Cheese cake como le gusta a papá

Dentro de mi lista de cualidades no está la de ser una “cocinillas”. No me cuesta reconocer que hasta que fui madre, mis incursiones en la cocina no eran muy abundantes. Aún me cuesta hacer un huevo frito rompiendo la cascara directamente encima de la sartén y me lancé a hacer mi primera tortilla de patata como hace tres o cuatro años.

Inciso de mamá: Eso sí, al Cesar lo que es del Cesar y tengo que decir que desde que hice mi primera tortilla ya no me dejan dejar de hacerla. 😉

Pero desde que fui madre y sobre todo, desde que mis peques han empezado a tener una edad con la que pueden hacer “cosas de mayores”, me he aficionado a esa sala de la casa que apenas pisaba.

Cocinar con ellos es un verdadero placer, nunca rechistan cuando les propongo cocinar algo (dulce o salado) y me encanta ver como se organizan para sacar, uno a uno, los  ingredientes que vamos a necesitar. Les divierte y encima aprenden sobre los alimentos y cómo hay que comer, algo primordial en esta sociedad que cada vez hay más obesidad infantil.

Sé que puedo pecar un poco de mamá histérica pero me da la impresión que el mundo está perdiendo muchos de los valores con los todos hemos crecido  y que a veces delegamos en el colegio la responsabilidad de enseñar a nuestros pequeños monstruos cosas que fácilmente podemos hacer en casa. Una de éstas es el aprender a comer bien, a valorar la comida y a no desperdiciarla, algo que simplemente con el día a día en casa y dejándoles participar activamente en la cocina  sería más que  suficiente.

No os descubro nada si os digo que los peques aprenden mucho más cuando se divierten. Muchas veces hablo con gente que me afirma que con las edades que he hecho ciertas  cosas con los peques,  voy a tener que repetirlas cuando sean un poco más mayores ya que no se acordarán.  Y yo siempre respondo con el pecho hinchado como un pavo (de lo orgullosa que estoy jajaja) que puede que tenga que repetir alguna de nuestras aventuras, pero no porque no se acuerden, si no por qué les apetezca hacerla.

Mil veces me he sorprendido cuando en una situación cotidiana los peques me dicen… “mamá, mira este cuadro es como el de Sorolla que vimos “,  “mamá, mira ese pastorcillo del belén está arando la tierra como en las fotos del bisabuelo”. Tambien me ha pasado que algún adulto se sorprenda de los comentarios o conocimientos que tienen los niños, preguntándoles a ellos como saben esas cosas si no han vivido en esa época. Pues muchas de esas cosas señores, mis peques lo han aprendido divirtiéndose.

Pues con la cocina pasa lo mismo. Seguro que no os habéis parado a pensarlo, pero cocinando los niños aprenden cosas tan importantes como….

A desarrollar cada uno de sus sentidos. El olor de una pizza recién horneada, a manipular la masa de las galletas, a probar si el punto de sal esta ok, o a mirar si el bizcocho esta hecho o le falta un poquito.

A trabajar en equipo. Mamá corta, Lucia lo echa y Jorge lo mezcla.

A aumentar su autoestima. Que orgullosos están cuando el pastel sale rico y la vecina les pide la receta.

A organizarse. No se puede meter la masa en el horno sin haberlo precalentado antes. No saldría bien.

A desarrollar la motricidad fina. Algo que oímos decir mucho a los profesores en su etapa infantil, que por lo menos a mi me sonaba a chino y que al final descubrí que a grandes rasgos no es otra cosa que la destreza manual. En la cocina, también la usan.

A tener más conocimientos de matemáticas. Hay que saber pesar bien los gramos de harina que necesitamos para el bizcocho y contar el número de huevos que vamos a necesitar para una tortilla de ocho personas.

Vamos, que en una tarde de cocinillas con mamá ¡aprendemos un montón de cosas!

Aunque nos gusta cocinar recetas de todo tipo (dulces o saladas) hoy vamos a enseñaros una, que es la especialidad de la casa. Una receta que el papá de las criaturas llevaba tiempo pidiéndonos y, que como pasaba con el tatín de manzana, no nos atrevíamos a hacer porque nos parecía súper complicada, pero que después de hacerla, recibir críticas tan maravillosas y que incluso algún vecino nos ha dicho que es clavadita a la de su madre… no podíamos dejar de compartirla con vosotros, ¿no os parece?

Pues allá vamos…. A hacer una maravillosa  tarta de queso estilo New york.

Ingredientes que vamos a necesitar para 6 personas.

Para la base de la tarta…

*Medio paquete de galletas Marbú dorada.

Comentario de mamá: El tipo de galleta depende sobre todo de las que más os gusten a vosotros, puede ser también galletas digestive o Maria. Nosotros hemos probado con Digestive y Marbú y por unanimidad preferimos las segundas, que no matan el sabor de la tarta. Sobre la cantidad a utilizar también depende si os gusta que la base sea gordita o finita… con medio paquete queda en un término medio. 😉

*50 gramos de mantequilla de repostería o margarina.

Para el relleno de la tarta…

IMG_3290

*450 gramos de queso filadelfia.

Consejo (1) de mamá sobre el queso: las tarrinas suelen ser de 200 gramos y necesitareis tres, pero si encontráis los famosos pack ahorro de los supermercados, estos, vienen en formato de 250, así que con un normal y otro del pack ahorro os librareis de tener que pesarlo.

Consejo (2)  de mamá sobre el queso: si os gusta mucho el queso…  podéis echarle hasta los 500 gramos y así el sabor será un poco más intenso.

*100 gramos de crema fresca.

Comentario de mamá (1) sobre crema fresca: También se puede usar yogurt griego en la misma cantidad pero no sale igual de cremoso. 🙂

Comentario de mama (2) Sobre  crema fresca: Os vais a encontrar muchas opciones de crema fresca, pero quiero recomendaros la de “Pastoret”. Espectacular……

IMG_3300

*125 gramos de azúcar.

*1 huevo y medio.

Aclaración de mamá: Lo sé, es un poco complicado, pero con dos queda un poco más liquido. Lo que yo hago es abrirlo sobre un plato y con una cuchara sopera parto la yema y la termino de colmarla con la clara. jajajaja

*Zumo de ¼ de limón.

*1 cucharada y media sopera de harina de repostería.

*1 chorrito de vainilla. (Como tres cuartos de una cucharita de café)

Utensilios que vamos a usar.

*Bol grande.

*Bol mediano.

*Espátula.

*Batidora con varillas.

*Papel de hornear.

*Molde desmontable de 18 a 22 cm.

Y con  todo esto…. Nos ponemos manos a la masa.

¡OJO! Antes de nada precalentamos el horno a 200 grados, con la opción de arriba-abajo y nos ponemos con la base de la tarta.

PASO 1: Trituramos las galletas hasta dejarlas en polvo  fino.

IMG_3206

Comentario de mamá: Como nos van a ayudar los peques podemos hacerlo, o bien con un robot de cocina, o bien metiéndolas en una bolsa para que las golpeen con un rodillo. Lo del robot les va  a gustar, pero machacarlas con un rodillo… les va a encantar 🙂

PASO 2: Derretimos la mantequilla en el microondas.

PASO 3: Mezclamos la mantequilla con el polvo de galleta hasta dejar una masa parecida a como es la arena mojada del mar.

PASO 4: Desmontamos el molde, ponemos un trozo de papel de  hornear encima de la base y lo volvemos a montar.

PASO 5: Cubrimos la base del molde con la mezcla de galletas y mantequilla, la esparcimos bien con una cuchara o con las manos (esta opción es la favorita de los peques) hasta que quede una base homogénea.

PASO 6: Metemos el molde en el congelador.

PASO 7: Ponemos el queso fresco dentro del bol y lo batimos con la batidora de varilla para deshacerlo un poco.

IMG_3088

PASO 8: Añadimos la crema fresca (créme fraiche, como dirían los expertos cocineros jejeje), el azúcar, el zumo de limón, la harina y volvemos a batir.

IMG_3091

PASO 9: Echamos la vainilla y volvemos a batir.

IMG_3090

PASO 10: Echamos los huevos y batimos un poquito más, no muy fuerte y lo justo hasta ver que la masa se vuelve un poquito amarillenta.

Consejo de mamá: No debemos de batir demasiado fuerte ni durante mucho tiempo, por qué así entra mucho aire a la masa y durante el horneado se hinchará y quebrará.  

PASO 11: Sacamos el molde del congelador y lo rellenamos de la mezcla que acabamos de hacer.

Mientras  intentamos evitar que los peques no se la coman por el camino. 🙂

IMG_3096

¡OJO! que aquí viene el punto lás importante para que la receta nos quede exquisita… ñam, ñam….

PASO 12: Metemos el molde en el horno y durante los primeros 10-13 minutos lo hacemos a una temperatura de 200 grados.

PASO 13: Sin abrir el horno bajamos la temperatura a 90 grados  y lo dejamos durante otros 35- 38 minutos.

Consejo de mamá: ¡No abráis el horno hasta que ya esté la tarta totalmente hecha, si no, el centro se hundirá!

Lo sé, igual que yo en mis primeras veces os estaréis preguntando cómo se puede saber si está hecha o no…. Yo hasta que le pillé el truco me agobiaba un poco que se pasase, pero he descubierto que el punto está cuando veo los lados de la tarta un pelín separados del molde y sobre todo , estará lista cuando movéis el molde y la masa se parece a la de un flan.

PASO 14: Cuando pase ese tiempo, no sacamos la tarta, la dejamos dentro del horno apagado durante algunas horas,  hasta que el horno y la tarta lleguen a la temperatura ambiente.

PASO 15: después, Metemos la tarta en la nevera hasta que esté totalmente fría, incluso y mucho mejor si la dejamos hasta el día siguiente.

Et voila…. Nuestra tarta de queso estilo New york ya está lista

IMG_3190

Ahora, para rematar la faena y solo dependiendo del gusto del consumidor, podemos aderezarla con mermelada de frambuesa por encima. Aunque tengo que decir que nosotros en casa la comemos sola y está  de muerte….. 🙂

Por favor, intentad hacerla vosotros en casa,  sabéis que yo no soy nada cocinillas y ha sido un éxito total desde el principio.  Solo deciros que de las cuatro veces que la hemos hecho en casa  (desde el descubrimiento de la receta), no he conseguido hacer una foto con ella entera casi nunca. Jajajaja.

¿Os animáis?, ¿nos lo contáis?

Bs

 

Tatín de manzana con niños.

Desde muy pequeñitos a Lucia y a Jorge les gusta que cocinemos juntos. Hacia bastante tiempo que no lo hacíamos así que el en uno de estos fines de semana que ha amanecido lluvioso decidimos retomar esta bonita tradición.

Uno de los postres favoritos de Lucia y su padre cuando vamos a un restaurante es el “tatín de manzana”, eran muchas las veces que me insinuaban que lo hiciéramos en casa, pero yo lo veía demasiado complicado…  hasta que descubrimos esta sencilla y rápida receta.

Como sabéis tengo por costumbre probar las cosas antes de contároslas, esta ocasión no iba a ser diferente y tuvimos tanto éxito en el resultado que no hemos querido tardar demasiado en compartirla por si os apetece hacerla en alguna de las comilonas que se avecinan y sorprender a la familia.

Esta entrada es un poco especial…  desde que Lucia escribió en el blog tiene el gusanillo de seguir colaborando en él y aprovechando estos días de fiesta me ha pedido que la deje repetir, la veo con tanta ilusión que yo no me puede negar :).  Así que no me retraso más y paso el teclado a esta personita que tengo al lado y que no para de preguntarme si ya he acabado que es su turno, a esta personita que como me descuide, en breve me quita el puesto jejeje….

Bs.

Marta.

Hola a todos, soy Lucia y os voy a contar como en 10 sencillos pasos se puede hacer este delicioso tatín. Tan fácil que, si no fuera por el horno, nosotros los niños podríamos hacerlo solos. 😉

¿Qué vamos a necesitar?

Utensilios

Bandeja de horno. (el horno lo doy por descontado)

Pincel.

Y en cuanto a los ingredientes… (para 4 personas)

1 lamina de hojaldre.

3 manzanas Golden.

60 gramos de mantequilla.

70 gramos de azúcar.

Ahora sí, ya podemos empezar….

PASO 1.

Sacamos el hojaldre de la nevera unos 20 minutos antes de empezar, así tendrá tiempo de ponerse a temperatura ambiente y se podrá manejar mejor.

PASO 2.

Precalentamos el horno a 180 grados por arriba y por abajo.

PASO 3.

Ponemos la mantequilla en un plato y lo metemos en el microondas de 30 a 40 segundos.

Truquito de MAMI: Para que el tatín quede más jugoso cogemos un poquito de mantequilla derretida con el pincel y la untamos en la base de la bandeja del horno donde vayamos a poner el hojaldre.

img_1356

Además, espolvoreamos un pelín de azúcar sobre ella para que cuando la masa se esté haciendo haga un efecto de caramelo delicioso.

PASO 4.

Desenroscamos la masa, recortándola sino cupiera en la bandeja.

La forma del hojaldre la podéis comprar cuadrada o redonda, es indiferente y queda igual de rica. Nosotras teníamos nos apetecía hacerla redonda y un poco más pequeña que la receta origina y la recortamos tomando como base la tapa de una cazuela.

img_1360

Una vez puesta encima de la bandeja del horno la tapamos con el mismo papel que viene de la tienda para que no se seque mientras trabajamos con las manzanas.

PASO 5.

Lavamos y pelamos las manzanas.

PASO 6.

Cortamos las manzanas en cuartos y luego en láminas finas.

PASO 7.

Colocamos las láminas de manzana encima de la masa del hojaldre. De los extremos al centro y solapando una encima de otra.

Consejo de LUCIA. Os aconsejo que pongáis los trozos de manzana más grandes en los extremos y los pequeños en el centro. Así en más fácil montar el puzle.

img_1363

PASO 8.

Rociamos la tarta con el resto de la mantequilla.

y hacemos lo mismo con el azúcar.

PASO 9.

Lo metemos en el horno durante unos 40 minutos a 180 grados.

Truquito de LUCIA. He aprendido de mamá que, si no estamos muy seguros de los tiempos o del horno, una señal que nos indica que la tarta está a punto es cuando veamos que la manzana doradita por los lados.

PASO 10.

Una vez sacada del horno y dejado pasar un ratito para que se enfrié…  yam yam a comer 🙂 🙂 🙂 🙂 🙂

 img_1372

Espero que os haya gustado y os animéis a hacer esta deliciosa tarta en casa. Nosotros ya tenemos esta receta en el libro de mamá y seguro que recurrimos a ella muy pronto.

Por si no hablo con vosotros antes, os deseo unas muy felices navidades.:) 🙂 🙂

Un beso.

Lucia.

Los tres cerditos…

Los que conocen nuestro día a día en las redes sociales, han ido descubriendo que el colegio de mis hijos es un poco distinto al resto… aprenden lecciones de historia a través de representaciones teatrales, celebran el día mundial de las matemáticas con competiciones online, celebran varias ferias benéficas al año para ayudar a los más necesitados o el día del deporte en el que cada una de las “casas” compiten con el resto para conseguir el trofeo anual.  Por eso no me sorprendió nada cuando Lucia apareció hace unos días diciendo que tenía un concurso de tartas el ultimo día de cole.

Ainsss…. Mirad que yo me lanzo con todo, pero cuando me explicó que teníamos que decorarla y todo me empecé a preocupar, Lucia no paraba de decir que teníamos que hacer la tarta más espectacular del mundo y yo no soy de las más duchas en la materia del fondant, pero bueno que pasara lo que tuviera que pasar, lo importante es que la enana se divirtiera un rato con la que escribe y ya se vería el resultado.

Estuve tres o cuatro días dándole vueltas a mi cabecita, pensando en que diseño podía ser lo suficientemente sencillo para que la enana lo hiciera sin problemas y original para un concurso como este. Y un día colocando los álbumes en casa se me encendió la bombillita… “¡Lucia! y si hacemos la tarta de los cerditos en la piscina, ¿Qué te parece?”.

Inciso de mamá: Un diseño que escogimos para el cumple que celebramos en una granja hace un par de años  y que tuvo tanto éxito que siempre pensé en que teníamos que repetir.

“¡Genial mamá! ¡Qué idea tan original, seguro que a nadie se le ocurre!”

Adjudicado, teníamos la idea, pero ahora… ¿Cómo la hacíamos? Jajajaja…

No podía ser muy complicado y aunque estoy segura de que a los profesionales en la materia les parecerá escueta la lista de cosas necesarias que os voy a dar, os aseguro que no se necesita nada más.

Confesión de mamá: tengo que ser sincera y decir que no tenía muy claro por dónde empezar, nunca había modelado figuritas de fondant y no tenía ningún utensilio para hacerlo, tampoco sabía si el chocolate que iba a hacer de lodo iba a escurrirse o derretir las paredes cuando lo pusiera incorporara caliente al pastel, vamos, que estaba bastante asustada de cómo iba a salir el invento, pero enseguida me di cuenta que era muy sencillo y que podía salir algo muy chulo 🙂

En fin… vamos a lo que vamos. ¿Qué vamos a necesitar?

*Un bizcocho redondo.

Inciso de mamá: El bizcocho puede ser a vuestro gusto. De yogurt, de chocolate, bicolor, de colores, de un piso o de varios… (nosotras ya os hemos dejado alguna recetilla por el blog)

Solo tiene que cumplir un requisito obligatoriamente. Tiene que ser en altura un poco más bajo que una barrita de kit-kat, sino tendréis que cortarlo un poco.

*Cobertura de chocolate.

*Masa de fondant rosa.

IMG_7654654

*Chocolatinas Kit-kats.

Inciso de mamá: Las barritas que necesitéis dependerán del diámetro de bizcocho que vayáis a hacer.

*Una base para poder montar la tarta

*Pegamento comestible. (opcional, no obligatorio)

IMG_54154

*Un lazo.

*Un palillo.

*Un pincel pequeño.

Y de manera opcional…

*Masa de fondant negro.

*Ojos de azúcar.

IMG_545464

¿Empezamos?

Como no podía ser de otra manera, Lucia me puso un “hándicap” más, no le bastaba con un bizcocho de chocolate decorado de la mejor manera y lo más parecido a un lodazal con cerditos buceando en él, además, quería que cuando el jurado cortase el bizcocho, viera que éste era tricolor 🙂

Comentario de mamá: Esa misma cara que estáis poniendo vosotros/as fue la misma que puse yo cuando me lo dijo… ya lo habíamos intentado en alguna ocasión, pero la paciencia de una niña de 5 años y la de la madre de una niña de 5 años no fue lo suficientemente resistente a un reto de esas características, eso de tener que hacer uno a uno el bizcocho de cada color para luego unirlos con “buttercream” nunca se consiguió en casa.

Pero yo no soy una persona que se rinde fácilmente y si hay libros para “tontos” que explican Excel, wordpress o algebra lineal, tiene que haber algo que ayude a los paletos como yo a hacer un bizcocho tricolor…. Y señores…. lo hay, lo encontré en el corte ingles… este bizcocho iba a ser ESPECTACULAR.

IMG_44646   IMG_3654

PASO 1: Hacemos el pastel. (estoy segura que tenéis mil recetas de bizcochos en casa, sino como he dicho antes en nuestro blog podréis encontrar alguna receta sencilla)

IMG_999995  IMG_99999

ÇIMG_6666  IMG_5555

PASO 2: Una vez que tenemos el bizcocho horneado y frio lo sacamos del molde.

PASO 3: Ponemos a baño maría la tableta de cobertura de chocolate. (nosotros usamos la de Nestlé postres 😉 )

IMG_6523

PASO 4: Con un poco de la cobertura de chocolate liquido adherimos el bizcocho a la base.

Inciso de mamá: si vais a hacerlo de varios pisos, los vais uniendo con el mismo chocolate.

PASO 5: Con una espátula extendemos por los laterales del bizcocho parte de la cobertura de chocolate templada.

IMG_36512

PASO 6: sin perder excesivo tiempo vamos pegando en los laterales del bizcocho y de dos en dos para que sea más sencillo las barritas de kit-kat hasta haber rodeado la totalidad del diámetro del pastel.

IMG_9654

Consejo de mamá: hay que aprovechar que la cobertura de chocolate siga caliente para hacer este paso, pues es el que va a actuar como pegamento entre las barritas y el bizcocho.

Consejo de mamá: si no os sentís muy confiados de que el chocolate funcione como pegamento existen pegamentos comestibles en cualquier sitio especializado en repostería, incluso en el corte ingles.

PASO 7: Cuando tengamos la cerca terminada, la rodeamos con un lazo para que quede bonito y ayude a que ninguna tableta de kit- kat rebelde se “escape”.

IMG_654

PASO 8: Comenzamos con los cerditos…..

Cerdito tumbado.

Primero hacemos la carita.

Cogemos un trozo de fondant y hacemos una bolita de más o menos del tamaño una pelota de ping pon. La redondeamos entre las palmas de las manos para que quede una bolita redonda y lisa.

IMG_8771

La dejamos en un plato o algo plano mientras seguimos con el proceso.

Cogemos un trocito pequeñito más de fondant y lo moldeamos para el hocico. Con un palillo le dibujamos los dos orificios que harán de nariz.

Con un pincel o el mismo dedo humedecido en agua, lo pasamos por la parte de atrás del hocico y lo pegamos en la cara.

IMG_36574

Con una cuchara dibujamos la sonrisa del cerdito.

IMG_36988

Podemos hacer dos tipos de ojos al cerdito.

Comprando los ojos en establecimientos de repostería que pegamos con un poquito de agua o pegamento comestible.

Haciendo dos agujeritos con un palillo. (si tenemos fondant negro, podemos rellenar los agujeritos hechos con el palillo con una bolita pequeñita que pegaremos con un poco de agua en un pincel o pegamento comestible)

Para las orejas cogemos dos trocitos pequeñitos de fondant, los unimos a la cara con un poco de agua o pegamento comestible y moldeamos con forma triangular.

I;G_3542

Vamos con la barriga.

Cogemos un trozo de fondant un poco más grande del usado para la cabeza, lo moldeamos entre las palmas de la mano para dejarlo redondo y liso.

IMG_8771

Con el palillo hacemos un agujero un poco más abajo del centro.

IMG_8772  IMG_8773

Lo dejamos reposar en un plato o algo llano.

No nos olvidemos de las pezuñas….

Cogemos cuatro trocitos de fondant rosa y lo moldeamos de manera circular.

IMG_8778

Lo aplastamos levemente y con una cuchara marcamos la mitad del círculo.

IMG_3542  IMG_8779

IMG_8780

También las dejamos en el plato para que repose un poco la masa mientras seguimos trabajando.

Cerdito con el culo en pompa.

Cogemos una porción de fondant rosa y lo moldeamos con las palmas de la mano para que salga redonda y lisa.

IMG_8771

Con el palillo hacemos un agujero en la parte del centro superior y justo debajo marcamos una línea vertical con una espátula o cuchara grande.

IMG_8774   IMG_8775

IMG_8776    IMG_8777

IMG_12356

Cogemos una miguita de fondant rosa y hacemos como un pequeño gusano, lo enrollamos y con un poco de agua en un pince lo pasamos por encima del agujero y unimos el rabito.

Una vez terminado lo apartamos en una zona lisa mientras seguimos.

Cerdito sentado.

La cabeza.

Seguimos los mismos pasos que para el cerdito tumbado.

Para la barriga.

Seguimos los pasos que para el cerdito tumbado.

Para los brazos.

Cogemos dos trozos de fondant y lo moldeamos como un cilindro y lo pegamos al cuerpo con un poco de agua en el pincel o con el mismo dedo.

IMG_876546    IMG_321456  IMG_3543

Así escrito parece más complicado de lo que es, os aseguro que no hay que ser un escultor o un manitas para poder hacer esto

PASO 9: Vertemos el resto de cobertura de chocolate dentro de la cerca de kit kat que va a imitar el lodo donde se bañan nuestros cerditos.

IMG_6521

PASO 10: Aprovechando que la cobertura de chocolate aun esta templada, colocamos a nuestros cerditos como queramos para que se adapten un poco a la forma del lodo y lo dejamos enfriar.

IMG_54654    IMG_54647

IMG_7854

IMG_9874

No me digáis que el resultado no es espectacular, parece mentira que sea la primera vez que hacemos algo en serio con el fondant, ¿verdad?

IMG_6542123

Además, os voy a contar un secreto, esta tarta es perfecta para novatos en materia de decoración de pasteles con fondant, los defectos se pueden esconder entre la cerca y el lodo, nadie se enterará de que el bizcocho no ha salido redondo, o que una capa es más estrecha que otra.

No podéis imaginar la cara de satisfacción que tenía Lucia el día “X”, su ego se iba haciendo más y más grande a medida que los niños con los que se cruzaba de camino a clase se giraban o cuchicheaban que tarta tan espectacular.

IMG_4646

Al final quedo segunda, decía que no entendía como podían haber ganado unos “cup cakes” con tanto fondant que quien los comiera no podría levantarse en tres días, pero como le dijimos nosotros, un segundo puesto es espectacular pero lo más importante era como se había divertido esa tarde de jueves haciendo cerditos con su hermano y conmigo.

Seguro que repetimos. ¿Os animáis?

Bs

Croissants rellenos de chocolate!

Post by María.

Estamos en recta final de curso, Gabriela ya tiene que estudiar para examenes de evaluación, el pequeño Alex, ya se le nota el cansancio y no hay manera de sacarle mucho de casa, preparación de vestuarios para teatros, festivales fin de curso, funky….. Para mi también es un ir y venir…. Los niños necesitan vacaciones yaaaaaa……..

Así que en esta ocasión no os voy a contar dónde hemos estado o visitado; os voy a dar una receta…. y siiiiii….. tiene chocolate!!!!!……..

CROISSANT CASERO RELLENO DE CHOCOLATE.

Ingredientes:

  • paquete de masa hojaldre (redonda)
  • mantequilla
  • chocolate (yo utilicé tableta chocolate milka)
  • huevo

Manos a la obra!

Abrimos el paquete de la masa y la extendemos (poner un poquito de harina debajo para que no se os pegue a la encimera).

IMG_6208

Seguidamente, con un pincel, la pintamos con un poco de mantequilla derretida (cosa que nosotros olvidamos!…. y aún así estaban riquísimos, llegamos a ponerle mantequilla y la bomba!)IMG_6211

Cortamos la masa cual porciones de pizza.

En la base de cada porción colocamos una onza de chocolate y enrrollamos, cuando lleguemos al final, doblamos ligeramente las puntas hacia dentro dándole forma de croissant.

Colocamos en bandeja de horno y pintamos con huevo por encima.

180º C hasta que veamos que están dorados.

Así de fácil, así de sencillo nos hicimos la merienda del día.

IMG_6229

Que aproveche!!!!

Pastas rellenas de nutella para San Valentín

 

Post by Maria.

Hoy nos metemos en el “laboratorio”, ese que tenemos todos en nuestras casas y que llamamos cocina. Ese sitio en el que entras y no sabes cuando vas a salir porque siempre encuentras algo que hacer.

Este fin de semana la gente celebra San Valentín, y digo la gente porque en mi casa se pasa bastante del tema, bueno, totalmente. Pero mis hijos dijeron que podíamos hacer algún postre para ese día porque también es el día de la amistad, y encontré uno super sencillo, que casi pueden hacer ellos solitos (exceptuando la parte de horno) y super rico…. lleva nutella….. así que lo dicho: super rico!.

Pero antes os voy a contar una curiosidad sobre tan celebrado día por el mundo entero.

¿Sabíais que el día de San Valentín fue un invento de la Iglesia para acabar con una antigua fiesta pagana?. Y yo que pensaba que lo había inventado El Corte Inglés…, pero sí fue aprovechado hábilmente por los empresarios para sacar tajada…. ja,ja,ja…

El día de San Valentín, empezó a celebrarse allá por el 494 d.C., auspiciado por el Papa Gelasio I, quien tomó la medida de celebrar una festividad católica el 14 de febrero, con el fin de anular y prohibir la fiesta pagana de las Lupercales que se celebraba desde la Antiguia Roma cada 15 de febrero en honor a Lupercus, protector de los pastores y sus rebaños y como homenaje a la loba que amamantó a los gemelos Rómulo y Remo (destinados a fundar Roma según las antiguas leyendas).

Gelasio I necesitaba anteponer otra fiesta a la celebración de las Lupercales, por lo que escogió el del Santo que caía justo un día antes y que había vivido dos siglos antes: “San Valentín”.

No se tenía muy claro quién había sido ese santo, se cree que había sido un bondadoso médico romano que decidió hacerse cristiano y ordenarse sacerdote, y como tal, ofició un buen número de bodas entre jóvenes enamorados. El problema en aquella época (año 270 d.C.) era que los soldados no podían contraer matrimonio, pero muchos quisieron hacerlo para unirse a sus amadas, claro, cuenta la leyenda que en cuanto el emperador romano Claudio II se enteró de lo que se estaba haciendo Valentín (celebrar estos matrimonios) ordenó ejecutarlo, convirtiéndose así en mártir y referente de todos los enamorados.

Y por la parte comercial de este día, os cuento que el primer registro que existe sobre la comercialización de esta fecha , es el que señala a la norteamericana Esther A. Howland como la precursora de la venta de tarjetas regalo con motivos románticos y dibujos de enamorados que ideó y realizó a mediados de la década de 1840, vendiéndolos por unos centavos en la librería de su padre, situada en Worcester (Massachussets).

Y ahora, a la cocina, vamos a hacer unas ricas pastas en forma de corazones rellenas de nutella!!

¿Que necesitamos?:

  • Paquete de masa brisa (con uno a mi me salieron 10 corazones, uno chiquitín, así que casi podéis coger 2 paquetes de masa)

  • Nutella (nocilla, o la crema que más te guste)

  • Azúcar glass

  • Lapices pasteleros (de los sabores que más os gusten)

  • Cortapastas con forma de corazón

  • Mantequilla derretida

  • Pincel

  • Papel de horno

El proceso:

  • Precalentamos el horno a 180ºC (arriba y abajo)

  • Cortamos tantos trozos como podamos la pasta brisa con el cortapastas en forma de corazón (como podéis imaginar cada pasta necesita dos corazones, parte inferior y la parte superior).

IMG_5075

  • Colocamos los corazones sobre el papel de horno (las partes inferiores)

IMG_5076

  • Rellenamos con nutella, y ponemos el otro corazón (parte superior) encima. Ahora cerramos bien los bordes ayudándonos de un tenedor.

  • Los pintamos con la mantequilla derretida.

IMG_5079

  • Al horno 10 minutos, hasta que estén doraditas y dejamos enfriar.

IMG_5082

  • Decoramos con azúcar glass y los lápices pasteleros.

IMG_5083

Así de rápido, así de sencillo y de rico. Ay Marta!, como me acordé de ti mientras nos los comíamos!!!!

Una ” gravity cake” a la española

El otro día Lucia tuvo un cumpleaños en MICROPOLIX, (¿os acordáis de nuestra entrada sobre esta mini ciudad infantil?) y como ya es mayor los papis no tuvimos entrar  pero si esperar cerca ya que la duración del cumple no era lo suficientemente larga como para que compensase volver a casa y volver 😦 .

 Así que Manu, Jorge y yo hicimos lo que hacía años que no hacíamos, pasear por un centro comercial y creedme si os digo que casi de inmediato nos  acordamos del por qué jajaja… ¡No se puede caminar!, la gente no se fija de lo que tiene más allá de sus narices y se choca constantemente con los demás, a Jorge le metieron dos mandobles que casi le tengo que ir a recoger a dos tiendas de donde ocurrió el suceso y si a esto le añadimos que el fin de semana en cuestión era el “Black Friday” os podéis imaginar que la cosa no mejora, ¿verdad?

Pero no todo fue tan negativo, justo cuando nos disponíamos a buscar un sitio donde merendar nos topamos con la tienda con la que todo goloso/chocolatero puede soñar.… “Lindt”, negocio donde se vende el mejor chocolate del mundo, ¿la conocéis? A lo mejor la tienda no pero sus chocolates………. mmm todo el mundo conoce esos bombones redondos con chocolate liquido por dentro…. 🙂 🙂 . Yo los conocí en Suiza hace muchos años, cuando mi padre vivía allí y os puedo asegurar que es uno de los pocos vicios del que no puedo escapar.

IMG_6218

Que tienda, que olor…. Jorge y Manu se pusieron a comprar bombones de todos los colores (cada color es un sabor) y cuando íbamos a pagar… ZAS! ¿”Sabéis que hay una promoción por el Black Friday de tres por dos en los productos de esa columna”?, mis ojos se giraron y ahí estaba….. “preparado de chocolate para hacer bizcocho”, “¡mi madre! un bizcocho de chocolate de lindt, como puede estar eso….”  (pensé),  el espíritu consumista se apoderó de mi y salimos de la tienda con un pack de tres preparados de chocolate, una bolsa grande de bombones y un par de tabletas de chocolate con almendras, ahora solo faltaba encontrar una ocasión para hacer tal delicatesen jajajaja

Y la ocasión llegó, más bien la busqué y  el mismo domingo por la tarde, con la excusa de tener que hacer los deberes y quedarnos en casa MI CABECITA ya encontró hueco para el pastel.

El proceso iba a ser sencillo ya que los ingredientes nos los indicaba la caja de lindt.

*3 Huevos.

IMG_5454

*200 gramos de Nata liquida.

*El súper preparado de cacao.

IMG_6223

 Os podéis imaginar que el proceso era sencillo, nosotros lo hicimos en la thermomix pero se puede hacer perfectamente con una batidora normal de casa.

*Precalentamos el horno a 175 grados.

*Mezclamos durante 3 minutos la nata, los huevos y el preparado.

IMG_6177   IMG_6179

*Untamos un molde de más o menos 20-22 cm de diámetro con mantequilla y harina.

IMG_6150

*Vertimos la masa (sin catarla demasiado J ) en el molde.

*Metimos el molde en el horno y lo dejamos unos 35 minutos a la misma temperatura.

IMG_6180

Y ya está….  Ñam, ñam, listo para comer….

Os quería poner aquí una foto del resultado del pastel, pero ha sido imposible porque en el transcurso de ir a por el móvil y volver a la cocina, alguien ya se había comido un trozo 😦

IMG_6201

Pero el sentido de este post no es enseñaros como se hace un bizcocho con un preparado de lindt jajajaja, sino lo que hicimos después, porque esta vez, esta madre que escribe, se sintió aventurera, lanzándose a hacer algo que había descubierto por internet y que le parecía súper original. 🙂

Esta vez,  ésta que escribe y sus pequeños bichos han hecho una tarta anti gravedad, 🙂  una idea de decoración que se puede aplicar a cualquier tarta, una idea súper chula, más fácil de lo que parece y que dejará a vuestros invitados  sorprendidos de vuestras habilidades culinarias. 😉

Yo que soy una novata en este tema de la cocina, sobre todo en la rama de pastelería y no conocía este tipo de tarta, pero leyendo blogs y páginas web para ver si había alguna manera más sencilla que otra de hacerla, he descubierto que las “gravity cakes” están muy de moda en las Américas (como siempre)  y que hay mil opciones,  unas muy simples (como la que vamos a enseñar aquí hoy) y otros mucho más complicadas que hasta requieren conocimientos de carpintería.

Qué vamos a necesitar.

* Lacasitos, m&m o cualquier tipo de bombón pequeño. (yo compraría un paquete grande y luego uno pequeñito.. ya veréis por qué)


*
Tres o cuatro paquetes de KIT KAT (depende del diámetro del bizcocho/tarta)

 IMG_6754

Si, lo sé… pero en el súper había oferta de 4×2 en Kit Kat. jajajaja

* Un par de pajitas de las duras.

* Chocolate para cobertura.

Paso 1: Para que el bizcocho quede un poco más vistoso, cortamos las barritas de KIT KAT a la mitad, las untamos con el chocolate de cobertura y los vamos colocando alrededor del bizcocho.

IMG_65754  IMG_6204

IMG_6206     IMG_6203

Recomendación de mamá: Nombrad como encargado de cortar el chocolate a alguien que no le guste demasiado esta chocolatina o que lleve aparato que le impida comer, sino te tocara invertir más en estas chocolatinas para que alguna llegue a formar parte de la decoración.

Recomendación de mamá (2): Os recomiendo que antes de empezar con la decoración (sobre todo si habéis decidido rellenarla con crema ) es dejar reposar el bizcocho o la tarta en la nevera un par de horas, así  la masa se asentará y después será más sencilla la decoración.

Paso 2: Una vez que sacamos la tarta de la nevera, clavamos las dos pajitas un poco inclinadas.

Paso 3: Si la cobertura de chocolate la tenemos fría, la templamos un poquito para que actué como pegamento.

Paso 4: vamos pegando los m&m en el bizcocho y  por las pajitas, asegurándonos que se van quedando bien pegadas. (la cantidad de m&m es a voluntad del consumidor, pero siempre es más vistosa cuanto más color tenga 😉 )

Inciso de mamá: No es una decoración difícil pero a la hora de pegar los bombones  en la pajita tenéis que tener un poco de paciencia y un poquito de buen pulso, conociendo a los míos en materia de la primera cualidad necesaria en este momento de la decoración, dejé a los enanos repartirse por el bizcocho y yo me dediqué  a los trabajos verticales.

IMG_6207 IMG_6208

Paso 5: untamos de chocolate en el interior de la bolsa de conguitos (aquí la idea de tener una bolsita pequeñita de m&m ya que por experiencia es más sencillo que se mantenga que una de las grandes) y la colocamos sobre las pajitas, asegurándonos que quedan bien sujetas.

IMG_584764

Paso 6: Volvemos a meter la tarta en la nevera para que todo se endurezca y quede perfecta.

 Este es nuestro resultado y yo creo (no porque sea nuestra 😉 ) que  ha quedado muy aparente, ¿verdad?

La tarde se pasó enseguida,  lo pasamos genial (un poco manchados también 😉 ) y teniais que ver la cara de estos dos bichitos cuando vieron como la bolsa ¡flotaba en el aire!, me encanta ver esa cara de inocencia con la que inspeccionan una y otra vez la tarta y el truco… Solo por eso  merece la pena hacer este tipo de tarta aunque sea por una vez.

 IMG_6217

¿Os animáis?

Bs

“Helados Sofía”

Con este calor, os recordamos este post de Marta mostrándonos como hacer unos ricos helados.
Que la disfrutéis!!

mamás peques y súper planes

Creo que durante este verano he dejado más que claro que soy una apasionada de los helados y también he demostrado que no se necesita ser ni una “cocinillas”, ni tener todo un arsenal de instrumentos complicados para poder hacerlos…. comprando los ingredientes (sencillos de encontrar en un supermercado) un bol para mezclar, una batidora, algún recipiente para congelar  y ya estamos preparados para iniciar la aventura. 🙂

Como todavía hace mucho calor y según mis catadores oficiales (Lucia, Jorge y mi santo esposo) me he graduado en esta materia tan dulce con bastante buena nota…. He decidido dejar para el final el que nos ha parecido el más espectacular de la temporada y que nada tiene que envidiar a los de “Frigo” o “Nestlé”.

Si tuviera que poner titulo a esta delicia no sabría cual poner, así que como la base de la receta me lo enseñó nuestra súper…

Ver la entrada original 710 palabras más

¿Hacemos gominolas caseras y naturales?

Post by María.

Muy buenas queridos amigos!.

En este blog, de sobras sabéis que de todo aquello que contamos, antes lo hemos probado. La mayor parte de las cosas que os hemos relatado, nos han salido bien, los críos han disfrutado….. pero con lo que os voy a contar hoy, digamos que el resultado fue un auténtico fiasco; eso sí, los enanos disfrutaron del proceso de elaboración!.

En algunas páginas de internet empecé a ver recetas para hacer en casa gominolas  de fruta natural, me pareció muy interesante y se lo comenté a los peques si les apetecía hacerlas en el fin de semana.

– Siiiiii !!!!!…….- gritaron al unísono.

Bueno, pues vamos a mirar todo lo que vamos a necesitar.

IMG_3302

Ingredientes

  • 250 gr. de puré o zumo de frutas.

  • 200 gr. agua

  • 100 ó 200 gr. de azúcar

  • 8 gr. de agar-agar.

Útiles de cocina:

  • Exprimidor

  • Cazo

  • Varilla para remover

  • Bol
  • Moldes de silicona

En nuestro caso, los peques eligieron los sabores del limón y la mandarina para hacer sus gominolas. Pero se podría elegir cualquier fruta.

Lo del puré o zumo con la fruta, según indicaban era por la consistencia que da a la gominola uno u otro. Nosotros fuimos a lo fácil: hacer zumo con la fruta.

Los moldes que utilizamos, son unos de silicona para elaborar bombones, pero sirven también los moldes de silicona para hacer cubitos de hielo, y si no tenéis nada parecido, se puede usar un plato llano, no pasa nada.

El único ingrediente que puede que no conozcáis, es el agar-agar. Lo podéis conseguir en cualquier gran superficie o tiendas especializadas de repostería. Se trata de una gelatina vegetal de origen marino.

IMG_3307

El proceso de elaboración:

En primer lugar, los niños se pusieron a exprimir los limones y las mandarinas, cosa que les encantó….. si es que los niños se entretienen con cualquier cosa!… tanto juguete y mira que felices se sintieron exprimiendo fruta… ja,ja,ja…

Exprime que te exprime, hasta conseguir 250 gr de zumo de fruta. Primero hicimos limón y luego mandarina.

IMG_3303 IMG_3305 IMG_3306

En un bol, mezclamos el zumo de limón con 200 gr. de azúcar (la receta ponía entre 100 y 200, nosotros somos muy dulces y tratándose de limones, pusimos lo máximo). Reservamos esta mezcla.

IMG_3309 IMG_3311

En un cazo, ponemos el agua a hervir, seguidamente espolvoreamos el agar-agar, removiendo constantemente y sin retirar del fuego. Dejamos hervir 2 minutos.

Aquí es cuando te das cuenta de la procedencia del agar-agar: aquello olía a pescado un montón (yo que soy de nariz especialita, lo huelo todo!) y por mi cabeza la idea de gominolas y ese olor a pescado, no me cuadraba.

Retiramos del fuego y añadimos al cazo la mezcla del bol. Volvemos a poner el cazo en el fuego y siempre removiendo, dejamos hervir dos minutos más (ahora ya no olía tanto a pescado, pero seguía teniendo mis reticencias respecto al resultado de esta receta).

IMG_3314

Ahora, ya ponemos la mezcla en los moldes de silicona. Os comenté que si no tenéis moldes, podéis usar un plato llano; la única diferencia es que cuando se solidifique la mezcla, tenéis que cortar las porciones con un cuchillo, o también podéis usar cortadores de galletas).

IMG_3315

Dejamos enfriar a temperatura ambiente, una horita, al cabo de la cual ya podemos desmoldar y meter en la nevera otras 2 horas.

IMG_3318 IMG_3319

Y ahora os cuento: las gominolas las podemos pasar por azúcar. En la receta nos decían que para conservarlas, teníamos que ponerlas en un tarro de cristal sin haberlas pasado por azúcar, de lo contrario se humedecerían. Las pasaríamos en todo caso, antes de consumirlas. Se conservar por una semana, pero preferiblemente era mejor su consumo en 2-3 días.

Los peques, pasaron sus gominolas por azúcar (el olor, a mi seguía sin convencerme, pero oye, se trataba de gominolas SANAS Y NATURALES).

IMG_3321 IMG_3322

impacientes mis hijos por probarlas….. a la boca que se van directamente estas gominolas, y…..

IMG_3325 IMG_3324

Procecillos!!….. Yo también las probé, y francamente, para nosotros, estaban… no quiero decir asquerosas, pero diré incomibles. El sabor no era nada agradable.

Alejandro decidió que el azúcar del plato estaba muchiiiisimo más rico.

IMG_3327

Quien sabe, puede que eligiendo otras frutas, puede que cambiando el agar-agar por gelatina neutra (aunque no sea tan sanota),… lo dejaremos en “puede”, porque a mis peques, remitiéndonos al titulo de este post: ¿hacemos gominolas caseras y naturales?

– No mami, por favor!.-

Así que, VIVAN LOS OSITOS HARIBO!!!

Ya veis, a veces las cosas no salen bien, pero os lo contamos de igual forma. Como la vida misma. Lo único que sacamos bueno de todo esto, es el buen rato que pasamos en la cocina.

Bizcocho sencillo de galletas príncipe

Los que vivís en Madrid estaréis conmigo cuando digo que estos días ha hecho un frío horroroso, tanto, que todos los miembros de esta familia han ido cayendo uno a uno ante la temida gripe que este año nos acecha 😦 , esto, junto a las  “maravillosas “ visitas de las mascotas de clase de los peques,  han hecho que me las viese y desease para inventar cosillas diferentes, sin excesiva exposición al frío, para que a los peques no se le cayera demasiado la casa encima.

Inciso de mamá: ¿A vosotros os pasa?, supongo que si, en los colegios han establecido una maravillosa actividad para los fines de semana, la mascota de clase, “Rita”, “Pepé” o “Roberto” viene a pasar el fin de semana con nosotros. Dos días en los que tenemos que fotografiar minuto a minuto que hemos hecho con “Rita” y escribirlo en su diario,  para que así todos los compañeros de clase vean como se ha divertido “Rita” con nosotros. Os podéis imaginar, bueno, seguro que lo habréis sufrido también, que cuando llegan estos maravillosos días, los peques piden hacer cosas  “súper chulas” para que sus amigos vean lo geniales que somos en casa. ¿No teníamos ya bastante?…….. 😦

IMG_97986     IMG_1825

Pero bueno, no  hay nada que por bien no venga y he aprovechado algún ratillo para que dentro de estas actividades “súper chulas” que me reclamaban  para ir mejorando mis escasas dotes de cocinera jajaja… lo sé, estos ensayos míos no son demasiado buenos para la operación bikini, pero como dice mi endocrino… “una se tiene que dar un caprichito de vez en cuando”. 🙂

Cada vez que me aventuro en este mundo culinario, envío el resultado a mis criticas personales, a través de sus comentarios intuyo si la cosa me ha salido bien y puedo compartirla, mejor me la guardo para intentar repetirla en un día en el que esté más iluminada o simplemente la tengo que olvidar…..

No creáis que esto es fácil, todo lo contrario, es súper complicado intuir que hay detrás de “que buena pinta tiene eso” o “jolín, como tiene que estar eso”. No dejan de ser personas que me quieren y no buscan que me sienta una “fracasada culinaria”, por eso no les puedo pedir más y he ido aprendiendo a buscar dos tipos de criticas diferentes.

Las criticas de la distancia: Mando una foto y veo que me dicen a través del aspecto del resultado .

* Las criticas in-situ: lo catan y decido a través de su cara y  si repiten o no jajajaja.

Hoy vamos a preparar un bizcocho diferente, rico, fácil y sobre todo, rápido de hacer. “Bizcocho de galletas príncipe”.

Cuando descubrí la receta no me lo podía creer, un bizcocho con unas galletas que me vuelven loca, (sobre todo las de doble choc), donde no se necesita harina (que yo no se como lo hago, pero casi siempre me queda algún grumillo rebelde), ideal para hacer con niños y encima, se hace en pocos minutos… ¿Qué más podía pedir?. Y cuando lo pruebas… mmm…  su sabor es maravilloso, suave de pura galleta, nada denso o pesado, todo lo contrario, suave y ligero.

Inciso de mamá: Fijaos si sencillo que incluso hay varias maneras de hacerlo. Nosotros lo hemos hecho de  dos y tengo que decir que no hay diferencia en el resultado final.

Si lo hacemos en el microondas, el tiempo de cocción será de 15 minutos.

SI lo hacemos en el horno el tiempo de cocción sera de 25- 30 minutos, con un pre- calentamiento previo.

¿Qué utensilios  vamos a usar?.

* Bol.

* Batidora.

* Cuchara de madera.

* Molde para horno o de silicona  si lo hacemos en el microondas.

Comentario de mamá: Pilar, el molde tiene que ser, para estas cantidades, de unos 24 cm 😉

¿Qué ingredientes  vamos a necesitar?.

Para el bizcocho.

* 1 paquete de galletas príncipe.

* 3 huevos.

* 120 gramos de azúcar.

* 200 gramos de leche entera.

* 100 gramos de aceite de girasol.

* 1 sobre de levadura royal.

Para la cobertura del bizcocho.

* 150 gramos de chocolate Nestlé para postres. (Negro o con leche, según vuestros gustos)

* 50 gramos de mantequilla.

* 50 gramos de leche. (En todas las recetas que he visto en la red, ponen 50 gramos de agua, pero yo probé con la leche y me quedó más rico… )

Bueno, ¿Nos ponemos manos a la obra?

Inciso de mamá: Antes de nada, sí habéis decidido hacerlo en el horno, poned a precalentarlo  a 180 grados.

Paso 1: Rompemos las galletas en trocitos y los metemos en la batidora.

IMG_1833    IMG_1835

Paso 2: Cuando se hayan convertido en polvo, las pasamos a un bol donde le añadimos los huevos, el aceite, la leche y la levadura.

IMG_1837 IMG_1838

Paso 3: Batimos todo bien, hasta que quede una masa homogénea.

IMG_1839

Paso 4: Untamos el molde que vayamos a meter en el horno (o en el microondas) con mantequilla y vertemos la mezcla.

IMG_1840

Comentario de mamá: Se debería meter toda la masa en un molde,  pero al tener dos monstruitos, nuestros experimentos siempre suelen ser dos. 😉

Paso 5: Lo metemos en el horno y esperamos unos 25-30 minutos.

IMG_1841

Consejo de mamá: Ojo, cuando se acerque la hora, abrid y pinchad el bizcocho. Si sale limpio no apuréis mucho, puede quedar seco.

Inciso de mamá: si habéis decidido hacerlo en el microondas, hay que programarlo 10 minutos a una potencia de 900W. Cuando este tiempo termine, lo tenemos que dejar otros 5 minutos con la puerta cerrada para que termine de hacerse.

Una vez hecho, lo sacamos del horno, dejándolo enfriar y mientras nos ponemos con la cobertura de chocolate. mmmmm……. 🙂

IMG_1844

Paso 6: Ponemos el chocolate, la mantequilla y la leche al baño María.

IMG_1842 IMG_1845

Paso 7: Una vez derretido, dejamos enfriar hasta llegar a la temperatura ambiente.

Si habéis conseguido llegar hasta este paso con todo intacto……..

Paso 8: Desmoldamos el bizcocho y lo bañamos con el chocolate. (sin palabras)

IMG_1848 IMG_1846

Paso 9: ¿Qué es una tarta sin decoración?

IMG_1851 IMG_1856

Ahora si…  ¡Listo para comer!

IMG_1861

Habréis visto que en nada hemos llegado al final, a un bizcocho ideal para merendar, desayunar, tomar entre horas, de postre… cualquier ocasión es ideal para degustar un trocito junto a un gran vaso de leche fría. 🙂

No me podéis negar que es una receta super sencilla, que todo el mundo la puede hacer, cocineros profesionales, novatos o negados.. mamás, papás o abuelos….. Con una receta como esta no me podeis decir que el mundo de la cocina es algo complicado, a veces tiene estas cosas simples, basicas y ricas que siempre viene bien tener a mano para un momento especial.

Hasta la mascota de Lucía nos dio el visto bueno jajajaja

IMG_1864

¿Os animáis a probar?, venga…..

Bs

Pd. María R, lo se,  he tardado un poquito en darte la receta, pero aquí la tienes, ya me contarás…… 🙂

 

¿Hacemos un roscón para la tarde de reyes?

Estas navidades he tenido un montón de trabajo y salvo las actividades que tenia programas desde hacia meses (Disney Live, Concierto de Violetta o Circo Price) pocas han sido las “cosas navideñas” que he podido hacer con suficiente tiempo de antelación para poder contároslas y que las pudierais disfrutar vosotros también. 😦

IMG_6867

IMG_1100   IMG_1505

Os podéis imaginar que para una mamá como yo, esto me ha traído de cabeza, 🙂 pero entre el final de curso de Manu en el master, compromisos familiares y laborales, no ha habido más remedio que asumirlo.

Pero no todo ha estado perdido, este año mi hermana se ha apuntado a una de las múltiples locuras de la que escribe estas lineas y me ha ayudado a que los más peques de la familia hayan vivido en primera persona una de las tradiciones más dulces que tiene la Navidad…. Aprovechando que ella ya es una experta en la materia, les ha enseñado como hacer el famoso Roscón de reyes. (mmm…….)

Inciso de mamá: Tengo que reconocer que yo nunca me había aventurado a hacerlo por dos razones:

*Por el tiempo.

*Porque creía que era súper complicado.

Pero después de ver el resultado de este año y el entusiasmo de los peques, prometo que para el año que viene me lanzo yo también. 😉

Y que es un post de Marta sin las preguntas incomodas…. ¿Os habéis preguntado alguna vez de donde viene esta tradición tan dulce?

El roscón es una de esas tradiciones paganas que con el paso del tiempo han ido incorporándose a  celebraciones de corte religioso y que ha conseguido instaurarse como la merienda estrella de la tarde del día 6 de Enero.

Si nos vamos hasta el siglo II A.c. podemos encontrar el origen de este manjar, cuando a mediados del mes de Diciembre se celebraban “las Saturnales”, las fiestas dedicadas al Dios Saturno (Dios de la agricultura) y en las que se festejaba los días más largos del año después del Solsticio de invierno.

Eran unos días de fiesta en los que los esclavos estaban excusados de trabajar y se hacían unas tortas redondas con higos, dátiles y miel que se convirtieron en uno de los postras más populares de estos festejos.

Fue ya en el siglo III D.c. cuando se comienza a introducir un haba seca, símbolo de fertilidad y prosperidad y al que le tocaba se le auguraba esa prosperidad durante el resto del año, incluso lo nombraban “rey de reyes” durante un determinado espacio de tiempo.

Tras el fin de las persecuciones a los cristianos e imponerse la religión en el imperio romano, muchas de las celebraciones paganas fueron desapareciendo, pero costumbres como la de la torta que contenía un haba se mantuvo y fue evolucionando hasta lo que ahora conocemos.

Uno de los países donde esta costumbre se arraigó más fue en Francia, donde las familias se reunían para comerlo y ver quien era el afortunado al que le salía el haba, comenzando a conocerse este evento como el “Rey del haba” (le Roi de la Fave). La idea le gustó tanto al rey francés, que lo propagó por todos los reinos de Europa.

Pero… nosotros conocemos un roscón con algo más que un haba……

Cuenta la leyenda…… que en el siglo XVIII el cocinero de un  rey niño, Luis XV, introdujo una moneda de oro para sorprender al pequeño. A partir de ese momento la moneda adquirió un valor simbólico mucho mayor que el haba, convirtiéndose en el premio deseado mientras que nadie quería recibir la ya famosa legumbre.

Y ¿qué pasó en España?

Parece ser que los inicios de esta famosa costumbre en España, fueron en el Reino de Navarra (1361 aprox.), donde al niños que les tocaba el haba se les nombraba el “Rey de la Faba”.

Pero el encargado de introducir en nuestro país la versión moderna del Roscón fue Felipe V, tío de Luis XV y que en muy poco tiempo  lo convirtió en una de las costumbres más populares del país. Siendo Madrid y Sevilla las primeras y más importantes ciudades en adoptarlo.

Alguna fuente que otra afirman que la costumbre del haba desapareció durante un tiempo, pero volvió a mediados del siglo XIX cuando……

*Se instauró la tarde de reyes como día tradicional para ser degustado este postre.

*Unos pasteleros catalanes volvieron a introducir el haba por su significado de regeneración y el año nuevo.

*Se intercambia la moneda por una figurita de porcelana

*Se comienza con la parafernalia de a quien le toque la figurita es coronado como el “rey de la fiesta” y a quien el toque el haba le tocará pagar el roscón, además de ser el “tonto del haba”.

Curiosidad de mamá: Aquí, nace el famoso insulto de “tontolaba”.

¿Qué?,¿Nos ponemos a ello?

Consejo de mamá (gracias a la abuela y la tía): Antes de ponernos a ello, no quiero engañaros, esta receta requiere de mucha paciencia por parte de los padres, el proceso es un poco largo y puede llegar a cansar a los más pequeños antes de tiempo. 

Mi madre y mi hermana lo hicieron bastante bien, la primera parte la hicieron por la mañana antes de comer, mientras comían dejaron a la masa crecer, pudiendo seguir por la tarde. A los peques no se les hizo tedioso  y no perdieron comba de casa paso. 😉

Otra cosa que hicieron y me parece genial es combinarlo con otra receta más sencilla, por ejemplo galletas,  así las intercaláis y los tenéis activos durante los ratos de espera

Utensilios que vamos a necesitar.

*Un cuenco.

*Un pincel.

*Papel para hornear

*Un par de trapos o bolsa isotérmica.

*Un haba.

*Una figurita sorpresa (que se pueda meter en el horno).

*Una espátula.

*Un pincel de cocina.

*La thermomix o una buena batidora con mezclador.

Ingredientes que vamos a necesitar para hacer la masa del roscón.

*125 gramos de azúcar.

*Piel de un limón (ojo, solo la parte amarilla)

*Piel de naranja (ojo. Solo la parte naranja)

*130 gramos de leche.

*30 gramos de levadura fresca prensada de panadería.

*580 gramos de harina de fuerza.

*70 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.

*2 huevos.

*30 gramos de agua de azahar.

*1 pellizco de sal.

Ingredientes que vamos a necesitar para decorar el roscón.

*1 huevo.

*Fruta escarchada.

*Almendras laminadas.

*Azúcar.

Inciso de mamá 1: Seguro que cuando habéis leído alguno de los ingredientes os habéis asustado.. que si agua de azahar, que si levadura prensada o harina de fuerza, ¡Por dios! ¿dónde cree esta loca que voy a encontrar todas estas “pijadas”?

Tranquilos… en cualquier sección de pastelería de un supermercado estaría, pero si queréis ir a algo seguro, os diré que en Mercadona lo podéis encontrar todo de una vez.

Inciso de mamá 2: Para cualquier persona que no sea muy ducho en la cocina puede ver esta receta como difícil o tediosa y si se ha puesto alguna vez a buscar recetas por Internet habréis visto que hay mil opciones, algo que os puede desmotivar un poco más.

Mi hermana lo ha hecho con la Thermomix y tengo que reconocer que facilita mucho el trabajo. Pero eso no quiere decir que los que no tengáis este maravilloso aparato no podáis aventuraros con este reto que os propongo, simplemente tenéis que tener una buena batidora y ya está……

Yo, voy a escribir la receta tal y como la thermomix indica, pero estoy segura que si la leéis, se puede hacer casi igual con lo  que tengáis en casa.

PASO 1: Nos ponemos con la masa madre.

Introducimos en el bol y programamos 14 segundos a velocidad 4….

IMG_0938

*70 gramos de leche.

*10 gramos de levadura prensada fresca de panadería.

*5 gramos o una cucharita de azúcar.

*130 gramos de harina de fuerza.

Lo retiramos del vaso y lo ponemos en la encimera (rociado con un poco de harina antes) y hacemos una bola.

IMG_0947   IMG_0948

Llenamos un bol con agua templada e introducimos la bola.

IMG_7658    IMG_0951

La dejaremos ahí hasta que la bola flote y tenga el doble de su tamaño original.

IMG_5030

PASO 2: Mezclamos el azúcar con la piel de naranja y limón.

Pulverizamos 120 gramos de azúcar en el vaso de la thermomix con las cuchillas muy secas. (30 segundos, velocidad progresiva 5-10).

IMG_0934

Le añadimos la piel del limón y la de naranja y mezclamos durante 15 segundos y velocidad progresiva 5-10.

La masa resultante la retiramos a un bol y la dejamos reposar unos minutos.

IMG_4963

PASO 3: Hacemos la masa del roscón.

Una vez que la masa madre ha crecido, mezclamos todo y programamos 30 segundos a velocidad 6.

IMG_0937

*La masa de azúcar que hemos hecho en el paso 2.

*60 gramos de leche

*70 gramos de Mantequilla a temperatura ambiente.

IMG_0955

*Dos huevos.

IMG_0952

*20 gramos de levadura fresca prensada de panadería.

*30 gramos de agua de azahar.

*450 gramos de harina de fuerza.

*1 pellizco de sal.

*La bola de la masa madre fermentada.

IMG_7812

Después…. Amasamos programando 5 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

IMG_0959

PASO 4: cubrimos el vaso con dos paños o una bolsa isotérmica de congelado y dejamos reposar, mas o menos una hora, hasta que la masa salga por el bocal.

IMG_1528

Inciso de mamá: El tiempo variara en función de la temperatura de la habitación, así que no os preocupéis si el tiempo es mas corto o supera la hora de referencia de la receta. 😉

PASO 5: Con una espátula, bajamos la masa al vaso y volvemos a amasar programando 1 minuto, vaso cerrad, velocidad espiga.

PASO 6: retiramos la masa del vaso y la ponemos en la encimera previamente enharinada. Le damos forma de bola dejándola bien lisita.

IMG_0962

Ojo: Esta masa tiene que estar blandita.

PASO 7: Damos forma al roscón.

Abrimos un agujero grande en la bola que hemos amasado.

Lo colocamos en la bandeja de horno encima del papel de hornear.

Lo pintamos con un pincel con huevo batido.

Lo decoramos con las frutas escarchadas, almendras la minadas y azúcar humedecido.

    FullSizeRender-10   IMG_7665

Lo dejamos reposar hasta que doble su volumen.

Confesión de mamá: como ya os he dicho antes…. esta hazaña la hicieron sin mamá, los peques pasaron la tarde con la tía y la abuela, así que alguna foto se quedó por el camino (bastante hicieron las pobres). Os enseño con fotos de otros aventureros como tendría que hacerse este paso. 😉

IMG_87687

PASO 8: Precalentamos el horno a 200 grados.

PASO 9: Horneamos

Dejamos en el horno durante 20 0 25 minutos, pasando de 200 grados a 180 después de los primeros cinco minutos y a 170 los últimos cinco.

Et voila……..

IMG_8655     IMG_1527

Puedo decir que el sabor me sorprendió gratamente… estaba rico rico, algo que no me esperaba demasiado al ser el primer intento de mis peques en algo que yo veo complicadísimo.

Seguro que muchos de vosotros ya habéis pasado por una pastelería a encargar uno, pero si no es así os lanzo un reto…. ¿lo intentamos con nuestros peques antes de ir a comprarlo? .

Bs.

Gracias Paula. 😉 ….. ahora que te has estrenado, más y mejor jajaja

IMG_65756