Tatín de manzana con niños.

Desde muy pequeñitos a Lucia y a Jorge les gusta que cocinemos juntos. Hacia bastante tiempo que no lo hacíamos así que el en uno de estos fines de semana que ha amanecido lluvioso decidimos retomar esta bonita tradición.

Uno de los postres favoritos de Lucia y su padre cuando vamos a un restaurante es el “tatín de manzana”, eran muchas las veces que me insinuaban que lo hiciéramos en casa, pero yo lo veía demasiado complicado…  hasta que descubrimos esta sencilla y rápida receta.

Como sabéis tengo por costumbre probar las cosas antes de contároslas, esta ocasión no iba a ser diferente y tuvimos tanto éxito en el resultado que no hemos querido tardar demasiado en compartirla por si os apetece hacerla en alguna de las comilonas que se avecinan y sorprender a la familia.

Esta entrada es un poco especial…  desde que Lucia escribió en el blog tiene el gusanillo de seguir colaborando en él y aprovechando estos días de fiesta me ha pedido que la deje repetir, la veo con tanta ilusión que yo no me puede negar :).  Así que no me retraso más y paso el teclado a esta personita que tengo al lado y que no para de preguntarme si ya he acabado que es su turno, a esta personita que como me descuide, en breve me quita el puesto jejeje….

Bs.

Marta.

Hola a todos, soy Lucia y os voy a contar como en 10 sencillos pasos se puede hacer este delicioso tatín. Tan fácil que, si no fuera por el horno, nosotros los niños podríamos hacerlo solos. 😉

¿Qué vamos a necesitar?

Utensilios

Bandeja de horno. (el horno lo doy por descontado)

Pincel.

Y en cuanto a los ingredientes… (para 4 personas)

1 lamina de hojaldre.

3 manzanas Golden.

60 gramos de mantequilla.

70 gramos de azúcar.

Ahora sí, ya podemos empezar….

PASO 1.

Sacamos el hojaldre de la nevera unos 20 minutos antes de empezar, así tendrá tiempo de ponerse a temperatura ambiente y se podrá manejar mejor.

PASO 2.

Precalentamos el horno a 180 grados por arriba y por abajo.

PASO 3.

Ponemos la mantequilla en un plato y lo metemos en el microondas de 30 a 40 segundos.

Truquito de MAMI: Para que el tatín quede más jugoso cogemos un poquito de mantequilla derretida con el pincel y la untamos en la base de la bandeja del horno donde vayamos a poner el hojaldre.

img_1356

Además, espolvoreamos un pelín de azúcar sobre ella para que cuando la masa se esté haciendo haga un efecto de caramelo delicioso.

PASO 4.

Desenroscamos la masa, recortándola sino cupiera en la bandeja.

La forma del hojaldre la podéis comprar cuadrada o redonda, es indiferente y queda igual de rica. Nosotras teníamos nos apetecía hacerla redonda y un poco más pequeña que la receta origina y la recortamos tomando como base la tapa de una cazuela.

img_1360

Una vez puesta encima de la bandeja del horno la tapamos con el mismo papel que viene de la tienda para que no se seque mientras trabajamos con las manzanas.

PASO 5.

Lavamos y pelamos las manzanas.

PASO 6.

Cortamos las manzanas en cuartos y luego en láminas finas.

PASO 7.

Colocamos las láminas de manzana encima de la masa del hojaldre. De los extremos al centro y solapando una encima de otra.

Consejo de LUCIA. Os aconsejo que pongáis los trozos de manzana más grandes en los extremos y los pequeños en el centro. Así en más fácil montar el puzle.

img_1363

PASO 8.

Rociamos la tarta con el resto de la mantequilla.

y hacemos lo mismo con el azúcar.

PASO 9.

Lo metemos en el horno durante unos 40 minutos a 180 grados.

Truquito de LUCIA. He aprendido de mamá que, si no estamos muy seguros de los tiempos o del horno, una señal que nos indica que la tarta está a punto es cuando veamos que la manzana doradita por los lados.

PASO 10.

Una vez sacada del horno y dejado pasar un ratito para que se enfrié…  yam yam a comer 🙂 🙂 🙂 🙂 🙂

 img_1372

Espero que os haya gustado y os animéis a hacer esta deliciosa tarta en casa. Nosotros ya tenemos esta receta en el libro de mamá y seguro que recurrimos a ella muy pronto.

Por si no hablo con vosotros antes, os deseo unas muy felices navidades.:) 🙂 🙂

Un beso.

Lucia.

¡Oído cocina!

By Marta

No sé si a vosotros os pasa, pero a mí, pensar en la cocina y en niños a la vez me asusta bastante, sobre todo cuando hay hornos o sartenes de por medio, pero creo, que hay ocasiones que se puede disfrutar juntos, para los enanos,  es un plan genial el convertirse en chefs y poder ayudarnos en la cocina, además que es una actividad que fomenta su creatividad, paciencia y capacidad de trabajo en equipo. Yo, intento involucrarlos bastante, ya que ellos disfrutan ayudando, y todos podemos aprender de la experiencia.

Ahora cocinar está de moda, últimamente  es difícil encontrar a alguien que no sea un cocinillas y  en  los últimos dos años,  la tele,  nos está invadiendo con miles de programas de súper tartas, galletas o guerras de cup cakes que a Lucia y a mí nos encantan, nos los vemos casi todos,   pero la única vez he osado a intentarlo  ha sido un absoluto  fracaso. (Tengo que decir  que  yo me defiendo en la cocina, pero no soy una “Master chef” y menos en lo que a la repostería se refiere :().

Sabía que a Lucia le hacía mucha ilusión decorar galletas para navidad, y soy consciente que aunque quisiera ser autodidacta en la materia,  la experiencia iba a ser muy desilusionante, por lo  que me puse a investigar si había algún sitio que me pudiera echar una mano en este pequeño lio que se me avecinaba.

Buscando en la red  no tardé demasiado en toparme  con la página de  “Mi dulce Juanita” , taller de cocina en el que se han juntado un grupo de profesionales de la gastronomía para enseñar a cocinar y disfrutar alrededor de la cocina.

La página tenía muy buena pinta, pero lo que más me gustó fue que en Noviembre iban a  impartir un taller para niños de galletas y dulces decorados en fondant, una taller que, según sus palabras “estaba pensado especialmente para los más pequeños”,  ¡salvada!,  pensé y enseguida llamé a María para que nos apuntáramos juntas.

Este Sábado llegó el gran día, Lucia estaba emocionada, no durmió casi nada la noche anterior, yo estaba un poco inquieta, porque  María no podía venir,  no tenía con quien dejar al enano, así que Gabriela vendría con nosotras y yo ayudaría a las dos en el taller, ¡yo!, que la última vez que intente teñir fondant con colores estuve una semana con las manos azules, ¡yo!,  que no estaba muy segura de serle útil  a Lucia sola en este fregado, ahora, tenía que serle útil a dos niñas emocionadas de seis años…

El  cursillo empezaba a las doce  pero llegamos pronto aunque nos costó un poco  encontrarlo ya que la entrada es como la de un sótano- garaje,  pero cuando bajas las escaleras de la entrada, te topas con una cocina de  150 metros cuadrados, decorada de una forma familiar y acogedora, dotada con todos los utensilios que a todas nos gustaría tener en casa, y una terraza donde hasta  tienen un pequeño huerto con verduras, hortalizas y especias que usan para sus cursos y eventos.

la foto (84)

Lucia y Gabriela estaban nerviosas, mordiéndose los dedos e inspeccionando minuciosamente  lo que les rodeaba, no hablaban nada ni entre ellas ni con el resto de niños, solo se hacían gestos señalándose con los ojos cada detalle que encontraban y les fascinaba.

la foto (78)

Nos pusieron el delantal y la aventura empezó……..

la foto (83)

Catalina la profesora, era una chica encantadora, de no más de 30 años que sentía pasión por lo que nos estaba explicando y que fue capaz de hacer que lo más complicado se convirtiera en sencillo, hizo que el curso fuera divertido, ameno y que el tiempo pasase volando.

Dividió el curso en dos partes.

la foto (73)

  1. Como decorar una galleta
  2. Como decorar un cup cake

Tengo que decir que las tres estamos tan orgullosas de como fue el resultado, que hemos decidido por unanimidad enseñaros pasito a pasito nuestra hazaña y así, podáis comprobar por vosotros mismos que con la ayuda de un experto, uno mismo se puede decorar una galleta decentemente sin tener conocimiento alguno 🙂

La galleta  que nos tocó decorar era una niña y  lentas pero sin pausa,  fuimos sabiendo como decorarla siguiendo las instrucciones de Catalina.

la foto (85)

  • Coloreamos  el Fondant pudiendo elegir cada una el color (podéis imaginar el color que eligió la parejita)

la foto (76)

  • Sacamos el molde del cuerpo de la niña

la foto (72) la foto (70)

  • Lo pegamos a la galleta

la foto (71) la foto (68) la foto (67)

  • Hicimos la carita de la niña

la foto (65) la foto (63)

  • Hicimos el pelo de la niña

la foto (64)

  • Y tachan tachan………

la foto 1 (1)

El cup cake fue casi más sencillo  que la galleta.

  • Nos enseñó cómo hacer la crema de mantequilla que sería la unión entre la magdalena y el fondant de decoración
  • Coloreamos el fondant (esta vez morado con lunares rosas)

la foto 1

  • Lo pegamos en la cup cake

la foto 2

  • sacamos moldes decorativos y los pegamos en la cup cake
  • tachan tachan……

la foto 2 (1)

Sé  y estoy convencida que el mundo de las decoración de galletas, tartas y magdalenas es mucho más complejo de lo que hemos visto nosotras este fin de semana, yo lo he visto en las maravillas que hace mi amiga Sofía de “las Galletas de Sofía” , con la que conocí  este universo y la que me metió el gusanillo de querer aprender a hacerlo (ojala algún día haga un cursillo de mamás e hijas, porque estoy convencida de que es una de las mejores en esta materia,  aunque, bastante tiene ya…) pero estoy muy contenta,  las enanas disfrutaron y aprendieron un montón, están deseando llegar al cole y enseñar sus maravillas y yo he disfrutado todavía más viéndolas.

¡María! tu niña se lo pasó fenomenal, tenemos que repetir!