un poco más de todo el espacio natural que nos rodea.

En nuestro caso, llamé el día antes para reservar un taller, el de interacción con animales, que en teoría se debe hacer 48 horas antes, pero no hubo problema alguno.

Nuestra visita fue “autoguiada”, es decir, llegamos, adquirimos nuestras entradas con las cuales te dan un mapita de las instalaciones y a patear y descubrir. Eso si, si te encuentras con personal de las instalaciones y les haces preguntas, son super amables y te dan detalladas explicaciones, de hecho, supimos que uno de los lobos no se encontraba en su recinto porque al pobre le habían detectado un pequeño tumor que por supuesto necesitaba cura.

En la taquilla, adquirimos una bolsita de comida, ya que a algunos animales les podemos dar de comer; ellos ya te especifican qué animales y cómo darles de comer (si tirársela en el suelo o si se puede dar en la mano).

Alejandro fue el encargado del mapa, así pues, será nuestro guía y nos diría por dónde dirigirnos (tranquilos, es un recorrido circular siguiendo una senda…. Jeje,…., pero él se sentía superbien!).

Con lo que no contaban mis hijos, ni nosotros, era con encontrarnos con una surtida “banda” de gansos a poco de comenzar el recorrido; los cuales nos asaltaron en busca de comida…. Alejandro y Gabriela dieron rápidamente marcha atrás y me dejaron sola “ante el peligro”. Cierto es que era yo la que llevaba la bolsa de la comida, y se abalanzaron sobre mi…. Me sentí “mamá pato” total!!.

Después del “susto”, Alejandro se animó a darles de comer a mi lado; Gabriela prefirió mantener las distancias.

Enseguida encontramos la primera de las lagunillas, con un pequeño observatorio donde nos metimos, allí se pudieron ver patos sobretodo, que competían por la comida con peces. Estoy segura que descubriríamos más “cosas” si nos hubiésemos quedado un ratito observando, pero mis hijos no se caracterizan por la paciencia, imagino que como la mayoría de los niños. Tenían prisa por seguir con la visita.

Alejandro había visto un castillo en el mapa, yo le dije que era un palomar que allí había, pero él tenía razón: había un castillo, más bien los restos del Castillo de Navas del Rey, construido en el 1306 y conocido como  Castillete de los Moros, pero que la reina Isabel II ordenó volar, porque las ruinas de este castillete, servia de refugio a ladrones y maleantes… así que no queda mucho de el.

 

Enseguida vimos los hábitats de los lobos, ciervos, vamos, muflones, jabalí…

Después llegamos a la zona de animales de granja, donde las cabras eran las auténticas estrellas,  todos los niños estaban encantados con ellas…. Pero también estaban los cerdos, conejos y cobayas…

Ya estaba llegando la hora de inicio de nuestro taller (las 13:00 h), así que nos dirigimos hacia la carpa donde se desarrollaría, y una vez reunidos todos los participantes, iniciamos la actividad dando de comer a conejillos y cobayas, todas ellas muy simpáticas. A los niños les habían dado diferentes alimentos: pimientos, fruta, lechuga,… y ellas se dirigían a las manos de los niños que tenían lo más apetitoso en ese momento para ellas…. Jaja…

 

Después, ya todos sentados en bancos corridos por los laterales de la carpa, nos presentaron a una mofeta. Os podéis imaginar que de las explicaciones que nos dieron sobre este animal, los niños se quedaron con aquello de “suben la cola y se tiran un pedete de olor espantoso”…

CCAF2556-4DD6-4622-A0EF-8E00EEE77372

A la mofeta no la tocamos, por lo que pudiese pasar, aunque la monitora que nos acompañaba, nos dijo que nunca llegó a oler uno de sus pedetes, por suerte!.

El siguiente en presentarse fue un erizo, a los niños les sorprendió el tacto áspero de la púas. Pensaban que se pincharían con ellas, pero les explicaron que eso pasa si se sienten amenazados o tienen miedo. Así que todos nosotros fuimos muy cuidadosos con él.

La siguiente en hacer acto de presencia fue una atlética hurona, la cual nos demostró su agilidad. Las monitoras nos pidieron que, sentados, levantásemos los brazos y con mucha rapidez pasó sobre nuestras piernas cual rayo…. Perseguía la comida que llevaba en la mano su cuidadora!… les encantó a los niños.

Ahora les toca a los reptiles, empezamos conociendo a una salamanquesa “bebé”, la cual no tocamos porque estaba mudando la piel. Después le llegó el turno al gecco, que por cierto, todos deberíamos tener uno en nuestra habitación para librarnos de insectos no deseables… jaja…

C311566F-F6A0-4AF9-8B35-91BEC0792D90

Como no, una pitón, la cual su tacto también sorprendió por su suavidad.

C5DB3777-B934-49A6-9290-70C5F53988DF

A las aves, las representó un cernícalo el cual lo hicieron volar de un lado a otro de la carpa, y una lechuza que, puesto un guante especial los niños, se posaba en los brazos de los peques.

También vimos como se alimentaba la lechuza, a la que ofrecieron un ratón muerto y engulló por completo. Nos explicaron que más tarde expulsaría una bola de pelo, y que si abríamos esa “bola” encontraríamos el esqueleto completo del animalillo. De hecho, nos mostraron varias que habían recogido de sus hábitats. Teníais que ver los ojipláticos niños (y algún que otro mayor)

Así se dio por finalizado el taller. La verdad es que estuvo genial y vale la pena.

Hora de comer!….

Podéis llevaros el picnic (lo que queráis, menos la bebida que se compra dentro del centro) ya que tienen una zona habilitada para ello. Si no lo lleváis, podéis encargarlo allí (decirlo cuando reservéis) y ellos os proporcionaran uno. Nosotros nos llevamos en nuestro.

64908BC2-F2E5-4078-81C8-AAA54FE51D31

Por supuesto hay baños, y también decir que no hay ningún problema en llevar a los más peques en su cochecito, totalmente transitable.

Cuando acabamos de comer, visitamos la parte dedicada a las aves, vimos búhos, lechuzas, águilas, cernícalos, periquitos, cotorras…. Y buitres, a los cuales vimos como eran alimentados.

Los peques quedaron embobados con los ratones, … si, si… ratoncillos que a través de un cristal, veían como recorrían su madriguera; quedaron hipnotizados por ellos.

En un momento dado, una persona del centro, pidió niños voluntarios para dar de comer a las gallinas dentro del gallinero, y por supuesto, se apuntaron todos los que en aquel momento estaban en la zona. Allí se atrevieron a darles de comer en la mano, eso sí, a las que consideraron más pequeñas, en cuanto se les acercaba alguna gallina de más envergadura o gallo,… se iban en dirección contraria, o lanzando al suelo el pienso…. Ja, ja, ja….

Sitio 100% recomendable para visitar con vuestros hijos, se llevarán una buena experiencia y saldrán de allí sabiendo un montón de cosas nuevas sobre la vida de los animales.

Encontraréis toda la info en su web: http://www.naturanavas.com , precios, horarios y todas aquellas actividades que vayan desarrollando. Por ejemplo, este mes el día  24 “Cetreros por un día” y el 29 “Berrea en familia”…. No les perdáis ojo!

Si os apetece podéis ver nuestra entrada donde os contábamos nuestra visita a “Cañada Real Open Center”

Cascada del Hervidero

Post by Gabriela.

Hola a todos!, soy Gabriela, la hija de María. Muchos ya me conocéis a través de los post que han ido colgando mi mami y Marta. Por cierto, ya sabéis que ellas se conocieron gracias a Lucia (la hija de Marta) y a mi?.

Lucia y yo nos conocimos cuando teníamos tres años, y a pesar de que ahora llevamos años en colegios distintos, seguimos siendo muy amigas y espero que sea así por siempre.

Tenía muchas ganas de escribir un post. Junto con Lucia, Jorge y mi hermano Alejandro, siempre hemos sido los protagonistas de todas las aventuras que Marta y mi mami escriben en este blog. Ahora, escribiendo, me siento protagonista total en este post.

En esta ocasión a mi mami se le ocurrió hacer una pequeña ruta a pie, de senderismo hasta la Cascada del Hervidero (San Agustín de Guadalix).

5F553346-A8A7-4F5B-BD05-344B2F87257E

Cogimos el coche y lo dejamos aparcado en el área recreativa del Polígono Industrial de San Agustín de Guadalix. Como allí no había ningún sitio para comprar agua o comida, íbamos preparados con unas pequeñas mochilas con agua y sandwiches.

Comenzamos a caminar al lado del río Guadalix, que es un afluente del río Jarama, y al pasar por la zona de merendero, encontramos unos señores bastante mayores que estaban arreglando un dron y un helicóptero de aeromodelismo (vaya palabreja que he aprendido: aeromodelismo). Mi mami, se lió a hablar con ellos, y al final el señor fue tan amable de enseñarnos como hacía volar su dron. ¡Fue una auténtica pasada! A mi hermano y a mi nos encantó, de hecho, Alejandro se quiere comprar uno, pero mami le dijo que aún es pequeño y quizás en su próximo cumple se lo regale.

Después de ver volar el dron, seguimos la marcha siguiendo el curso del río.

Os voy a decir que mi mami no pensaba que fuésemos capaces de llegar a la cascada, creía que solo llegaríamos a mitad de camino, donde hay una gran poza para bañarse. Es que a mi hermano y a mi, no nos gusta demasiado caminar, pero la verdad es que me quiero ir acostumbrando para poder hacer recorridos más largos y más chulos.

Estuvimos caminando por el lado derecho del río hasta llegar a un puentecito de madera que cruzamos al otro lado.

Alejandro no quería darle la mano a mami para que lo ayudase en alguna zona donde podría resbalarse, decía que él era ya mayor y podía solo.

Papá dice que mami es como los japos, porque hace fotos a todas las cosas (igual que yo, a mi también me gusta mucho). Hizo fotos graciosas como las pisadas de un perro o a unas hormigas gigantescas de cabeza roja. Yo le hice una foto a la que no me pude resistir, “mami haciendo el tonto sobre una pequeña piedra en el río”, anda que si se llega a caer y le saco la foto en ese momento….  Sería un recuerdo para troncharse!… No se cayó…. Ji,ji,ji.

El paisaje era precioso, y pude sacar un montón de fotos chulas.

Pasamos un poco de calor en algún momento en el que el camino no tenia ninguna sombra. Alejandro decía que se estaba asando como una salchicha y nos pusimos todos a reír.

A cada paso, avanzábamos más, ya habíamos pasado la poza hacía un rato y llegamos a una carreterita hasta llegar a un puente de hierro que cruzamos. Estábamos de nuevo en el lado derecho del río.

Seguimos caminando y al cabo de un ratito comenzamos a escuchar la cascada, pero no la veíamos.

Llegamos a otro puente que no se podía cruzar porque es propiedad del Canal de Isabel II (canal que ya me explicó mami que nos trae agua a la ciudad), tenía una cadena por delante, justo al llegar a una caseta de piedra de se llamaba “Almenara del Sifón de Guadalix”, así, que dejando el puente a nuestra izquierda, bajamos por una escalerillas de piedra que nos llevaron a la cascada.

D66DEE63-8720-47C7-AA06-F20E7953AEEA

Cuando llegamos, nos quedamos alucinados, la cascada, más bien dos cascadas, eran preciosas!!. Mi familia y yo decidimos bañarnos porque estábamos bastante acalorados del camino.

D99CF3AD-79DF-4B9A-80B2-93B96CCBDD43

La primera en meter los pies en el agua fui yo!, eso sí, después de ponerme mis “cangrejeras”. El agua estaba HELADA!!…. pero no nos importó demasiado. Me siguieron al agua mis padres y mi hermano.

Cuando llegó la hora de salir del agua, yo no quería salirme, pero tuve que salir porque mami nos recordó que teníamos que caminar de nuevo y no quería que se oscureciese por el camino.

Pero antes de irnos, mientras nos secábamos nos comimos los sandwiches que llevábamos en las mochilas. Recogimos todo y vuelta al camino.

Esta vez ya no daba el sol y también íbamos más fresquitos después del chapuzón en el agua fría.

Mientras que caminábamos de regreso, mi hermano imaginaba que podría encontrar algún fósil de dinosaurio (le encantan los dinosaurios). Mi mami le animaba a encontrarlo, y le contaba que hacía millones de años, por ese mismo camino, paseaban enormes dinosaurios.

En las excursiones que hacemos, Alejandro y yo solemos recoger algún recuerdo del lugar que visitamos. Esta vez, cogimos unas bellotas y unas piedras pequeñitas del lugar donde nos bañamos.

95635130-580A-4C2C-886E-FD0C4454CB7B

Cuando llegamos al coche comenzaba a ponerse el Sol, menos mal que hicimos caso a mami, y salimos del agua cuando nos lo dijo!

Ella estaba muy orgullosa de nosotros, habíamos conseguido llegar a la cascada y volver, sin protestar. De hecho, Alejandro dijo que nos merecíamos unas buenas hamburguesas del McDonalds, porque habíamos sido unos campeones, así que hicimos que papá parase a por ellas.

Espero que os haya gustado mi post. Muchas gracias por seguir nuestras “aventuras”. Muchos besos a todo el mundo.

Lucía, espero que no tardemos en juntarnos para vivir otra aventura juntas y poder escribirla entre las dos.

Pontón de la Oliva

Post by María.

Pues ya estamos de vuelta!…. Bueno, creo que Marta sigue por tierras gallegas, que envidia!!, pero con todo lo que ha trabajado, no debería regresar hasta octubre!!…Un besito Marta.

Nosotros llegamos ya a Madrid, pero a la primera que se nos ha presentado, nos hemos escapado a las afueras de la ciudad, ver tanto asfalto después de estar tanto al aire libre se nos ha hecho duro.

En esta ocasión visitamos el Pontón de la Oliva que es una presa en desuso, situada en la sierra de Ayllón, al noreste de la Comunidad de Madrid y al noroeste de la provincia de Guadalajara. Se construyó en 1857. Es la sexta y última presa en el curso del río Lozoya, y la más antigua de todo el sistema de presas y canalizaciones del Canal de Isabel II, red que suministra el agua potable a Madrid y a buena parte de la comunidad.

En la obra trabajaron 1500 presos de las guerras carlistas, 200 obreros libres y 400 bestias, en durísimas condiciones. En el campamento situado a pie de obra apareció una epidemia de cólera. Las obras del proyecto no se circunscribían a la presa sobre el Lozoya, y los ingenieros utilizaron un sistema de comunicación entre obras basado en palomas mensajeras al que llamaron “telegrafía alada”.

La inauguración se celebró en la carrera de San Bernardo de Madrid, en un acto al que asistieron la reina Isabel II de España y todo el Consejo de Ministros.

La vida de la presa fue corta. Los ingenieros habían elegido mal el lugar donde erigieron la presa y pronto aparecieron filtraciones que arruinaron su capacidad de embalse.Debido a las filtraciones, en verano el nivel del embalse descendía por debajo del nivel del canal de salida. En 1860 se construyó urgentemente la pequeña presa de Navarejos para poder tomar el agua del río. Pocos años después la presa del Pontón de la Oliva cayó en desuso y fue sustituida por la del embalse de El Villar, ubicada 22 km aguas arriba e inaugurada en 1882.

A pesar de que ya no realiza la función para la que fue construída, la presa del Pontón de la Oliva sigue en pie y forma parte del patrimonio histórico de la sierra de Ayllón.

Lo más impresionante del Pontón, es la pasarela volada que corre por la pared occidental del cañón, a una respetable altura sobre el lecho verde del embalse vacío. Caminando por ella se ven, cada pocos pasos, las argollas herrumbrosas a las que permanecían encadenados los siervos de la pena, y justo enfrente, al otro lado de la presa, los acantilados grisáceos y amarillentos de casi cien metros, donde los escaladores se ponen a prueba.

Nosotros recorrimos la pasarela para luego bajar a ese lecho verde, mezclado con zonas de arena, y luego nuestros pequeños escaladores, Gabriela y Alejandro, se animaron a subir parte de la pendiente de la presa y recorrerla de lado a lado.

Después de esto, bajamos al río, que en esta ocasión no llevaba mucha agua debido a todo este calor, para refrescar los pies, y escoger algún canto rodado que les llamó la atención por su forma y color.

Regresamos al otro lado de la presa para sentarnos al lado del río a merendar, y por supuesto seguir paseando con los pies a remojo.

Resulta un sitio estupendo para llevarnos un picnic y darnos un chapuzón cuando el calor aprieta, ya que el agua os aseguro está bastante fría, no vi a nadie que metiese su cuerpo más allá de sus rodillas,…. Ja, ja, ja…. Y menos de sexo masculino!….

Recomendable llevar unas cangrejeras para meternos en el río y evitar hacernos mucho daño con las piedras, bueno, si alguien no las lleva, puede “disfrutar” de un estupendo “pediluvio” natural…. A mi me quedaron los pies nuevos!…. Je, je.

Hay una ruta de senderismo fácil que va desde la presa de Pontón de la Oliva a la presa de la Parra, unos 7km solo ida, pero para poder hacerla creo que mis hijos deberán estar un poco mejor de forma; mejor dicho, coger un poco más de fondo.

Para nosotros este lugar ha sido todo un descubrimiento, y además está al lado de Patones de Arriba, pueblo del que nos habló Marta en su post https://mamaspequesysuperplanes.com/?s=patones+de+arriba&submit=Buscar

 

Anda!, que no os he contado cómo llegar… pues cogemos A-1 dirección Burgos, salida 50 dirección Torrelaguna, cogemos la M-102 hacia Patones de Abajo y poco después de este pueblo, ya encontramos indicaciones a Pontón de la Oliva. Así de fácil llegar. Total, unos  60 Km de Madrid.

Excursión totalmente recomendable para pasar un estupendo día con los niños, no os defraudará.

Visita a Almadén (parte II)

Post by María.

Siguiendo con nuestra escapa de fin de semana a Almadén (Ciudad Real)….. ¿os acordáis de nuestra visita a las Minas de Almadén?….

La historia, la vida de este pueblo está ligada a estas minas.

IMG_0987

Nosotros pernoctamos la noche del sábado en la Plaza de Toros de Almadén, sí, tal como lo leéis. Podemos decir que hemos dormido en una plaza de toros, además, única en el mundo ya que es la única con forma hexagonal. Toma ya!… ja, ja,..

PLAZA DE TOROS DE ALMADÉN.

Para conocer el por qué se levantó esta la construcción de la plaza de toros, hemos de detenernos en cuatro grandes situaciones que se produjeron en aquellos tiempos:

1) Las necesidades de mercurio aumentan enormemente al descubrirse nuevas minas de metales preciosos en América, lo que conlleva lógicamente un incremento en la mano de obra que acude a trabajar a Almadén y que se une a los forzados y esclavos para obtener el mayor volumen posible de mercurio. El establecimiento minero tuvo que hacer que los obreros acogiesen en sus casas a otras familias de trabajadores, pues la escasez de viviendas, al crecer la población tan rápidamente, se convirtió en un gran problema.

2) Según parece, los forzados y esclavos contagiaban enfermedades a los obreros libres y el hacinamiento de la población en las casas (había casas que acogían hasta cinco familias) las extendía rápidamente por la localidad. Se dio una situación de sequía alrededor de 1.750 que produjo una situación de epidemia, con una alta mortalidad. La necesidad de contar con un hospital para tratar a los trabajadores se puso de relieve, por estar el pequeño hospital de La Caridad muy deteriorado.

3) La población en esta época tiene pocos divertimentos, siendo el de los festejos taurinos el principal; sin embargo, la zona que se emplea para ellos (la Plaza de la Constitución actual) tiene un pozo de mina, el Torno de San Juan, que dificulta que se lidien toros. En un principio, y tal como recuerdan los nombres populares que conservan, los toros se traían desde el descampado que actualmente ocupa la Plaza de Toros, se corrían por “la calle de los toros” y se encerraban en los bajos del actual ayuntamiento (“el toril”) para ser lidiados. El que se extraiga cinabrio también en este punto impide que esto siga realizándose y el Superintendente no se contenta con la idea de tener que privar a los obreros de este espectáculo.

4) Se desató uno de los mayores incendios que se recuerdan en las minas, del 5 de enero de 1.755 al 23 de julio de 1.757, día que se retoman los trabajos. El Rey Fernando VI ordenó que nadie abandonase la mina de Almadén y que entretanto durase el incendio, los trabajadores fuesen ocupados en otros trabajos.

Estos problemas son los que se encuentra a su llegada el Superintendente de las minas, Francisco Javier de Villegas.

Villegas decide dar solución a esta situación con la construcción de un coso taurino original y único, que aparte destinarse a festejos, financie la construcción del hospital y termine, merced a las veinticuatro viviendas que lo rodearán, con la situación de masificación de las casas del pueblo.

Fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1.979 por la UNESCO. En 1.999 se comenzó su rehabilitación, que finalizó en 2003.

Aquellas que antaño fueron viviendas hoy en día están reconvertidas en lujosas habitaciones que conforman el HOTEL PLAZA DE TOROS DE ALMADÉN. Y su plaza de toros sigue albergando importantes corridas.

Los niños disfrutaron correteando por todas sus estancias, descubriendo pequeños rincones, y qué decir de la amabilidad de sus empleados, que hasta nos dejaron un capote para jugar en la “arena”.

A mi, personalmente, no me gusta “la fiesta del toro”, pero hacer el ganso?…. a eso me apunto!… hice de toro, mi hija Gabriela me toreó, aunque ya os digo que para eso no necesita ningún capote… ja, ja, ja….

Siguiente visita:

HOSPITAL DE MINEROS DE SAN RAFAEL.

La entrada al Parque Minero incluye entrada para visitar el Hospital Minero de San Rafael, pero ojo, informaros antes de los horarios porque en invierno los domingos está cerrado al público y si visitáis la mina en turno de tarde el sábado, pudiese ser que os quedaseis sin esta visita. Ahora en verano abre los domingos también.

El Hospital de Mineros San Rafael es un edificio construido en el año 1755 y que entró en funcionamiento en 1774. Tardó en construirse 24 años debido a problemas de financiación. De hecho, la construcción de este hospital como os acabo de contar, está relacionada con la Plaza de Toros, que se utilizó para sacar fondos para su construcción.

Su función original era la de Hospital y como tal funcionó hasta el año 1975, después de lo cual el edificio se abandona hasta que en 2002 se decide su rehabilitación. Fue uno de los primeros hospitales de España que contó con una estructura asistencial profesionalizada. Esta pequeña ciudad fue la primera ciudad del mundo en la que se creó un hospital para tratar el hidrargirismo, conocido como el mal del azogue, que contó, ya en el siglo XVIII, con profesionales especializados y con tratamientos curativos como el cajón-sauna y la playa.

El Hospital de Mineros de San Rafael fue declarado Bien de Interés Cultural en 1992.

Actualmente alberga el Archivo Histórico de la Minas de Almadén. Todos los fondos documentales datan desde el siglo XVIII hasta nuestros días.

En 1.999 se creó la Fundación Almadén Francisco Javier de Villegas con el fin de rehabilitar el patrimonio histórico de las Minas de Almadén, y procurar los medios necesarios para que ese patrimonio pueda ser conocido, estudiado, visitado y utilizado por el mayor número de personas, fomentando de este modo la economía social de Almadén y su comarca a través del turismo.

En este edificio se pueden visitar tres salas museos, una dedicada a explicar la historia de este edificio como Hospital; otra dedicada a explicar la metalurgia del mercurio y su evolución y la tercera se dedica a la población de Almadén y su comarca, la vida y costumbres de sus gentes.

Los niños, gracias a una aplicación de ordenador que encontramos en una de sus salas, supieron que consecuencias tenía para las personas el padecer hidrargirismo, conocido también en el nombre popular de “baile de san vito”.

Después de visitar estas salas, continuamos nuestra visita por los jardines, desde los que accedemos a los Calabozos, no nos olvidemos, como ya os conté en mi anterior post, de que en estas minas trabajaron presos, y cuando enfermaban eran tratados en este hospital.

IMG_0956

Este calabozo no era muy grande, y podemos ver las cadenas a las que permanecían atados aún estando postrados en los camastro.

IMG_0957IMG_0961IMG_0958IMG_0962

Y nuestra última visita fue:

REAL CÁRCEL DE FORZADOS.

IMG_0760

Los escritos nos dicen que en 1525 ya estaba en funcionamiento la primera Cárcel de Almadén, una prisión para presos comunes pero sobre todo para presos forzados de la Corona, gitanos y esclavos.

Desde 1559, la falta de mano de obra en las minas de azogue para mantener el volumen de producción necesaria comienza a suplirse con reos condenados a trabajos forzados, esclavos comprados por los administradores o enviados allí por sus dueños para su “corrección” y gitanos que eran acusados de ladrones sin haber cometido delito alguno.

La cárcel antigua, situada en una casa junto al a Mina del Pozo, albergaba entre 30 y 80 forzados, así como igual número de esclavos. En 1644 fue construida una galería que comunicaba la cárcel con la mina (galería que pudimos ver cuando visitamos el Parque Minero) con la que se pretendía evitar las posibles fugas, ya que los presos pasaban a la mina desde la cárcel sin salir al exterior. A esta galería la llamaba “crujía”.

Ante la necesidad de mano de obra y la falta de espacio para albergar a los forzados en La Crujía, en 1754 fue construida la Real Cárcel de Forzados. El edificio constaba de dos plantas, en la primera planta estaban las dependencias del personal y en la segunda las celdas de los presos.

El trabajo de forzados se mantuvo hasta 1799, cuando después de más de doscientos cincuenta años, el Rey suprimió la pena de minas. Las razones para esta abolición fueron que no existían trabajos que pudieran fiarse a los forzados, ya que desde el incendio de la mina de 1755 atribuido a ellos, estaban excluidos de las tareas interiores de la mina. En 1800 fue desmantelado el presidio y trasladados sus ocupantes al de Ceuta.

Después de esto, estas instalaciones fueron utilizadas durante el s. XIX como Cárcel Provincial, pasando por un periodo en el que se utilizó como campo de concentración (1939-1941), seguido de otro en el que fue utilizada como silo-almacén de trigo del Servicio Nacional de Cereales (1941-1969). Finalmente, la Real Cárcel de Forzados fue demolida en 1969 y en el solar que quedó se construyó la actual Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén.

En la actualidad se conservan parcialmente los sótanos del inmueble, que han sido recuperados e integrados en el edificio de la Escuela Universitaria de Almadén, y que pudimos visitar, la verdad es que queda más bien poco.

También se alberga un pequeño museo sobre las minas y el mercurio.

La entrada es gratuita, pero tenéis que concertarla en la Oficina de Turismo, que está en la Plaza de Toros, puerta contigua a la del Hotel.

Antes de irnos de estas tierras, aprovechamos para visitar LA ERMITA DE LA VIRGEN DEL CASTILLO, en el pueblo de Chillón, al lado de Almadén, y disfrutar de sus maravillosas vistas de la comarca.

Esta ermita está construida en el interior de una fortaleza medieval. En ella se venera a la Vírgen del Castillo, patrona de Chillón, y entre los numerosos devotos que la han visitado, cabe destacar a San Juan de Ávila y Santa Teresa de Jesús.

Espero que os haya interesado este post, desde luego es una escapada que vale la pena hacer y que ha quedado en nuestra memoria.

Visita al Parque Minero de Almadén.

Post by María.

Hoy os voy hablaré de una escapada que hicimos de fin de semana a Almadén, Ciudad Real (Castilla la Mancha).

Una visita que ha quedado grabada en la retina de mis hijos, ya que allí visitamos el Parque Minero de Almadén, unas antiquísimas minas de mercurio con muchísima historia e importancia en España y mundo entero, de hecho, son Patrimonio de la Humanidad.

IMG_0913

La mina de Almadén ha estado en activo más de 2.000 años, siendo las más antiguas del mundo. Es el mayor yacimiento de mercurio encontrado hasta la fecha, y de ella salió una tercera parte del mercurio consumido por la humanidad. En el 2002 cerró su actividad, aunque en su interior aún queda una reserva muy importante de cinabrio que no ha sido extraído.

El cinabrio o bermellón (por su color) está compuesto de un 85% de mercurio y un 15% de azufre. Calentando en hornos el cinabrio, por condensación obtenemos el mercurio.

Bueno, y allá voy con un poco de historia de estas minas en versión resumida:

El yacimiento de Almadén se formó hace unos 430 millones de años, cuando las cuarcitas que hoy forman su subsuelo se estaban depositando bajo el mar en una plataforma continental de poca profundidad. Con esta sedimentación surgió un volcanismo profundo que arrastró el mercurio desde las entrañas de la Tierra.

El mercurio se combinó con el azufre, en parte de origen profundo y en otra marino, formando el cinabrio que mineralizó la cuarcita.

Hace unos 300 millones de años se produjo una la elevación de toda el área que dejó de estar cubierta por el mar.

De hecho, en el Museo Minero, pudimos observar rocas con fósiles marinos que se han extraído de la mina, recordándonos que una vez estuvimos bajo el mar.

Las primeras noticias de su explotación, seguramente iniciada por los cartagineses, datan del siglo IV antes de Cristo, pero fue tras la conquista romana cuando adquirieron su mayor desarrollo, Roma recibía el cinabrio y preparaba el bermellón, que usaban para dar color a sus cerámicas, mosaicos, etc…. En aquello tiempo era usado como “colorante”.

Es en el s. XVI cuando estas minas adquieren importancia, cuando comienza a utilizar el mercurio como amalgama para el oro y plata que se extraían de minas de todo el mundo (para obtener el oro o la plata en estado puro, primero debían mezclarlo con el mercurio, por procedimientos químicos lograban separar estos materiales preciosos del resto de impurezas). De ahí, que España comenzase a exportarlo.

En 1525 Carlos I tuvo que arrendarlas a los Fugger (Fúcares), familia alemana de banqueros, como pago de los prestamos recibidos para sufragar los gastos de su coronación como emperador. Los nuevos propietarios disfrutaron de la explotación minera hasta 1645, año en que fue recuperada por la real Hacienda, de quien dependía el Tribunal de Superintencia General de Azogues, creado en 1735 para regentar el yacimiento.

Estas minas tienen su “historia negra”,….

La necesidad de nuevos operarios para la minas aparece, pero los trabajadores de la comarca no están dispuestos a cambiar sus oficios por el de mineros.

La corona, conocedora de este problema, fue otorgando diversos privilegios a los mineros de Almadén para conseguir el asentamiento de forasteros. Los mineros fueron declarados: “exentos de milicias, repartimientos de soldados, alojamientos, quintas, quarteles…”

Los trabajadores siguen siendo insuficientes y aparece la condena a las minas de Almadén, íntimamente ligado a la aparición de la pena de galera, se emplean forzados. A ello hay que sumar la utilización de esclavos, comprados por los administradores o enviados allí por sus dueños para su “corrección”.

Pues bien, al interior de estas minas no fuimos!… que sí, que sí… al interior de la tierra bajamos. Ya os aviso que esta visita no es apta para los que sufráis de claustrofobia.

Iniciamos la visita en el Centro de Visitantes, seguimos por los antiguos talleres y los castilletes de los pozos de San Aquilino y San Teodoro. Pasamos al Centro de Interpretación de la Minería, edificio de los años 20, donde con apoyo audiovisual nos muestran los diferentes tipos de explotación que se han sucedido en la mina a lo largo de su historia, así como otras labores relacionadas con la extracción del mineral (desagües, iluminación, transporte del cinabrio hasta la superficie).

Estas minas tiene más de 700 metros de profundidad. Desde su cierre, se ha recuperado un espacio para la visita pública, desde luego con todas las garantías de seguridad.

La zona accesible corresponde a la 1ª planta de la mina (Pozo de San Teodoro), a unos 50 metros de profundidad, la de mayor valor histórico. A ella accedimos con una “jaula de mina” (un tipo de ascensor) en grupos pequeños y con una sensación rara, intrigante… las caras de los niños eran de total expectación. Una vez fuera de la jaula, nuestro guía nos dio unas pequeñas pautas y normas de seguridad para evitar “tropiezos”. Iniciamos el recorrido a pie en “fila india” por las entrañas de la tierra, un recorrido en el que no podíamos pararnos a realizar fotos, excepto cuando el grupo se parase para atender a las explicaciones del guía; lo de allí abajo es un auténtico entramado de galerías, y no queremos perder a nadie!!. La verdad es que se te pone la piel de gallina, a parte de por el fresquete que hace allí abajo, por pensar que por allí, en fila de a uno y encadenados, con apenas luz, trabajaron los “forzados” y “esclavos”…. con turnos insufribles de 12 horas

Pudimos contemplar una auténtica maravilla, el baritel del Pozo de San Andrés, con su espectacular malacate, una instalación de principios del s. XVIII que tenía como objetivo extraer el mineral a través del pozo. Se trata de un torno vertical anclado en el hueco excavado para ello, alrededor del cual se arrolla una soga. El tambor se desplazaba movido por caballerías y los cables pasaban por unas poleas y suspendían las “soleras” con el mineral. El “baritel” es el espacio excavado en la roca y recubierto por una cúpula de ladrillo y piedra.

Pasamos por la “galeria de forzados”, por la que se conducía a los penados a trabajar a la mina desde la cárcel (La Cárcel de la Crujía, que también visitamos sus restos en el pueblo).

IMG_0853

En el recorrido nos encontramos con la Virgen de Nuestra Señora de la Mina, en su nuevo emplazamiento, porque antiguamente estaba en la planta 19ª en el Pozo de San Joaquín a 700 metros de profundidad;donde tradicionalmente se celebraba un rosario al que podía asistir todo el que quisiera, aprovechando la ocasión por mujeres y niños para bajar a la mina, rito que cayó en desuso por medidas de seguridad minera. Esta virgen es la patrona del pueblo.

IMG_0861

Finalmente, accedemos de vuelta al Pozo de San Teodoro, a una galería superior, donde un tren minero de vagonetas habilitado para los visitantes, nos transportó a la superficie. Viaje en vagoneta que estaba desando Alejandro, aunque su cara era todo un poema… je,je,je. Gabriela, por falta de espacio viajó en la parte de la locomotora.

Una vez fuera, continuamos nuestra visita por las instalaciones exteriores: hornos de Alúdeles del s. XVII, Puerta de Carlos V, puerta de carros con su calzada y su horno de tejeras, y finalmente Museo del Mercurio con salas dedicadas a la geología y paleontología de la zona, experimentos interactivos de la física y química del mercurio, las historia de la metalurgia de este metal y el transporte hasta América.

Uno de los trabajadores, me contó que antiguamente, tenían una “piscina” de mercurio, donde uno de ellos se metía vestido para que la gente, sobretodo niños, se quedasen boquiabierto viendo que salían de ella totalmente secos. Y que el mercurio en sí, no era nocivo…. bueno, no buceaban en él, solo se metían…. Nos enseñó algunas fotos que tenía en su teléfono móvil.

La visita finalizó cuando un minibus eléctrico nos devolvió al Centro de Visitantes.

Hoy en día, las plantas inferiores de la mina están inundadas de agua debido a la inactividad de la misma.

Hasta aquí la visita a la mina, pero en el siguiente post os contaré qué más visitamos en el pueblo de Almadén, todo estará relacionado con este yacimiento minero, incluso el lugar donde dormimos!…. Hasta la próxima semana!!!