Ruta de las Caras en Buendía!

Post by María.

Un día sin cole, y Nacho también estaba “sin cole”…. Nuestros hijos demandaban “día de aventura”!…. ¿Cómo?, ¿A dónde?, … Uummm….  Que buen día hacía, pues….. rumbo a Buendía!!!…. Ja, ja….  Perdonar, pero no he podido evitar hacer la gracia del día.

Buendía, un municipio en la provincia de Cuenca, lindando con la provincia de Guadalajara, a unos 130 Km de Madrid. Justo al lado del embalse llamado igual que el pueblo: el embalse de Buendía (que por cierto está a menos del 10% de su capacidad!).

Los orígenes de la localidad de Buendía, se remonta a tiempos muy pasados, ya que por ahí pasaron los árabes, lusones y tribus celtíberas. Según la leyenda este pueblo se le conocía como Fuente del Saúco pero hubo una batalla entre moros y cristianos y al ganar los cristianos dijeron soldados “BUEN DÍA HEMOS ECHADO” y desde entonces Buendía es.

Lo que nos atrajo hasta este lugar fue una pequeña ruta de senderismo que imaginábamos que a los niños les iba a sorprender, como así fue: “La Ruta de las Caras”, situada en el paraje conocido como ‘La Península’, a solo tres kilómetros de su casco urbano y a la que podemos acceder con el coche por una pista de tierra. Tiene una zona de aparcamiento justo al inicio de la ruta. Está super bien indicado desde que entras en el pueblo.

¿Cómo surgió la Ruta de las Caras?

Todo empezó en el verano del 1992, cuando Eulogio Reguillo, reparador de fachadas de profesión, y Jorge Juan Maldonado, ceramista; acampaban junto a sus respectivas familias en la zona donde hoy encontramos la ruta. Observando cómo jugaban con palos en las rocas haciendo algunos dibujos, decidieron esculpir en la piedra arenisca sin tener una idea clara de lo que querían diseñar y dejándose llevar por la roca. La primera escultura que tallaron fue ‘La Monja’, de unas dimensiones de 1,1 metros por 0,7 metros. En la actualidad hay más de una quincena esculturas que se pueden visitar en menos de una hora realizando un pequeño recorrido de apenas dos kilómetros, en un paraje precioso, entre pinos y al lado del embalse. Resulta relajante para nuestros 5 sentidos, y superdivertido para los niños, los cuales los teníamos siempre delante para descubrir ellos la siguiente cara!, y que ilusión les hacía.

Las rocas del pantano de Buendía resultan estupendas para los trabajos escultóricos, ya que se realizan en la piedra arenisca, que es blanda y fácil de trabajar.

Las esculturas pueden tardar varios años en hacerse debido al gran trabajo que conlleva cada una de ellas. La que más se tardó en hacer fue ‘El Chamán’, que se finalizó ocho años después debido a la dureza de la piedra y a que salieron varias grietas. En ningún caso se utilizan moldes ni nada parecido para hacer las esculturas pues en la mayor parte de los casos, cuando las comienzan, no tienen una idea determinada del tipo de escultura que quieren realizar.

Nos comentaron que están haciendo una nueva cara, pero nosotros no supimos donde está escondida.

¿Qué esculturas nos encontramos en nuestro camino?

Moneda de la Vida: es la primera escultura que encontramos en el recorrido. El contorno esférico simboliza el universo mientras que los huesos, la estructura física y el círculo concéntrico representan el claustro donde se gesta una nueva vida.

Cruces Templarias: simbolizan la protección a cada uno de los visitantes.

Krishna: Escultura inspirada en el dios de la India con varios abalorios típicos de la mitología hindú, incluida la pluma de pavo real que era el medio de transporte de este dios.

IMG_3917

Maitreya: escultura inspirada en el próximo dios Buda que, según esta religión, nacerá de la tierra para completar la plena iluminación. Entre la cejas de esta escultura podemos encontrar el tercer ojo que, según el Budismo y el Hinduismo, es el de la conciencia o iluminación.

IMG_3919

Arjuna: escultura inspirada en uno de los principales personajes del poema épico hindú Mahabhárata.

Espiral del Brujo: representando un movimiento como puede ser el de las galaxias también podemos encontrar un indio.

Chemary: personaje de fabula o gigante meditando en plena naturaleza de Buendía.

IMG_3924

La Monja: escultura que por el contorno de su rostro parece que lleva el hábito de estas religiosas.

Duende Negro: escultura que recibe su nombre por el tono de la arena. Chamán: en muchas culturas de todo el mundo representan a Chamán como un brujo que utilizaba sus poderes para sanar a la gente. Aquí mis hijos pensaron que ellos podrían curar al viejo chamán de un constipado, así que le prestaron un clinex.

Beethoven: escultura inspirada en el gran compositor y director de orquesta.

IMG_3932

Duende Indio, Paleto y Duende de la Grieta: en un mismo panel podemos encontrar un gran número de imágenes pequeñas.

Muerte: escultura como queriendo renacer. Es la única que mira hacia la salida del sol.

Dama del Pantano: en los momentos de máxima altura, el embalse de Buendía llegaba hasta los pies de esta escultura.

Virgen de Lis: fresco sin acabar que se encuentra en la catedral de la Almudena de Madrid.

IMG_3939

Virgen de las Caras: escultura inspirada en la patrona de Buendía, Nuestra Señora de los Desamparados.

Un bonito paseo que les hizo notar hambre a estos dos pequeños aventureros: “tenemos hambre, podríamos comer???”….. Pues al coche y en busca de un lugar para comer.

Al entrar en el pueblo, vimos un pequeño bar-restaurante y allí nos dirigimos “Bar-Restaurante Buendía”. Un menú del día y lo mejor, un trato super amable. De hecho, al finalizar la comida, les pregunté por un pequeño museo que Nacho había visto que tenía el pueblo, el “Museo del Carruaje”, y raudos y prestos, cogieron el teléfono y llamaron a la persona encargada… que casualidades de la vida entraba en aquel momento por la puerta del bar.

Hablé con él, y justo recibía una visita de un grupo de personas a las que mostraría la iglesia de “La Asunción de Nuestra Señora” (patrona del pueblo de Buendía), el “Museo de la Botica” y el “Museo del Carruaje”.

Nacho, niños,…. Arribaaaaaa….. que nos vamos de tour por el pueblo!!…. (de todas formas, esta visita guiada podéis preguntar por ella en la oficina de turismo).

Así nos fuimos con este chico a recibir un grupo de gente, aquella llamada de la “tercera edad”, pero yo diría “tercera juventud”, por lo joviales, alegres y dinámicos…. Nos reímos mucho con ellos. Si alguno resulta que lee esto, os damos las gracias por todas esas risas!.

IMG_3966

Primera parada: iglesia de “La Asunción de Nuestra Señora”.

Hay muy poca documentación conocida sobre la iglesia, y esto es raro. No hay fecha exacta de comienzo de obras. Seguramente hacia 1400. Durante la Guerra Civil fue muy castigada. El retablo y muchas piezas de su interior tuvieron que ser reconstruidas por completo.

Me llamó la atención la “pila bautismal”, a mi y a todos los que allí estábamos escuchando; ahora está en desuso… resulta de detrás de sus paredes, y gracias a un georadar, descubieron que hay más de 1400 cadáveres de bebés de menos de una semana de vida, a los cuales la muerte les había llegado sin tiempo para haber sido bautizados y fueron acumulando allí a lo largo de los años.

La siguiente parada: “El Museo de la Botica”.

Un edificio donde estuvo ubicada la farmacia de Buendía desde mediados del siglo XIX. En él se mantiene prácticamente intacto el despacho, en cuyas estanterías de madera y cristal se conservan unos 400 recipientes de loza (en cerámica de Manises) donde se guardaban químicos, plantas o esencias naturales para la fabricación de medicinas. En el podemos ver el laboratorio químico y el salón con libros de farmacopea de 1905 (en incluso anteriores).

Todos los recipientes contienen los productos originarios, algunos de ellos tan extraño como “semen de caballo”, … y sí, los niños ya leen…. ¿para qué se necesita semen de caballo?…. O cianuro, o una destilación de saúco….. Un sinfín de productos con otro sinfín de usos, algunos de ellos sorprendentes.

Última parada: “Museo del Carro”.

En este pequeño museo se encuentran en la actualidad un total de 12 carros, de los cuales 7 han sido donados por gente del municipio y los demás comprados por el Ayuntamiento de Buendía. Todos los carros fueron restaurados en el año 1997 por 17 mujeres de la localidad, mediante un módulo de formación de restauración.

Aquí pudimos apreciar:

CALESA: Carro utilizado para traer el correo desde Huete y a su vez traer viajeros. Iba tirado por un grupo de dos a seis caballos, y en la parte de atrás tiene una escalera extensible para subir los viajeros.

DILIGENCIA: Carro utilizado desde 1800 hasta 1920 para hacer la línea Buendía-Madrid y Madrid-Buendía. El trayecto duraba de de 3 a 5 días en ir y otros 3 o 5 días en volver. Los caballos se cambiaban en Tendilla (Guadalajara). Las noches las pasaban los viajeros en posadas.

CARRETINES DE PASEO: Este museo dispone de dos carretines de Paseo de 1720 y 1920, que se utilizaban para ir de paseo por la localidad o localidades cercanas. Todos estos carros llevan sistema de matriculación.

CARROS AGRICOLAS: Este Museo tiene un total de 6 carros agrícolas de los cuales uno es volquete o Basculante. CARRICOCHE: Carro de 1956 utilizado por el medico de Carrión de Calatrava para hacer sus servicios a localidades cercanas.

TARTANA: Carro utilizado para la venta ambulante el cual iba tirado por personas su peso no supera los 20 kilos. Además de estos carros el museo dispone de romanas, trillos un reloj de 1989.

A uno de los carretines de paseo, pudimos subirnos, y bueno…..

Para entrar en el museo pagamos 1euro.

La verdad es que pasamos un día estupendo y que os recomiendo para acercaros con los peques.

Espero os haya gustado o inspirado para hacer una excursión, salir de la ciudad, disfrutar de un paseo por la naturaleza y de estas estupendas personas que siempre encontramos por el mundo, que como las meigas, “habelas hailas”…. (os recuerdo que soy gallega).

Compartir, y así llegaremos a más familias!. Gracias otra semana más.

Castillo y Molinos de Consuegra

Post by María.

Este sábado ha sido de los más divertidos que recuerdo, de aquellos que también te dejan fotografías en tu corazón, por la belleza y disposición de los elementos que te rodean, de la luz, que a veces piensas como pinceladas de claro y oscuro. Ha sido de aquellas visitas que quedarán en la memoria de mis hijos, y de sus padres!!, que por cierto, esta actividad la encontró Nacho.

Dónde estuvimos? En el emblemático Castillo de la Muela, con sus molinos de viento a ambos lados, en lo alto del Cerro del Calderico en Consuegra (Toledo), a hora y media de Madrid.

Historia:

Los orígenes de esta villa manchega, se pierde en los tiempos. Se sabe, por los escritos de Plinio, que hubo en el lugar una importante población carpetana de nombre Consaburum.

Durante la dominación árabe Consuegra se convirtió  en residencia de algunos moros, y en las cercanías de la localidad manchega, el Cid derrotó a Alffgio, valí de Dénia, en el 1082.

El Castillo de la Muela, es de esos castillos que a lo largo de los años ha pasado de mano en mano, y ha sufrido asedios constantemente.

IMG_3243

Es del s. X, fortaleza que contaba con tres recintos amurallados!. Por ahí pasaron celtíberos, romanos, visigodos, cristianos, moros…. Y debido a ello ha sufrido importante deterioro.

Deciros que en 1097 tuvo lugar la Batalla de Consuegra donde, Don Diego, el hijo del Cid Campeador, muere defendiendo el territorio frente a tropas almorávides. Pero, perdió la vida en batalla, o fue traicionado por los “suyos”???…. esa pregunta siempre a la siempre la respuesta en el aire quedará.

Los ejércitos comandados por el rey Alfonso VI, fueron allí vencidos por los almorávides.

En 1183 Alfonso VIII donó el castillo a los caballeros de la Orden de San Juan Hospitalario de Jerusalén, donde establecieron un priorato dirigido por Juan de Austria.

En 1809, fue tomado por tropas francesas.

Con la “desamortización” de 1836 pasó a manos de particulares y en 1962 es adquirido por el Ayuntamiento de Consuegra, comenzando su rehabilitación en 1985, trabajos que aún duran.

IMG_3187

Yo entiendo que explicar historia a los niños, y más cuando son pequeños, puede que no sea de lo más divertido, pero en nuestro caso fue supersencillo ya que la visita fue teatralizada, a cargo de la compañía Vitela Teatro, compañía nacida en Consuegra.

Ya se que empiezo por el final, sí, desde aquí os doy las gracias, gracias a cada uno de los actores que allí nos amenizaron con majestuosas actuaciones, gracias por hacernos disfrutar como niños, por todas las sonrisas que nos habéis sacado a cada uno de los que allí estuvimos, por todas las caras de asombro, nervios, risas, incluso sustos….

Ya son algunas las visitas teatralizadas que mi familia y yo hemos hecho, pero desde luego, esta ha sido la más original, la mejor que hemos realizado.

Pues bien, comienzo mi relato. Habiendo reservado previamente la visita, llegamos al Castillo a mediodía, para recoger las entradas. A las 13h, comenzaba la visita guiada y teatralizada.

 

Punto de encuentro: la entrada al Castillo, allí debíamos esperar a un soldado “muy loco” que a parte de recoger entradas, nos daría la bienvenida a su manera en castellano antiguo…. Tan antiguo que Gabriela y Alejandro pedían traducción, y todos los allí presentes!….

Entre chascarrillos, bromas con los visitantes y “discusiones” con algún habitante más del castillo… comenzaron a relatarnos como fue construido el Castillo de Consuegra, y por todas las “manos” por las que había pasado.

Y entre historias y leyendas de un juglar, sonaron los cuernos avisando de las túnicas negras, que llegan los moros!….. todos dispuestos a entrar en el Castillo para protegernos, y de paso nos dieran unas nociones de lucha con espada de madera para defendernos, para después en parejas practicar…. Alejandro, contra su padre, y lo hizo tan bien que el instructor le dijo que lo harían escudero, y que orgulloso estaba de ello mi niño.

Una vez instruidos, parece que los moros no se atrevieron con nosotros, así que proseguimos visita al interior del castillo para que nuestro peculiares y divertidos personajes nos explicasen un poco más de historia y vida en el castillo.

Del interior no disponemos de fotos para no entorpecer el trabajo de los actores y no hacer saltar flashes durante su trabajo, que bastante incómodos deben ser.

Tampoco quiero desvelar todo lo que aconteció, porque os dejaría sin factor sorpresa. Solo decir que mi familia y yo nos reímos un montón!

IMG_3193

La visita dura como hora y media, pero se pasa muy rápido…. Y te deja con ganas de más.

Actores sublimes en su papel, que por cierto, nada fácil me pareció por sus largos diálogos y expresiones antiguas. En nuestra memoria auditiva quedan sus tremendos timbres de voz, claras y que retumbaban por todos los habitáculos.

Finalizada la visita, el tiempo justo para disfrutar de las vista de la torre más alta del castillo, viendo las grandes llanuras a mi mente vino aquella frase de “ancha es Castilla”!. Camino a la salida pudimos ver el calabozo y jardín. También pudimos charlas con los actores (ya vestidos de calle), que estaban esperando que saliesen todos los visitantes para el cierre de las puertas del castillo.

Cuando recogimos las entradas, nos habían comentado que con ellas podríamos visitar uno de los doce molinos que estaban a los lados del castillo, el “molino Rucio”, ya que cada molino tiene un nombre.

Así que decimos ir a comer al pueblo y después volver a subir al cerro.

IMG_3241

Que hambre teníamos y que rico se come en el pueblo… mientras comíamos vi un letrero anunciando la “fiesta del azafrán”, así que pregunté a la camarera y nos dijo que se celebraba el último fin de semana de octubre, y que es un fiesta muy bonita a la que vale la pena venir…..

Este año se celebrará la 55ª edición de esta fiesta tradicional, declarada de Interés Turístico. En la fiesta de la Rosa del Azafrán, además de la monda del azafrán tienen lugar otras actividades como el teatro, exposiciones, torneos, certamen gastronómico, muestras de artesanía… Esos dias, el Molino Sancho abre sus puertas para la “molienda de paz” donde reparte harina entre sus visitantes. También se celebra el “Concurso Nacional de Monda”. Qué más?, porque hay más cosas!…. se elige a la “Dulcinea” del pueblo acompañada por damas de honor. Y el domingo celebran el “Festival Folclórico de Coros y Danzas” en el que participan grupos de toda la región.

Pues ahí os lo dejo por si os apetece acercaros a Consuegra durante la fiesta de la Rosa del Azafrán, no digáis que no os avisamos!.

Y siiiii….. después de comer volvimos al Cerro Calderico para visitar el Molino Rucio!…. uno de sus famosos molinos de viento, 12 en total, alineados todos sobre el cerro. Estos molinos fueron los que inspiraron a Cervantes el famoso episodio de la lucha con los gigantes de su más popular personaje “Don Quijote de la Mancha”.

Podemos entrar con la misma entrada del castillo, pero de forma libre. Nosotros decidimos pagar 2€ por adulto (niños gratis) para recibir explicaciones del molinero.

No tuvimos mucha suerte con respecto al viento, más bien escaso, pero lo justo para que el molinero lo pusiese en marcha unos segundos y ver como funcionaban todos sus engranajes y se hacia la molienda.

El molino se considera la primera fábrica de la historia, ya que tiene los mismos elementos: un edificio, una fuente de energía, la maquinaria y los operadores, teniendo como resultado la salida de un producto, en nuestro caso: harina (por cierto, la harina que fabrica este molino en concreto, va para uso animal, ya que debido a las impurezas no es para consumo personal)

El uso original del molino de viento era el molido de cereales, especialmente el del trigo (los peques vieron allí los sacos de trigo y maíz). Con el tiempo se diversificaron las maneras de aprovechar el viento por medio del mismo mecanismo y se denominó molino de viento a todo aparato movido por la fuerza del viento,  sin importar su tarea.

En general, el molino de viento funciona cuando el viento mueve las aspas (viento escaso que había en el momento de nuestra visita), haciendo girar un eje central que está conectado a una piedra para moler. La mejor piedra para moler es el pedernal, ya que no causa impurezas en la harina resultante (no era el caso de este molino, ya os comenté que la harina resultante va para consumo animal debido a las “cáscaras” que contiene).

 

Por cierto, yo no tenia ni idea, podemos cambiar la orientación de las aspas (según el viento) mediante una palanca enorme que está fuera del molino.

IMG_3295

Otra curiosidad, es que el techo del molino es desmontable, porque por algún sitio debemos sacar la gran piedra utilizada para moler o la gigantesca rueda que hace que todo funcione, y desde luego, por la puertita y estrechas escaleras, no caben!.

Salimos de esta visita con más información para nuestro saber. Cuántas cosas hemos aprendido en esta excursión!!.

Nacho nos dijo que él sabia que en este pueblo se encontraba una presa romana, y como teníamos tiempo, salimos en su busca.

Por el pueblo hay indicadores, pero una vez salimos…. Ya no…. Solo un gran cartel con publicidad de la presa, sobre un camino de tierra de color clara, a unos 4 Km de Consuegra. En ningún momento indicaba que fuese por ese camino de tractores, … pero en vista que al pasarlo ya no encontramos desvío alguno indicando por donde se iba, decidimos tomarlo.

IMG_3300

Tiene su encanto, porque vas por tierras de cultivo, sobretodo vid. Nos perdimos un poco porque nos habíamos imaginado la presa de otra manera, pero aprovechamos para pasear entre uvas y campos donde ya habían recogido los cereales plantados, mis peques también averiguaron como son la almendras cuando aún cuelgan del árbol….

Solo decir que cuando ese camino se desvía en dos, coger el camino de la derecha (el que va hacia el Santuario de Urda) y observar bien a vuestra derecha… lo que yo pensaba que era un muro de piedra separando campos o cultivos, resultó ser lo que queda de la presa romana.

Y es que en nuestra cabeza estaba la imagen que aparece en la web y fotografía del cartel que allí encontramos, pero justo ese primer tramo, no se parecía mucho…..

Esta presa fue construida por los romanos entre el s. I y II d.C., con el fin de abastecer a la población, la más larga y más antigua de la historia. Actualmente, como os he dicho está situada entre cultivos de cereales y viñedo.

Está declarada de Bien de Interés Cultural, conserva el frontal y paramentos y contrafuertes. Hoy en día no tiene funcionalidad.

Solo puedo decir que objetivo conseguido, vimos la presa.

Ya nos íbamos para casa, pero Alejandro observó que acababan de encender las luces del castillo y de los molinos, y nos pareció una buena idea volver a subir al cerro Calderico y verlo de cerca.

Gran idea, preciosas las fotografías que pudimos tomar con la cámara y con nuestra memoria, porque son de las que te quedan para toda la vida.

Ahora, que se que estáis deseando hacer esta excursión, podéis consultar horarios y precios en www.turismocastillalamancha.es/patrimonio/castillo-de-consuegra-42364/descripcion/

Para las visitas teatralizadas: Sábados, Domingos y Festivos a la 13:00h, venta de entradas en taquilla o si preferís reservar (para no quedaros fuera, que sería una pena), podéis hacerlo llamando al teléfono 621 201 718 o e-mail reservas@vitelateatro.com

Avisaros de que normalmente las visitas teatralizadas al Castillo quedan aplazadas en invierno, desde el 15 de noviembre hasta febrero más o menos.

Espero que os haya gustado este post (mi familia y yo de verdad que disfrutamos esta visita) si es así, por favor, compartid!!!…. muchas gracias una semana más.

Una escalera en el agua.

Ramón, mi profesor de tenis llevaba tiempo  diciéndome que a mí, que me gusta salir de Madrid y conocer cosas bonitas, no podía perder la oportunidad de conocer uno de los pueblos más escondidos de la provincia de Guadalajara  y a la vez, uno de los más bonitos de España. Así que aprovechando uno de esos fines de semana de Diciembre  en el que un sol radiante invitaba a estar fuera de casa no lo dudados y nos fuimos a la aventura.

Salimos prontito por la mañana, nuestro destino está a unos 130 kilómetros de Madrid y algunos de ellos pasan por carreteras comarcales, así que aquí va el primer consejo de mamá precavida: Tomaos el viaje con calma, no hay prisa y el paisaje bien merece la pena disfrutar.

Pero este primer consejo se tiene que completar con el segundo: El pueblito al que vamos es uno de los más visitados en la zona, sobre todo en primavera, así que no os retraséis en salir ya que en el pueblo está prohibido pasar en coche (algo que se agradece) y aunque habilitan un parking gratuito durante los fines de semana, se llena rápido.

Sobre las 11.30 y después de alguna curva que otra comenzamos a ver nuestro destino al fondo del paisaje. Un cartel que ponía  “Valverde de los Arroyos, uno de los pueblos más bonitos de España” nos recibió en la entrada y la verdad, es que solo habiendo echado un vistazo general ya nos dijimos que no se equivocaba.

Este pequeño municipio que apenas llega a los 100 habitantes censados, se encuentra en las faldas del Pico Ocejón en la sierra de Ayllón y a medida que te vas acercando sientes como, a pesar de no estar lejos de Guadalajara o incluso de Madrid, es un pueblo que gracias a su situación entre montañas parece en cierta manera oculto al resto, algo que creo le ayudado a mantener su identidad y esencia a lo largo de los años.

img_546464

(Foto: Wikipedia)

Valverde de los Arroyos al igual que Patones, (del que ya os hablamos aquí)  pertenece a esos pueblos denominados de “Arquitectura negra” que se caracterizan sobre todo por  la pizarra usada en sus construcciones.

casas con habitaciones pequeñas, grandes chimeneas y  paredes gruesas  cubiertas de ese material de color negruzco  surgen por la necesidad de los habitantes de estos pueblos para protegerse del clima tan extremo que tienen durante los inviernos.

Curiosidad de mamá: ¿Sabíais que este tipo de pueblos que se encuentran en la sierra de Guadalajara están en proceso de declaración de Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO?

Una vez aparcado el coche nos pusimos a caminar y a escasos metros ya nos topamos con la Plaza mayor del pueblo, plaza muy cuidada con una gran fuente en el centro que me recordó a los típicos pueblitos de montaña suizos.

Valverde es un pueblo chiquito que no se tarda en recorrer.  Rodeado de naturaleza,  envuelto en silencio que solo se rompe con el sonido de algún pájaro o ráfaga de viento, con sus chimeneas humeantes para calentarse del frio y dentro de un escenario de pequeñas casitas de de piedra y madera que  ayudan a que los peques se vean paseando dentro de un cuento de hadas, por ejemplo y como me dijo Lucia, por las calles de “la bella y la Bestia” 🙂

Pero no se puede venir a Valverde de los Arroyos y quedarse en el mero turismo “urbanita”. Todo el que venga hasta aquí tiene la obligación de conocer la parte  “natural” de la zona y que mejor manera de hacerlo que con   una pequeña excursión hasta la  Cascada o chorrera  de Despeñalagua.

¡No os asustéis! ya sabéis que yo no soy mucho de campo y  puedo asegurar que la experiencia  me encantó y los enanos se divirtieron de lo lindo.

Fijaos si la ruta es sencillita que  casi todo el mundo que viene a descubrir Valverde aprovecha la ocasión y la hace, de aquí que haya ciertas épocas del año que la ruta puede estar bastante concurrida o incluso parecer la Gran vía en época navideña jajajaja.

Por eso y antes de empezar con nuestra experiencia con la aventura os doy  mi primer consejo de mamá aventurera: Esta ruta no es apta para gente claustrofóbica o que no le guste la multitud.

Si,  la mejor época para ir es primavera que es cuando mayor caudal de agua cae, pero no busquéis el fin de semana idóneo con un solazo tremendo y unas temperaturas ideales, esa idea la tendrán  muchos más y aunque el  inicio del camino es amplio, a media que se acerca a la cascada se va estrechando y si en algún punto queréis dar la vuelta… con  mucha gente será difícil hacerlo de manera sencilla.

Ojo que nosotros hemos ido en Diciembre y la vista era espectacular.

Segundo consejo de mamá aventurera: Hay que llevar calzado apropiado, incluso me atrevería a decir que llevéis uno de repuesto con un par de calcetines de más. , es fácil sí, pero no dejas de estar caminando en un paisaje rocoso con tramos al lado de arroyos y creo que a todos os pasará eso de que cuando un niño ve agua….. la toca, ¿no? jajajaja

¿Empezamos?

El inicio de la ruta no tiene perdida. Dejamos la fuente de la Plaza Mayor a nuestras espaldas y subimos el camino que llevaba a los campos de futbol. Aquí nos encontramos un cartel que nos indicaba las posibilidades de rutas que hay en esa zona y seguimos  hacia la chorrera.

Al principio el recorrido era prácticamente llano, los cuatro íbamos paseando y saludando a los que nos cruzábamos que ya venían de vuelta. Tras unos 15 minutos el sendero se va metiendo en caminos más rocosos, estrechos y con un poco más de pendiente.

En cierto punto nos encontramos una especie de bifurcación, pero tomando la cascada como guía, tiramos a la izquierda y empezamos a ser  conscientes de la grandiosidad de la Chorrera.

img_1474

Yo como siempre, antes de hacer cualquier cosa ya había explicado a los enanos y al padre de las criaturas que es lo que íbamos a ver, nos apetecía un montón pero no esperábamos  sorprendernos después de lo que habíamos visto en una de nuestras excursiones en Alemania (aquí), pero  cuando vimos al fondo del paisaje toda esa agua cayendo a esa altura se nos abrió la boca involuntariamente. Si se veía así a nuestra distancia, ¡como tenía que ser desde alli!

En fila india íbamos subiendo poco a poco por el caminito. Cruzamos riachuelillos, seguimos saludando, dejando pasar a aquellas personas que iban más rápidas que nosotros mientras nos contábamos historias o escuchábamos las de otros que nos ayudaban a conocer un poco más este tesoro Natural.

Confesión de mamá: Tengo que reconocer que la que escuchaba a los demás era sobre todo yo pues desde muy pequeñita tengo fama de cotilla…. Mi madre siempre cuenta la vergüenza que pasó un día en una terraza cuando la mandé callar muy enfadada ya que no oía a la mesa de al lado.  Cosas de niños  pensareis, esto no de vergüenza, pero la cosa cambia cuando termina el relato diciendo que ella no fue la única que escuchó mi reprimenda, fue ella y el resto de mesas de la terraza (incluida la que me interesaba a mi 😉  ) .

Esta habilidad fue creciendo con los años hasta conseguir atender dos conversaciones a la vez, además de mantener una yo coherentemente. ¿Cotilla? no lo sé, quizás un poco.  No lo hago a todas horas, solo en momentos puntuales y sobre todo cuando tengo que estar atenta con lo que me pueden liar los enanos mientras creen que estoy a otra cosa jajaja, además  como se aprovechan los demás cuando me preguntan (que también son cotillas sin admitirlo) y lo que se aprende escuchando….

En fin, a lo que vamos…. De todas estas historias me quedé con una en especial,  no sé si será verdad pero me cayó tan bien el personaje de la historia y el narrador parecía experto en la materia así que os la voy a contar.

Contó el experto a su grupo  que este camino no tiene un origen natural sino que fue una idea de un tal Agapito, un habitante de Valverde que a finales del siglo XIX empezó sin ayuda de nadie, con su pico y su pala, a cavar para llevar el agua a las huertas de pueblo. Eso sí, cuando la gente vio que la cosa funcionaba y que no quedaba casi nada para terminar decidieron participar.  Os podéis imaginar que supuso eso para el pueblo, ¿verdad?

“Claro, cuando ya no quedaba nada (me dijo Lucia cuando se lo conté) que cara tenían en esa época”.

Inciso de mamá: ¿veis como escuchando se aprende mucho? 🙂

Tras aproximadamente 35 minutos llegamos al destino. Justo a los pies de un gran nogal se encuentra la cascada a la que nos podemos acercar junto hasta sus pies por un pequeño senderito. Las cabezas de los niños miraban al cielo viendo con que fuerza caía el agua a escasos metros de ellos. La página oficial del pueblo indicaba que la caída vertical del agua es de unos 80 metros aunque a nosotros,  desde ahí abajo, nos perecieron  muchos más.

Estuvimos  un buen rato allí… era un gusto ver correr el agua y escuchar el rumor de la cascada. El sitio es precioso, respiras una tranquilidad que incluso llega a ser un poco abrumadora si estas acostumbrada, como yo, al ruido de la ciudad.  El agua es totalmente cristalina y te permite ver lo que hay en el fondo.

Además, si el nivel del agua os lo permite os podréis acercar a la cascada a sacaros una foto, incluso podréis cruzar al otro lado, pero cuidado, nunca lo hagáis por las piedras que estén mojadas, resbalan mucho.

Comentario de mamá: Nosotros optamos por comer en uno de los restaurantes del pueblo, pero justo debajo de la cascada hay varias zonas donde se puede descansar e incluso hacer un picnic si os lleváis la comida.

Pero todo lo bueno llega a su fin y nuestro amigo el hambre ya llamaba a la puerta de los enanos, un hecho que no nos permitió demorar la vuelta ni un minuto más.  Como ya sabíamos a dónde íbamos el regreso fue más divertido, saludamos  a los que iban subiendo o ayudamos a los que iban un poco perdidos.  Teníais que ver a los enanos dando indicaciones como verdades boyscouts. 🙂

Si tengo que poner un punto negativo a nuestra experiencia diría que al ser Valverde de los arroyos un pueblo pequeñito tiene poca oferta de restaurantes y  si a eso le súmanos que fuimos un fin de semana en el que había un encuentro familiar con más de 50 personas y que se nos olvidó reservar…….. Pues eso, que acabamos picoteando algo rápido  en uno de los bares.

Así que… OJO, consejo súper importante de mamá escarmentada: Si decidís venir a Valverde de los Arroyos sin idea de hacer un picnic.. RESERVAD el día anterior. 😉

A pesar de eso, tenemos que decir que nuestra excursión fue  todo un éxito. Nos encantó el pueblo, nos encantó el paseo, la cascada y lo más importante…. pasamos un día  fantástico en familia.

Ya nos enamoró Patones en su día y con Valverde de los Arroyos  hemos comprobado una vez más  que la fama que tienen estos rincones de la arquitectura negra es de sobra merecida, así que seguiremos descubriéndola. ¿Nos acompañáis?

Bs

Un paseo por la Provenza española

Estos días de calor es difícil sacar a los peques de la piscina, pero yo, desde que me vetaron el sol y me recetaron que solo podía exponerme a él a partir de las 18.00 casi nunca bajo, soy de esas personas “raras” que solo me gusta meterme en el agua cuando estoy achicharrada después de estar como un lagarto bajo “Lorenzo” (sé que es malísimo 😦 , pero que os lo prohíban, ya veréis como se ansía eso)  y a esas horas del día es complicado tener ese nivel de calor, además que odio estar bajo un árbol mientras todos chapotean en la piscina y que cuando me acerco un segundo al bordillo oigo a “Pepito Grillo” (en mi caso es mi marido) decir eso de… “Marta, a la sombra” 😦

IMG_4504

Estas son mis vistas durante el verano. 😦

Con este percal os podéis imaginar que, aunque sea verano me gusta buscar planes alternativos para no pasarme el 80% del día metida en casa y cuando descubrí éste hace un par de años, me propuse que más tarde o más temprano conseguiría convencer a la familia.

No os voy a descubrir nada nuevo, en los últimos días muchos de los blogs parecidos al nuestro han avisado que junio es el mes de la recogida de la “lavanda” y que es una experiencia que merece conocer in-situ, algo que suscribo totalmente después de experimentarlo en primera persona.

IMG_8920

El sábado pasado, aprovechando que se nos habían caído los planes originales le propuse a Manu  hacer una excursión con los peques y pasar el día fuera de Madrid.

Su cara lo decía todo…

“¿A dónde vamos a ir con esta calorina?, ¿no se estará mejor en casa o en la piscina?.

“Venga Manu anímate, vamos por la mañana comemos por allí y a media tarde estamos en Madrid para un baño de última hora”.

Su cara iba mejorando por minutos 😉

“¿Cómo que vamos por la mañana, comemos por allí y volvemos por la tarde?, pero ¿Dónde está ese campo de lavanda?”

“¡Nada! A una horita de Madrid, no pretenderás que una cosa como ésta esté a las afueras de una ciudad, ¿no?, pero ¿no te gusta tanto pasear?, pues esta idea es una opción perfecta para quitarnos este color de flexo de oficina y nos dé un poco el aire.

Inciso de mama: Supongo que pasa en casi todos los trabajos, pero en mi sector el mes de Julio es uno de los peores del año, entre la liquidación del IVA, el impuesto de Sociedades y elaboración de las Cuentas anuales del ejercicio, mis 31 días de este mes los paso sentada delante de un ordenador viendo las horas pasar, agobiada porque un día más no llego a ver a los niños en su último baño de la jornada. 😦

Manu esto lo sabe y aunque es muy gruñón y protestón en un primer momento luego se le convence pronto, así que allí nos fuimos, eso sí, no sería él si durante el rato que duró el trayecto no soltase  algún comentario que otro buscando que yo saltara.  (pero esta vez no lo consiguió 😉 )

A unos 25 kilómetros de Guadalajara, poco más de una hora en coche desde Madrid, se encuentra un pueblito que a día de hoy soy incapaz de pronunciar correctamente, Brihuega, donde se encuentran estas extensiones de Lavanda cuyos colores y olor no tienen nada que envidiar a los de la famosa Provenza.

IMG_54646

Soy consciente de que se me puede tachar de una persona impulsiva,  que me apunto a un bombardeo en cualquier momento y es verdad, pero en este caso tengo que decir que he sido hasta paciente…  pues he sido capaz de esperar al pasado fin de semana y no cuando me surgió la idea porque había leído por ahí que la época ideal para conocer estos campos es a finales junio y  Julio, justo cuando la lavanda ha florecido y los campos se convierten en ese mantón morado que tanto se han visto por las redes sociales en estos días.

Llegamos a media mañana y fuimos directamente al centro de información turística de Brihuega, un pueblito alcarreño bañado por el rio Tajuña que merece la pena conocer cuando se pase por allí.

IMG_546486

Estaba claro que no éramos los únicos que habíamos tenido esta maravillosa idea, más de 20 minutos fue la espera para ser atendidos (tengo que decir que solo había una persona en el mostrador y que se la veía enamorada de su tierra, contó exactamente lo mismo a las 15 personas que tenía delante, con el mismo detallismo y con la misma sonrisa desde el primero hasta el último turista), pero salimos de allí con las indicaciones a los campos de Lavanda y sabiendo el por qué de tanta gente.

IMG_64646

Cotilleo de mamá: todos los años y durante el mes de julio este pueblo celebra el festival de la lavanda con visitas guiadas a los campos de Lavanda y actividades relacionadas con esta famosa flor. El final de fiesta es siempre durante el último fin de semana del mes y desde hace un par de años se organizan conciertos con la opción de un buffet cena al aire libre después del espectáculo.

Requisito: Compra la entrada en www.ticketea.com  e ir vestidos de blanco.

IMG_322144

(foto: http://www.festivaldelalavanda.com)

Después de estas fechas la lavanda se recolectará y empieza la cuenta atrás para el siguiente festival.

Pero nosotros a lo que vamos….

Las visitas organizadas solo son por la tarde, la luz es mejor y los “bichitos” están más relajados, así que nosotros decidimos ir por nuestra cuenta, animados por  la mujer de la oficina de turismo que nos dijo que aunque los campos eran privados, se dejaban visitar y aparcar en los caminos colindantes siempre y cuando se fuera respetuoso.

Hay dos puntos geográficos a los que se puede ir para conocer estos mantos morados…

El que está a la salida del pueblo dirección Cifuentes y tomando dirección a  Sacedón por la carretera CM-2005,  con unos colores más tenues.

Y a la zona donde fuimos nosotros siguiendo las indicaciones de la “experta” (los que más merecen la pena), viniendo de Guadalajara, dirección Villaviciosa, justo al lado de la salida a Brihuega.

IMG_4654654

Consejo de mamá: venid con paciencia, puede que deis un par de vueltas, no es algo que se vea inmediatamente y podéis pensar que vais por mal camino. Nosotros rodeamos un par de veces Brihuega, llegando las dos veces al mismo punto de partida, pero al final terminamos llegando jajajaja.

Sé que muchos vais a pensar que exagero, pero viendo las indicaciones que te dan en la propia oficina… no me podéis negar que fácil no lo ponen. 🙂

Palabras textuales…..

“Carretera CM-2005 en dirección a Sigüenza. en el cruce, girar a la derecha hacia Villaviciosa de Tajuña _ hontanares. continuar todo recto 1.5km aproximadamente, hasta llegar a la indicación de Villaviciosa de Tajuña que queda  a la derecha, es la carretera GU-918. A 300 coger el camino que se desvía la izquierda y a unos 200 metros ya pueden ver el campo”

IMG_546546

El lugar es un espectáculo, ya cuando te estás acercando merece la pena abrir la ventana e ir oliendo el rastro de la lavanda. Teníais que ver la cara de los enanos cuando vieron todo ese paisaje…

“Mamá que bonito, tenías razón ¡todo es un mantón morado!”. (menos mal porque iban casi como el padre, preguntándose que hacíamos una tarde de verano en medio de la nada jajajaja)

Aparcamos en uno de los caminos que hay entre los campos y bajamos a explorar el terreno.

IMG_8924

No tardamos ni cinco segundos en corretear, oliendo una y otra flor, escuchando el zumbido de las abejas y como no, haciéndonos fotos con ese marco tan único.

Nos dio tiempo a todo, hasta para descubrir que Lucia es digna hija de su madre y que lo del campo a ella tampoco le va demasiado. Si no nos chafó 10 fotos con cosas como… ¡AHHHH tengo una abeja en mi oído!, ¡qué asco, un saltamontes!, ¡me quiero ir, las hormigas suben por mi pierna!

Y cuando nos percatamos de esta mezcla de ciempiés con… no sabría bien con qué, pudimos ratificar nuestra teoría de que nuestros hijos son como la noche y el día.

¡Lucia casi sin darnos cuenta estaba en la otra punta del campo y Jorge con los dedos a escasos milímetros del bicho para cogerlo y verlo más de cerca!

Pasamos un buen rato allí…

Paseando, oliendo y disfrutando y aunque como os dije la semana pasada no soy mucho de campo hubiese estado un buen rato más, si no hubiera sido porque  mi “pepito grillo” particular despertó y soltó por su boca esas frases que tanto me gustan….

“Marta protégete del sol”.

“Me encantaría Manu, pero estamos en medio del campo”.

“Tienes toda la razón, niños vámonos, a mamá no puede darle tanto el sol y a esta hora está muy fuerte”.

“sabes que lo hago por tu bien”.

En ese momento la gruñona fui yo, pero al igual que a él se me pasó rápido, se que lo hace por mi….

En fin, qué más puedo decir….  visitar un campo de lavanda es un plan ideal para que los niños vean de una manera diferente los cosas bonit que puede crear la naturaleza. Y sobre todo para pasar un rato diferente en familia DISFRUTANDO JUNTOS.

Si os ha gustado la idea, aun estáis a tiempo para ir este fin de semana y si queréis disfrutar del festival, solo tenéis que comprar la entrada en www.ticketea.com

¿Os animáis?

Bs

 

Un día de vendimia con Alejandro Fernandez

(By Marta)

Ya sabéis que soy una mamá inquieta, de esas que me obsesiona hacer  ver a mis peques que las cosas no salen por arte de magia y entre mis planes de mamá “hiperactiva” siempre hay alguno que además de divertirnos aprendemos…  Alguno ya os lo he contado, (como el que la leche sale de las vacas y no de un tetrabrik o como se hacen los sobaos);  otros los tengo pendientes en mi lista (como  de dónde sale el chocolate) y luego está el que os voy a contar hoy, un plan perfecto porque es divertido, se puede hacer en familia o con amigos, pero sobre todo…. es un plan en el que todos podemos aprender. 🙂

Septiembre y octubre son los meses de la vendimia,  unos días, que como dicen los entendidos, que el hombre continúa en la bodega  el trabajo que ha ido haciendo la naturaleza durante el año.

Antes de nada tengo que reconocer que yo no soy una experta en vinos, más bien soy una inculta en la materia, me salvo con saber el tema de las diferentes “Denominaciones de origen”  y los tipos de vino que hay pero nada más,  el tinto no me hace demasiada gracia y si tomo algo es Albariño. Pero esto no quita que siempre haya tenido curiosidad de como se lleva a cabo esta tradición tan antigua y tan nuestra, de cómo un racimo de uvas pasa a ser mosto y éste a vino.

Con esta idea en la cabeza me puse a buscar en internet  opciones de “enoturismo” y la verdad es que me quedé sorprendida de la cantidad de oferta que hay sobre este tema, hay mil opciones de catas con visitas a bodegas, paseos entre viñedos y hasta packs de fin de semana con sesión de spa incluido. Planes perfectos para ir en pareja o con amigos (de hecho y a raíz de esto, ya estamos organizando un fin de semana de amigas con maridos…. solo hay que cuadrar nuestras agendas que son peores que las de los dirigentes de la ONU  jajaja), pero yo quería algo que hacer con los enanos y la verdad es que no los veía divirtiéndose demasiado sentados en una banqueta mientras sus padres se ponían “moraditos” a vinos. Jajajaja

De repente, aparecieron sobre mi cabeza esas luces de neón que salen de vez en cuando en los dibujos animados, una enorme flecha indicándome eso de  “pincha aquí” y como no soy curiosa ni nada pinché y… Zas! “JORNADAS DE VENDIMIA FAMILIARES”.  🙂 🙂 🙂

¡Lo encontré! Que mejor manera de acercar este arte a los más peques (y no tan peques 😉  ), pasando una día entero en una de las muchas bodegas que tenemos en España, con la gente que trabaja en ella y poder  aprender  de primera mano y al aire libre de donde viene la uva, como se cuida y como se transforma en ese liquido rojo que los mayores bebemos.

Comentario de mamá curiosa y orgullosa: Creo que he descubierto que el enoturimso no es solo para los mayores,  el mundo del vino también es para niños, bueno, salvo la parte de la cata, que no es necesario iniciarlos tan pronto jajajaja.

Sobra decir que España es un gran productor de vino y que somos conocidos en el mundo entero por nuestros caldos, pero nuestras bodegas  siguen con los pies en la tierra y tenemos la gran suerte que muchas dedican alguno de sus días de vendimia a los más pequeños, así pueden conocer paso a paso un día su trabajo y mantener de alguna manera una tradición ancestral nuestro país. He estado investigando un poco y  aunque son muchas las opciones os quiero enumerar tres que me han parecido divertidas y que sus actividades familiares duran hasta Octubre.

En La Rioja  y durante los meses de Septiembre y Octubre,  La Bodega de David Moreno  invita a los más peques a pasar un día entre viñedos, donde disfrutarán pisando la uva de la manera tradicional y en el típico tonel de madera. (los horarios son a las 10 de la mañana o las 17 de la tarde incluyendo en el precio la comida y la cena)

En la zona del  Penedés.  Desde Septiembre y  hasta el 13 de Octubre, Cava Guilera ofrece cata con  paseo de bicicleta o burricleta por los viñedos y los caminos que rodean a la finca, ideal para hacer en familia  y conocer la elaboración del cava de la zona.

En Navarra La bodega Pagos de Araiz ofrece hasta finales de Octubre divertidas actividades participando en la recogida de la cosecha.  Y la pequeña bodega de vinos ecologicos en Lagar, además de la vendimia en familia, los peques subirán en carro de caballos hasta los viñedos.

Nosotros decidimos ir a conocer una del corazón de Castilla y León,  Condado de Haza, bodega  del grupo pesquera y calificada como el “Chateau” de su creador Alejandro Fernandez, que para quien no lo conozca es uno de los bodegueros mas valorados a nivel internacional y uno de los embajadores de los vinos de la Denominacion de origen Rivera del Duero.

    IMG_65744

Aclaración de mamá para los desconocedores como ella 🙂 . La palabra “Chateau” es un término francés que se suele aplicar en este mundillo a aquel viñedo propio  que está rodeado por todas las instalaciones necesarias para producir su caldo, el de Condado de Haza, además, cuenta con la casa del propio bodeguero que tengo que decir es una maravilla y enoooorme.

img_47454   img_4754

El grupo pesquera está dirigido por su creador, Alejandro Fernandez.  Un personaje  del que quise conocer un poco sobre su vida antes de llegar a sus “dominios”,   ya que he leído en varios sitios que es un bodeguero de los de verdad, un bodeguero en mayúsculas que se  ha hecho así mismo en este mundo tan duro.

img_48441

Alejandro Fernandez desde  niño supo que quería dedicar su vida al vino. Aprendió el oficio de manos de su padre, todos los años le ayudaba a elaborar el vino de su pequeño viñedo. Pero la vida no le fue fácil y tuvo que trabajar en varios oficios hasta que en 1972 pudo tener su propia bodega.

Con el tiempo se ha ido haciendo un hueco en el mundo del vino, dándose a conocer como un hombre de carácter revolucionario e innovador.  Nunca se ha acomodado ni conformado con lo conseguido y  no cesa de participar activamente, revisando hasta el último detalle de todo lo que sucede en sus bodegas. Todo esto ha hecho que sus vinos se encuentren entre las mejores cartas de todo el mundo.

Ya tenía hechos los deberes, así que podíamos irnos a nuestro fin de semana vendimiador. 🙂

El sábado 26  de Septiembre llegó y tuvimos la suerte de que saliera un sol esplendido sin que le acompañase mucho calor.  Decidimos salir con tiempo de sobra, ya que aunque la distancia entre Peñafiel, sitio donde dormimos,  hasta el municipio de Roa, que es donde se encuentra la bodega es de tan solo 35 km, no descartábamos alguna pasada de salida o alguna pérdida ocasional  por tema de GPS  y así evitaríamos broncas y nerviosismos innecesarios 😉

El trayecto fue parecido a ese anuncio de coche de marca alemana que no quiero nombrar, donde la mano ondea junto el viento fuera de la ventana y que  parece que toca los campos de colores típicos de la zona y en el que el límite de velocidad te permite ir observando con los peques  cada uno de los detalles del paisaje a orillas del rio Duero.

img_47416

Desde que coges el desvío de las bodegas y hasta llegar a las puertas de “Condado de Haza” no puedes cerrar la boca al comprobar la extensión de terreno tan basta con la que cuentan estos viñedos, (según nos contaron después, unas 200 hectáreas de uva tempranillo).

img_474165

Mientras Manu  terminaba de aparcar el coche, los niños salieron escopeteados hasta el punto de recepción,  estaban impacientes por coger ese material para la actividad que nos habían comentado al reservarla , sombreros, camisetas, gafas, cestos y tijeras .¡Ya estábamos listos!

IMG_5314      IMG_5315

Olga, la hija de Alejandro nos dio la bienvenida y  mientras nos decía que iba a ser nuestra anfitriona durante el día nos iba llevando al punto de partida de esta jornada tan especial.

img_64741

Comentario de mamá: Este fue el primer detalle que nos hizo ver que a pesar del tamaño y la importancia que tiene el grupo pesquera, es una bodega familiar y todos participan de manera directa en hacer sentir a los visitantes como uno más en este pequeño universo. Algo que a día de hoy, con la tecnología y la deshumanización en el sector servicios es de agradecer.

Teniendo una guía tan especial no podíamos desaprovechar la oportunidad de aprender y descubrir alguno de sus secretos, así que durante el camino nos contaron cosas como…….

* Que Condado de Haza Comenzó su actividad en 1987, pero que no fue hasta 1993 cuando fue una finca completa. Durante este tiempo se tuvo que negociar con muchos vecinos  propietarios de pequeñas partes de tierra y fue un trabajo costoso y largo.

Curiosidad de mamá: los que trabajan en estos viñedos conocen las diferentes zonas por los nombres de los antiguos propietarios. Hay una zona que se llama “Paca la calva” y que cada uno elucubre porque se llama así.  😉

* Que esta  finca estaba en “Plena milla de oro” de la Ribera del Duero y que la plantación se dividía en dos grandes zonas.  La zona de la ladera que tiene más sol y la zona de la llanura donde las uvas maduran más despacio. Esta disposición la aprovechan para tener una recolección manual y en su momento más óptimo por más controlada y escalonada su maduración.

IMG_65434    img_5474

* Que los vinos de esta bodega son de uva tempranilo y que  desde su primera añada conquistó premios y reconocimientos internacionales.

Casi sin darnos cuenta llegamos a la cima de la ladera, donde nos estaba esperando un delicioso aperitivo a base de embutido de la tierra y vinos del grupo pesquera.

“No se puede empezar un largo día de vendimia sin llenar el estomago antes (dijo nuestra anfitriona),  y no creáis que lo hemos hecho para alagaros, esto se hace un día normal de vendimia en esta bodega. De hecho, el día de hoy va a ser exactamente igual que un día nuestro”

img_46547      img_6544

                                                            img_63876

Inciso de mamá: A toro pasado tengo que decir que tenía toda la razón, porque a media mañana todo estomago agradece una ágape tan sabroso pero si llego a saber lo que íbamos a trabajar en la siguiente hora y media, me todo dos raciones de chorizo yo solita jajaja.

“Lucia, ¿tú crees que podremos sacar la uvas de todos estos arbolitos?” preguntaba Jorge. 🙂

IMG_5321   img_54741

Pues llegó el momento de descubrirlo…  Una vez acabamos el aperitivo, (más o menos sobre las 12.15) ya estábamos delante de nuestra línea,  con la lección  aprendida de cómo cortar el racimo aprendida.

img_47412    img_6546

IMG_5332 IMG_5337

Explicación  de mamá, después de escuchar a  Olga: Con una mano se sujeta el racimo por debajo y con la otra se corta el tallo.

IMG_5322    IMG_5324

La hora y cuarto que duro la recolecta se pasó rapidísimo, los cuatro estuvimos súper entrenados, examinando uno a uno cada racimos con el que nos topábamos, cortándolos y poniéndolos en la cesta que rápidamente se llenaba y teníamos que vaciar en el camión, mientras que alguna de las “bolitas moradas” (como las llamaba Jorge) acababan por arte de magia en nuestra boca.

IMG_5342      IMG_5331

img_6565   img_65745

Inciso de mamá justificativa: Nos tomamos al pie de la letra el aviso que nos doy Olga antes de empezar. “Podéis comer las uvas sin problemas, probadlas, veréis lo ricas que está, además no están tratadas con productos químicos así que no necesitáis lavarlas”.

Casi sin darnos cuenta el camión estaba lleno, las cepas casi vacías y los enanos muertos de hambre.

IMG_5341   img_68754

Un poco más cansados y sucios volvimos a bajar los 800 metros de ladera para pesar la mercancía, conseguimos entre todos unas 1700 kilos, no creo que sea demasiado en estos temas pero a mí me pareció una barbaridad!

IMG_6587463

Mientras el responsable de la Denominación de origen venia a dar fe de lo recolectado, (Sí esto de la Denominación tiene su “intríngulis”  y no basta con recolectar, pesar y ponerse a hacer el mosto, hay que esperar a que desde el organismo pertinente venga a confirmar que lo recolectado es de la cosecha dentro de esa denominación) algo que lleva su tiempo, Olga aprovecho a enseñarnos el resto de la bodega.

img_643463    IMG_6474

                                             IMG_543242

La zona de fermentación, donde apenas pudimos estar unos minutos con medido en mano por el tema de la emisión de gases nocivos para la salud.

Inciso de mamá miedica: No me acuerdo del nombre pero si de que se nos dijo que el problema era que cuando se llegaba a un nivel de emisión, te dormías sin previo aviso,  L no me quedó demasiado claro si podías volverte a despertar, pero me dio que no, así que podéis imaginar que el tiempo de nuestra estancia en esta gran habitación fue corto.

Aquí es donde comienza el proceso por el cual el mosto dulce se va transformando en vino a través de las levaduras de la uva.

IMG_5343

La zona de la crianza, donde vimos como “duermen” alrededor de 3000 barricas nuevas de roble americano y como nos contó Olga están aquí durante 24 meses convirtiéndolo en un vino sabroso y con gran equilibrio.

IMG_6357432

Mientras  Manu escuchaba atentamente las explicaciones de los expertos Lucia, Jorge y yo no dedicamos a buscar las barricas que tuvieran el número del mes y del año en que ellos habían nacido. Entre 3000 barricas fue difícil, pero no imposible.  🙂

IMG_654741    IMG_6734

IMG_6724   img_6547

El botellero. Un túnel de 200 metros excavado a 30 metros de profundidad bajo el viñedo y donde descansa con las condiciones de temperatura y humedad optimas el  vino una vez embotellado  hasta que se distribuya.

IMG_65473   IMG_6543

IMG_64725

Aunque le costó, el responsable que tenía que dar fe de nuestra cosecha llegó y nos dio el visto bueno para comenzar a hacer vino. Este momento fue casi el preferido de Jorge….  nos pusimos alrededor de un gran agujero  con una espiral gigante en la parte más baja, a mi me recordó a esas películas de héroes y villanos que al bueno le secuestran y le ponen al borde de precipicio con  enormes cuchillas esperándoles a no ser que llegue su héroe a tiempo.

IMG_5474  IMG_65472

                                                          IMG_64563

La maquinaria comenzó a funcionar con un sonido ensordecedor, esperando a que el camión descargase todas las uvas para separarlas de las ramas y prensarlas.

IMG_654732    IMG_5424

Con la emoción del momento no nos dimos cuenta que a los pocos minutos nos estaban esperando en la zona de la terraza del restaurante, cinco camareros con nuestro mosto  listo para la cata.

IMG_654343      IMG_6543

 IMG_54246    IMG_5627

Corrección de mamá: He dicho que este momento fue el preferido de Jorge, pero creo que no es del todo cierto, lo fue hasta que descubrió la “despalilladora” un aparato que estaba a un par de metros y que disparaba con una fuerza brutal  los retos de ramillas y de piel de las uvas al campo.

“¡Mamá, el suelo esta morado!”

IMG_6543

Mis tripas  (supongo que las del resto también)  comenzaban a rugir, pero dio la casualidad  coincidió ese momento con la llamada para comer. Entramos en el restaurante de la bodega y nos fuimos colocando en las mesas que nos habían asignado (una mesa por familia). Tuvimos suerte, porque la nuestra daba al gran ventanal cara a la parte principal de la finca.

IMG_5644    IMG_65472

Todas las mesas estaban ocupadas menos una, que para nuestra sorpresa era para la familia Fernandez, Alejandro, su mujer, alguno de sus hijos y nietos tenían una mesa preparada para comer con nosotros.

Si la vendimia fue divertidísima, la comida fue espectacular…  con productos típicos de la zona, unos garbanzos que incluso yo que no soy de comerlos fuera de casa me puse morada y como no, el lechal…. Mmm, impresionante, casi tan rico como el de mi madre 🙂  . Todo esto bañado con los vinos del Grupo Pesquera.  Aquí fue cuando Alejandro tomó el relevo de su hija y nos fue explicando cada uno de sus vinos a medida que los íbamos catando. ¿Qué más se puede pedir?

IMG_5633

Salimos tan contentos del día tanto Lucia como Jorge quisieron firmar en el libro de visitas.

IMG_5645

Podéis imaginar cual fue el resumen del día, no nos dieron un diploma pero no lo necesitamos. Señores, la familia Naya- Rubio ya es una familia de viticultores jajajaja. Eso sí, después de una jornada así, se necesitan muchas horas de descanso, creo que aun arrastro ese cansancio, aunque no dudamos en visitar otras bodegas y Peñafiel con su castillo u y muse del vino 😉

img_4745   IMG_6463463

img_65874634      img_654

EL enoturismo no es un turismo solo para parejas, es una excelente opción para que los niños aprendan a valorar el entorno natural, a respetar el medio ambiente, además de aprender a trabajar en equipo divirtiéndose. ¿No os parece?

Nosotros el año que viene volvemos.

img_65743463

Bs

Pastrana, una villa ducal enmedio de la Alcarria

Desde que nació Lucia comenzó esa batalla que supongo tendrán todas las familias de a quien se parecen los recién llegados.  En toda reunión familiar que surgía se juraba y se perjuraba que Lucia era la viva imagen que el padre (que van a decir… es la familia del él jajaja), algo que a mí me generaba  cierta irritación y no porque a la madre no le dieran ningún tipo de valoración genética si no porque no era cierto jajajaja… Lucia siempre ha sido castaña, con los ojos marrones y redondita como yo, en cambio el padre es de pelo claro y ojos azules……

Todo esto, a falta de mejorar  se “agravó” con la llegada de Jorge.  Cuando dos años después llegó el enano, el comentario generalizado de la familia del padre volvió a ser el mismo que con la primogénita,  “es clavadito al padre”.

IMG_05154

Y aquí es cuando una se planta y  pregunta …… ¿Cómo va a ser posible que dos niños, una castaña y otro rubio, una con ojos marrones y otro con azules puedan ser la misma imagen que el padre?  Evidentemente no he recibido contestación  a mi duda existencial. 😉

 IMG_5474

Ellos son como son,  físicamente  se parecerán a quien se parezcan, pero señores, en cuestión de personalidad y en especial Lucia es clavadita a una servidora jajaja y sobre todo en su espíritu curioso, inquieto además de romántico.

IMG_6004

Por eso, desde muy pequeñita y a medida que ha ido creciendo todavía más,  me ha preguntado como fue el día de nuestra boda, donde nos casamos, quienes eran los invitados, como fue la fiesta  y como era mi vestido. La razón que me daba para su insistencia (creedme si os digo que cuando le da por un tema puede llegar a ser un poco cansina) era porque ella estaba en mi barriguita esperando el momento y no podía verlo desde ahí  dentro….

Este año Manu y yo cumplimos 12 años de casados y como los enanos ya son mayores nos pareció  un excusa perfecta para enseñarles el lugar donde sus padres empezaron a caminar juntos y así ellos pudierann trasladar esas fotos que tantas veces han visto a la realidad.

Aprovechando que el puente del 19 de Marzo solo era fiesta en algunas comunidades cogimos el coche  y allí que nos fuimos los cuatro.

Inciso de mamá: Leyendo esto del coche estaréis dando por hecho que no me casé en Madrid y así fue, pero aunque puede parecer raro os diré que hay dos razones por las que no elegí  mi cuidad para tal evento.

***Tenía claro que no quería casarme en un hotel

***Como ambas familias viven fuera de Madrid, nos pareció lo más justo que el sitio fuera neutral y todos, incluidos los novios, tuviéramos que desplazarnos.

El sitio elegido fue Pastrana, (bueno, la Villa Ducal de Pastrana 😉 ) una pequeña población cerca de Guadalajara,  entre el rio Tajo y Tajuña, cerca del embalse de Entrepeñas y dentro de la comarca natural de la Alcarria.

IMG_54644

El camino que te lleva a esta villa es una carretera cuasi-solitaria y silenciosa, en la que apenas oyes ruido de motores salvo el de algún tractor u otro trabajando en la zona, esto, te permite descubrir el paisaje característico de la zona…. cientos de hectáreas de campos de vides y  cereales que se mezclan con extensiones de arbustos y plantas aromáticas como el tomillo como la jara o el romero, tan conocidos como la famosa miel de la Alcarria protegida por la Denominación de origen desde 1992.

_DSC0326

Los enanos estaban expectantes, no veían pasar los kilómetros, (sobre todo Lucia que desde hacía días estaba planeando como hacer un álbum de nuestra boda 12 años después 🙂 )

Confesión de mama: Tengo que reconocer que yo también estaba un poco impaciente, desde nuestra boda (y eso que habíamos prometido regresar) no habíamos vuelto a visitar este sitio tan importante para nosotros.

Así que aproveché ese rato para ir explicándoles un poco que es lo que nos íbamos a encontrar… Si, esta vez también estudié jajajaja.

Un poquito de historia para los papás….

Pastrana, declarada Conjunto Histórico Artístico en 1966 fue fundada hacia el siglo XIII bajo la Orden Religiosa Militar de Calatrava con el objetivo de crear una aldea de “Re-población” tras la expulsión de los árabes.

 En 1541 el Rey Carlos I vende la Villa a Doña Ana de la Cerda, viuda de Don diego de Hurtado de Mendoza y  al morir ésta, sus hijos se la venden a los Príncipes de Éboli que serán los que obtengan por primera vez el titulo de Duques de Pastrana y bajo el mandato en el que Pastrana tiene su gran esplendor, finalizando el Palacio ducal que empezó la primera Señora de la Villa y elevando a Colegiata la Iglesia Parroquial.

No sé si lo recordáis pero hace algún tiempo hubo una serie sobre la Princesa de Éboli protagonizada por Belén Rueda. En ella se mostraba la vida de la Duquesa de Pastrana que desde la muerte de su marido en 1573 fue bastante movidita e intensa… Al quedar viuda ingresó en el Convento de San José y muchas veces fueron las que incumplió las reglas de la Orden, tantas, que el rey, Felipe II la ordenó salir para ocuparse de su patrimonio y familia, volviendo a Madrid como una de las mujeres más respetadas y acaudaladas de la Corte. Ya en la Capital su vida no se relajó y por sus intrigas en la Corte con el secretario del rey (papel que protagonizaba Hugo Silva) fue detenida en 1579 y finalmente llevada a su propio palacio de ducal de Pastrana de donde no saldría más hasta su muerte.

IMG_5285

Cotilleo de mamá: Cuenta las malas lenguas que la causa del  parche fue porque de niña, jugando con un paje, la punta de un florete se clavó en su ojo derecho, aunque algunos dicen que era por estética.

Pero aquí no acaba la lista de personajes ilustres que pasaron por Pastrana y entre los que quiero destacar……

Santa Teresa de Jesus que fue llamada por los Duques de Pastrana para fundar un convento de Carmelitas descalzas en la villa. San José para las mujeres y San Pedro para los hombres. Y cuenta la gente que sabe que incluso vivió  en el propio Palacio Ducal mientras dirigía la instalación de las comunidades.

IMG_5287

San Juan de la Cruz, santo abulense que acudió a la llamada de Santa Teresa para ayudar en la fundación del convento masculino y ejercer como maestro de los novicios. Aun se puede visitar la cueva y la Ermita donde acudía a meditar durante su estancia en la villa.

IMG_5289

Nicolás Fernandez Moratín, que heredó todos los bienes que su abuela paterna tenía en Pastrana y que le gustaron tanto que paso largas temporadas aquí, escribiendo obras tan conocidas como “La mojigata” y “El sí de las niñas”.

IMG_5288

Y ahora que sabemos un poco más…….

Cruzamos la entrada de la villa sobre las 13.45, así que aprovechamos a comer antes de nada. Pastrana tiene mucha oferta gastronómica pero nosotros paramos en el “Restaurante Convento de San Francisco”, justo a la entrada de núcleo urbano y al lado de la guardia civil.

img_4675        img_475445

La Gastronomía es la típica de la zona, cordero asado o en caldereta, migas,  gachas, la pesca, la caza… hay para todos los gustos así que no nos defraudó  a nadie.

IMG_2839

Tras la comilona que nos metimos entre pecho y espalda decidimos dejar el coche aparcado y bajar al centro andando. La idea no molestó demasiado a los enanos por la emoción de conocer cada uno de los rincones donde sus papás se casaron 🙂

Entramos a la villa por la calle de de la Princesa de Éboli, vía ancha y con el “Palacio viejo” a la izquierda el cual se cree que fue la antigua hospedería de la orden de Calatrava y que sirvió de vivienda a la Duquesa de Pastrana mientras se construía el nuevo  Palacio.

IMG_5293

Cruzando el primer arco que de los muchos de los que nos vamos a encontrar en este paseo de recuerdos está el escudo  de armas de la casa ducal, que nos lleva a la plaza de armas y como no hay pueblo que se tercie que no tenga su plaza mayor, Pastrana no iba a ser menos, la llaman  la Plaza de la hora  y se encuentra presidida por el Palacio Ducal. Cuenta la leyenda que se llama así porque cuando la princesa de Éboli estuvo encarcelada aquí, solo se le permitía asomarse una hora al día a la reja del torreón.

IMG_5292   img_474654

Al contarle la historia a mis enanos no paraban de mirar hacia arriba fascinados, imaginándose la vida de esa pobre mujer contando los largos minutos del día hasta poder asomarse a ver la vida pasar entre las rejas de su cautiverio. 😦

IMG_5286

El Palacio Ducal es obra de Covarrubias, una construcción de estilo renacentista con planta cuadrada, patio central (que con la rehabilitación que se ha hecho hace poco lo han estropeado un poco tapándolo con estilo moderno)  y torres en las esquinas. Acostumbrados a ver algunos castillos de “princesas y caballeros” nos sorprendió la escasez de detalles en la fachada y la leyenda escrita en el centro “DE MENDOZA A LA CERDA”

¿Mamá de que te ríes?. Estas palabras me “despertaron” del recuerdo en el que estaba inmersa.  Ainss…. cuantas veces me repitió el organizador de la boda que en este palacio  estaba aprobado un proyecto de hotel y que estaría listo para el día de la  boda…  ese día nunca llegó.

Gracias a la guía turística que estaba en la puerta descubrimos que aquí nació María Ana de Austria, hija de María de Mendoza  y de Don Juan de Austria, que no se le ocurrió otra cosa que  de mayor tener una relación con aquel  Pastelero del Madrigal que intentó usurpar la corona de Portugal y a quien Felipe II ejecutó,  mientras que a ella, siendo su sobrina, la encerró de por vida en distintos conventos.

Subimos por la calle Mayor…. (Cuantas veces he paseado por esta calle flanqueada por casonas de piedra que te muestran su trazado medieval y  el poderío de esta villa en el pasado) hacia la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción, iglesia donde Manu y yo nos casamos un 26 de Julio de 2003.

Todo sigue igual, la entrada, la puerta gótica, sus muros altos, sus escasas ventanas, el crucero que nos recibe.

IMG_2879    IMG_47155

Casi susurrando para no molestar al resto, les conté a los enanos donde me estaba esperando papá, por donde entré yo con el abuelo mientras el coro de las mujeres del pueblo cantaban no sé el qué ya que mi enfado por el olvido del cura de llamar a la coral me ofuscaba los oídos. Jajajaja

 IMG_574524        IMG_4754

Fue gracioso ver esa escena, 12 años  y con mis hijos como protagonistas delante del precioso retablo de Matías Jimeno del S.XVII.

IMG_47545

Inciso de mamá: Nosotros no lo vimos pero dentro de la colegiata existe la posibilidad de visitar el museo parroquial.

Eso sí, cuando salimos de la Colegiata no nos libramos de la sesión de fotos de la mejor fotógrafa que conozco, mi hija, aunque fue un poco excesiva con el tema de las poses 😉  “besaos, no así no de esta manera, ahora más cerca, ahora más lejos” jajajaja

      IMG_47745     IMG_47464

                       img_47545

¿Creéis que hay mucha diferencia entre el 2003 y 2015?

IMG_4755 IMG_2848

Seguimos el camino paseando por las callejuelas colindantes a la colegiata, pasando por la “La casa de la inquisición”, “La casa del Calatravo”, “la plaza de los cuatro caños” o lo que queda de la “Antigua sinagoga”… encontrando casi por casualidad alguna de las casas rurales en donde los invitados se hospedaron o yo misma pasé la última noche de soltera. 🙂

IMG_45478

EL final de nuestra excursión acabó, según palabras de la “fotógrafa oficial” en el sitio más importante, el “Convento del Carmen” que fue donde sus papás  celebraron el convite nupcial jajaja.

IMG_5291

Este convento es el antiguo de San Pedro fundado por Santa Teresa, ocupado por frailes carmelitas hasta la desamortización de Mendizábal y por la orden franciscana desde 1855 que lo usó para formar a los misioneros que enviaban al extremo oriente.  Un precioso lugar para celebrar cualquier tipo de celebración y digno de conocerse.

IMG_5290    IMG_4754 IMG_4755   IMG_6355

Fue un día original y lleno de sentimientos ya que no solo fuimos a conocer un sitio nuevo lleno de historia y encanto, sino que además ha sido un regreso al lugar donde empezó todo, el  inicio de nuestra vida en común y el comienzo de nuestra mayor aventura, “nuestra familia”. Puede parecer una tontería pero no podéis imaginar qué bonito es enseñar este tipo de cosas a nuestros hijos, que conozcan de primera mano cada una de las etapas de nuestra hiostoria….

IMG_47654

Manu… ¿Quién nos iba a decir  que después de esta foto de  hace 12 años estaríamos como estamos ahora?.

IMG_5297

Yo puedo decir que estoy feliz y que ha merecido la pena…. ¿tú? 😉

IMG_47545

Pero basta ya de sentimentalismos 🙂 creo que está de más decir que merece la pena conocer Pastrana, pero si lo que necesitáis es una ocasión especial  para visitarla, aquí os dejo algunas fechas importantes para la Villa.

*** 20 de Enero se celebra la Festividad de San Sebastian, patrón de la villa  y donde antiguamente los mozos cantaban y hacían las rondas para cortejar a las mozas del pueblo.

*** Durante la segunda semana de Marzo se celebra la Feria Apicola donde los visitantes tienen la oportunidad de adquirir diferentes clases de miel y dulces típicos de la zona en la Plaza de la hora.

*** Los días 30 de Abril y 1 de Mayo se celebran la fiesta de Los Mayos” en la que las cruces son adornadas con laurel, claveles, rosas y que por su belleza está declara Fiesta de interés cultural.

*** Y por último,  el Festival ducal que se celebra normalmente en Julio y  nació con la idea de promocionar Pastrana recreando el momento histórico de mayor esplendor de Pastrana: El Siglo de Oro Español. Se hace una recreación histórica que narra los hechos a través de los personajes más famosos de la época,

Ya decía Camilo José cela en su libro “Viaje a la Alcarria” que Pastrana es mucho pueblo para patearlo en un día y no es que porque yo me casase allí pero tenía razón…..

Bs

Ahhh y si vais con tiempo, merece la pena acercaros hasta Zorita de los Canes, pasear por su castillo y visitar los restos de la ciudad que se construyó en honor al rey RECAREDO.

IMG_2890

Una tarde toledana

By María.

Un domingo de mañana, ha salido el tímido sol y a última hora mi marido propone tomar rumbo a Toledo. Pues allá vamos!

A lo largo de la historia, Toledo ha sido conocida por ser la Ciudad de la Tolerancia o de las Tres Culturas, con la convivencia de judíos, musulmanes y cristianos. Nosotros comenzamos nuestra pequeña aventura en la Plaza de Zocodover, punto de referencia para turistas y toledanos, y testigo de todas las épocas y pueblos que aquí se asentaron.

Imagen

En ella se han celebrado corridas de toros, ejecuciones de la inquisición, justas y todo tipo de disputas. Ahora está rodeada de cafés, restaurantes y negocios. Pues aquí llegamos a la una de la tarde, a esta hora y después del viaje en coche (a unos 73 Km de Madrid) había un poco de hambre, así que comimos y muy bien por cierto.

A las tres de la tarde cogimos un pequeño trenecito en esta plaza: el zocotren, el cual realiza un recorrido a baja velocidad por las calles más céntricas y relevantes del casco histórico de la ciudad, así como una panorámica desde “la cornisa” y rivera del Tajo.

ImagenImagenImagen

El recorrido dura unos 45 minutos y con el billete te dan unos auriculares mediante los cuales podemos escuchar una grabación sobre un poco de la historia de Toledo e información turística.

Esto de los auriculares le hizo mucha gracia a Gabriela, que cada dos por tres me iba repitiendo a viva voz lo que escuchaba…. La verdad es que los pequeños estuvieron muy atentos al recorrido. Así pudimos apreciar la belleza monumental de Toledo, así como sus hermosas vistas desde el río Tajo, pasando al lado de los cigarrales (antiguas fincas señoriales de recreo, ahora muchas de ellas reconvertidas en hostales, hoteles o restaurantes).

ImagenImagenImagen

Durante el recorrido, el tren paró en un mirador a orillas del río…. vaya vistas!!!…. El simpático conductor, le dejó a Gabriela su gorra para hacerse una fotografía, Alex declinó amablemente la invitación…. no le gusta ponerse cosas extrañas sobre su cabeza.

ImagenImagen

Desde este mirador podíamos apreciar la belleza monumental de la ciudad: el Alcázar, el Monasterio de San Juan de los Reyes, la Catedral Primada,…. estructuras que íbamos señalando a los niños, que ya empiezan a disfrutar de las historias y leyendas que encierran, más Gabriela que Alex, por edad.

ImagenImagen

Una vez el tren nos apeó de nuevo en la plaza Zocodover, paseamos por las estrechas calles, imaginando toda la gente que antes que nosotros transitaron por ellas a lo largo de la historia.

ImagenImagen

A Gabriela le quedó muy claro que en Toledo hay muchas espadas y cuchillos…. ja, ja. En algunas tiendas, bastantes, podéis encontrar réplicas de las espadas y cascos y mallas que se han empleado en películas muy conocidas, como la saga de “El Señor de los anillos”… y es que esas espadas se forjaron en esta ciudad, al igual que las de películas como “Conan”, “Gladiator”, “Braveheart” o “Alejandro Magno”….

ImagenImagen

Marta, esto sería el disfrute total de Jorge…. je, je, je…. Alejandro se compró una cimitarra mora de madera, y su papi ya la ha probado en sus carnes…. 😛

Decidimos cruzar a pie el Puente de Alcántara, uno de los más importantes, de origen romano y reconstruido por los árabes, los cuales le pusieron el nombre. En 1258 fue dañado por una riada y el rey Alfonso X El Sabio, lo construyó de nuevo. Se trata de una construcción militar que servía de entrada a la ciudad. Está situado a los pies del Castillo de San Servando.

ImagenImagen

Desde aquí los niños divisaron en el cielo una extraña bandada de pajarracos… je, je, je… se trataba de un grupo de personas practicando parapente con motor!!

Imagen

También vimos que había una ruta de senderismo por la rivera del río, así que bajamos y recorrimos un trozo de la “ruta de don Quijote”…. Los peques no perdían detalle de todo el entorno: “papá mira cuantos patos nadando en el río!”… “restos de un antiguo molino, como corre el agua por aquí, hasta hace espumita!!”…

ImagenImagen

Gabriela aprendió una importante lección: no arrancar hojas que no conocemos. Y no va y le hecha mano a unas ortigas???… Ay, ay, ay…. menos mal que no las cogió del tallo y enseguida le grité que las tirase, …. “la sangre no llegó al río”…

Después de tanto caminar, decidimos parar en un merendero a comernos unos bocatas que llevábamos en las mochilas (hay que ir preparado para todo!). Nuestros enanos tenían que reponer fuerzas ya que el coche lo teníamos aparcado al lado del Alcázar. Todo lo que bajamos ahora teníamos que subirlo. En Toledo se encuentran siete colinas y el Alcázar está sobre una de ellas!.

Imagen

Alex hizo trampa y usó el “caballito” de papá, pero Gabriela se portó como una campeona, íbamos bromeando diciendo: ya falta poco para llegar a la cumbre, ves las torres del Alcázar?.. por allí, por allí es!!…

Una vez alcanzada la cima, o sea, que llegamos al parking, no habíamos salido de él cuando escuchamos a Alex roncar!!… Gabriela se quedó dormida poco después…Un día intenso para nuestros aventureros.

Toledo es una ciudad preciosa, a unos 50 minutos de Madrid, no dejéis de ir porque vale mucho la pena, y como los niños se lo pasaron tan bien, estoy investigando actividades y rutas por allí para otros días… y como no, os lo contaré.