“Helados Sofía”

Creo que durante este verano he dejado más que claro que soy una apasionada de los helados y también he demostrado que no se necesita ser ni una “cocinillas”, ni tener todo un arsenal de instrumentos complicados para poder hacerlos…. comprando los ingredientes (sencillos de encontrar en un supermercado) un bol para mezclar, una batidora, algún recipiente para congelar  y ya estamos preparados para iniciar la aventura. 🙂

Como todavía hace mucho calor y según mis catadores oficiales (Lucia, Jorge y mi santo esposo) me he graduado en esta materia tan dulce con bastante buena nota…. He decidido dejar para el final el que nos ha parecido el más espectacular de la temporada y que nada tiene que envidiar a los de “Frigo” o “Nestlé”.

Si tuviera que poner titulo a esta delicia no sabría cual poner, así que como la base de la receta me lo enseñó nuestra súper amiga Sofia de “Las galletas de Sofia” los voy a bautizar como…. “HELADOS SOFIA” :).

Utensilios que vamos a necesitar.

Pocos…….

  1. Batidora
  2. Moldes de helado

Ingredientes que requiere la receta.

Inciso de mamá. Antes de poneros los ingredientes, tengo que reconocer que he modificado un poco las sabias ideas de Sofia e hija (nombro a la hija porque Patricia fue la verdadera descubridora de esta maravilla y aunque suene mentira fue ella la que esta vez enseñó a la maestra. 🙂 )

Como bien sabéis este blog se diferencia de otros porque todo lo que escribimos lo hacemos de nuestra experiencia personal, vamos, que no recomendamos nada si no lo probamos antes, así que yo lo he hecho de las dos maneras, con la receta de las expertas” y con la “receta de los novatos “  (la mía). Os recomiendo ambas las dos están de muerte, todo depende de cómo os veáis de confiados con la materia y de la facilidad de encontrar alguno de los ingredientes.

Ingredientes de las expertas.

  • 500g de yogurt griego sin azúcar.
  • 225g de queso philadelphia.
  • 100g de Icing sugar.
  • 2 cucharadas de pasta de vainilla.
  • 8 galletas digestive.

Comentario de mamá. A lo mejor os ha sonado raro el tema del “Icing sugar” y “la pasta de vainilla”, pero no os preocupéis suena más raro de lo que es jajajaja.

Por lo que he podido averiguar el “ICING SUGAR” no es más que una azúcar más refinada y finita que se usa para la repostería (Creo que este es nos de los trucos   secretos para que todos esos pasteles que vemos estén mejor que los nuestros). En estos días se pueden encontrar fácilmente en grandes superficies y tiendas de repostería.

Con la “PASTA DE VAINILLA” pasa exactamente lo mismo y si no lo encontráis, o hicisteis nuestra última receta de helados…. podéis usar un saborizante de vainilla tranquilamente.

Ingredientes de los novatos

  • 500g de yogurt griego azucarado (así eliminamos el problema de no encontrar el Icing sugar).
  • 225g de queso Philadelphia.
  • Unas gotitas de aromatizante de vainilla (si no se encuentra la pasta de vainilla).
  • 8 galletas digestive.

Los pasos que seguimos con cada una de las recetas son los mismos, así que…..con los ingredientes de cada una de las recetas en la mano solo nos faltaba ponernos en marcha.

Troceamos las galletas digestive.

la foto 1

En la batidora mezclamos el yogurt griego, el queso philadelphia, el azúcar y la vainilla.

54637365    2

Juntamos la mezcla de la batidora con las galletas.

1

Lo vertimos en los moldes de helados.

3

Ponemos los palitos de soporte.

6   8

Metemos en el congelador al menos 6 horas.

¡Listo para comer!

Y La guinda del pastel…….

Hasta aquí la receta original de las expertas, bueno, con algún cambio de ingrediente…. Pero como soy una persona que me gusta complicarme la existencia fui un paso más allá……

Soy fanática de los helados “MAGNUM” , me encantan y cuanto más chocolate mejor, sobre todo me chifla morder la capa de chocolate externa, ñam, ñam….. así que como era la última receta de helados en una buena temporada, me aventure a reproducir esa maravillosa capa de chocolate en esos helados que tenia esperando en el congelador jijiji.

Para este último paso vamos a necesitar Un ingrediente más….. Chocolate para fondue.

33

Calentamos el chocolate en el micro un minutillo.

333

Comentario de mamá. No tiene que estar muy caliente, ya que si no se queda muy liquido y se escurre por todos los lados.

Sacamos los helados de congelador (tienen que estar congelados)

Los sacamos del molde

Los metemos en el recipiente donde este el chocolate fundido.

33333   3333333   44444

Inciso de mamá. Veréis que al estar el helado frio, el chocolate no tarda en solidificarse y que enseguida se compacta…….

Lo volvemos a meter en el congelador, sujetado por el soporte de los moldes para que termine de congelarse.

4444444

Tras una horita están listos para degustar.

546   55  45

La receta original es ideal para tomarla sin el chocolate, pero si vuestros hijos son golosos como yo, disfrutaran de esta “guinda” al máximo.

Sé que al leer este post, mi compi Maria me tachará de extrema chocolatera, pero no puedo decir otra cosa para terminar este post que…… sin palabras.

bs

¿Hacemos más helados?

Bueno, bueno, bueno… en esta época de parón forzado le estamos cogiendo el truquillo a esto de la cocina….

Tanto Lucia como Jorge están pasando por una pequeña crisis llamada “mamitis”. No están acostumbrados a verme en casa en un día lectivo y menos cuando ellos están de vacaciones, así que en estos días no se han despegado de mi, preguntándome a todas horas cosas como… mami ¿comes con nosotros? , mami ¿que hacemos esta tarde?, mami ¿hacemos algo juntos?.

Podéis imaginar que yo encantada con estos días que he pasado con ellos pero no han sido como yo hubiera deseado, a mi me gusta estar de aquí para allá con ellos, conociendo, pasándolo bien, haciendo el gamberro, disfrutando como ellos descubren la vida poquito a poco… Pero después de una cesárea mi cuerpo no estaba para hacer todas esas cosas que solemos hacer un día en familia y eso, ellos lo notaban. 😦 .

Así que para compensarles un poquito nos hemos liado la manta a la cabeza y he explotado todas esas actividades que podía desarrollar sin provocar una guerra campal con mi madres(cuidadora particular) ni nada que pudiera retrasar mi plena recuperación. Les he acompañado todas las mañanas al campamento (desde que empezó el día 7 de junio, ¿os acordáis? 😉 ), les he acompañado a la piscina, aunque yo no me pudiera bañar aun por el tema de cicatriz, hemos hecho alguna mini excursión, nos hemos ido a desayunar a sitios chulos y nos hemos convertido en unos mini Chefs de excepción.

Pero en esta época del año no apetece meterse en fogones ni pasar calor, así que nos hemos hecho un intensivo del éxito del verano,  “helados” y como hemos visto entre nuestros seguidores que os vais animando a hacerlos también, vamos a ir dando alguna recetilla más, sencillas, ricas y fáciles de hacer con vuestros peques.

En esta ocasión nos hemos esmerado un poquito más y nos hemos atrevido con un helado de yogurt de Vainilla y fresa, ¿suena rico ehhhhhh? , pues chicos….. ¡ricos y sencillos!

Utensilios que vamos a necesitar.

Como en nuestra primera aventura, vamos a usar poquitos utensilios…

  1. Moldes de helados.
  2. Dos cuenquitos.
  3. Palitos de helado. (Os preguntareis que para qué, que todos los moldes de helado vienen con palito…. Pues tranquilos, no me he vuelto loca, en su momento os explicare la razón 😉 )

¿Qué ingredientes vamos a usar?

OJO. La cantidad de ingredientes que vamos a necesitar va a variar en función del numero y tamaño de los helados que queráis hacer.

 En nuestro caso decidímos hacer 6 heladitos normales y unos minis estilo chupa-chups y  usamos…

  • 15 fresas.
  • 1 ½ galleta digestive.
  • dos yogures de Vainilla.

INCISO de mamá: Tengo que reconocer que nos costó un montón encontrar yogures de vainilla, jolines, yo recordaba en mi época de juventud que existían a montones, en el cole nos los ponían día si y día también, pero ahora…. Lucia y yo nos tuvimos que recorrer 4 supermercados antes de encontrarlos y cuando los hicimos eran de los ecológicos que cuando llegue a casa Manu me echo la bronca porque serian los más caros jajajaja (estos de números… 😉 )

la foto 33

(Al menos la marca era gallega jejeje)

Podréis ver un problema  con esto pero no…. Este ingrediente  es fácilmente sustituible por el socorrido yogurt griego y una gotitas (al gusto) de aroma y saborizante de vainilla (ahora con la fiebre de la repostería os lo encontrareis en cualquier supermercado).

Como yo no escribo nada sin experimentarlo antes, os diré… que nosotros hicimos los dos tipos a la vez. hicimos dos equipos:

Lucia y mamá el de yogurt de vainilla.

Jorge y mamá el de yogurt griego y saborizante de vainilla.

Cono todos los ingredientes en la mano solo nos faltaba ponernos en marcha.

Los pasos que seguimos cada uno de los equipos fueron los mismos, lo único que cambio un poco fueron los ingredientes.

Equipo de Lucia y mamá. “Helado de Yogurt de vainilla y fresas”

Trituramos las galletas en la batidora hasta que queden finas y casi polvo.

      la foto 5553    la foto 545434JPG

Mezclamos el yogurt con las galletas y lo vertimos en un bol.

la foto 2444

Equipo de Jorge y mamá. “Helado de yogurt griego con sabor vainilla y fresas”.

Trituramos las galletas en la batidora hasta que queden finas y casi polvo.

la foto 4441    la foto 546456454

Mezclamos el yogurt griego natural azucarado con las galletas.

la foto 5555

Incluimos unas gotas de saborizante de vainilla. (si compráis el de los súper mercados, suele ser concentrado, así que con unas gotitas seria suficiente). Nosotros pusimos unas 8-10, pero os recomiendo que lo probéis de vez en cuando para no pasaros.

A partir de aquí, los pasos de los dos equipos fueron iguales.

la foto 1

Cuando estuvo todo perfectamente integrado lo vertimos en los moldes de los helados hasta la mitad.

D73Z0089    la foto 3

Como a los 20 minutos, (cuando la masa se esté empezando a congelar) pinchamos con el palito hasta el fondo del molde.

Aquí viene la explicación de los palitos…… Como vamos a hacer dos sabores, el soporte del propio molde no lo podemos meter desde el principio,  no nos dejaría la incorporación del segundo ingrediente y si esperamos a  incorporarlo en el momento de las fresas,  la vainilla estara congelada y no dejara pasar el soporte  hasta el final  😦 ……..(Os lo digo por experiencia que yo tuve que hacer el pequeño “chanchullo” ,  con un cuchillo abrí un agujerito para meterlo después… ) QUIEN AVISA NO ES TRAIDOR jejejeje

Cortamos las fresas en trocitos y las trituramos en la batidora.

la foto 25555    la foto 44444

la foto 346546

Vertimos el zumo en un bol o jarra y lo metemos en la nevera hasta que lo necesitemos.

la foto 54654645

Consejo de mamá: dejad que los enanos prueben el zumo de fresa y si lo notáis un poco acido añadidle un una cucharadita o dos de azúcar. (depende de lo golosos que seáis 😉 ).

Transcurrido una ½ hora – 45 minutos sacamos los moldes del congelador y vertimos el zumo de la fresa.

Dejamos en el congelador hasta el momento de disfrutarlos…….

Comentario de mamá 1: SI os veis con ganas podéis hacer tantas capas de sabores como el molde os permita, queda súper chulo!

Comentario de mamá 2: Como una es como es…. un poquito maliciosa, mezclé los moldes de los dos tipos de helados para comprobar si la family notaba la diferencia y Señores, tengo que decir que ninguno de mis tres catadores oficiales supo diferenciar cual era el de cual.

la foto 50

Si los helados del otro día duraron dos días, estos… volaron como en el anuncio del espetec de casa tarradellas. 🙂 .

la foto 2      la foto 55

¿Os animáis?

besos

¿Hacemos helados en casa?

Sigo de baja 😦 y  soy de esas que no me gusta tener a los niños todo el día metidos en casa, (esto os lo podéis imaginar si me vais leyendo de vez en cuando jajajaja) ahora que es verano menos y si a esto le añadimos que es por mi culpa todavía mucho  menos.

Ya empiezan, aunque se están haciendo esperar, esos días de calor  en los que a los niños les gusta salir más aún de casa  de lo normal y aunque cada día estoy un poquito mejor (no todo lo bien que yo desearía estar :() el ritmo no puede ser el mismo que antes y he tenido que ir ideando cosillas para que ellos no se aburran demasiado con una madre “impedida” y yo no desespere un poco más en estos días de “encierro” forzoso,  pero claro, si salimos por la mañana la tarde la tengo que pasar descansando y si lo que hacemos es por la tarde, la mañana la paso con mi amiga la cama……. :(.

la foto-2

Podéis estar pensando que si están en casa es por que queremos, que existen algunas opciones para que los niños se diviertan durante el verano y tenéis toda la razón, pero en mi defensa os diré que si, que los tenemos apuntados en un campamento pero  al contratarlo no tuvimos en cuenta el imprevisto de mi súper operación y lo contratamos desde el día 7, así, tenían unos días para desfogarse un poco antes de volver a una pseudo rutina… así que  aunque sobra decir que me encanta estar con mis peques, esta semana no ha sido de las mejores para mi.

Durante los últimos años se han vuelto muy populares las franquicias de helados, las ves por  todo centro comercial que se tercie, en cualquier calle con tiendas  o el centro de cualquier ciudad con turismo….

la foto 1   la foto

la foto 3      la foto 2

Y yo que le estoy cogiendo el gusto a esto de la cocina he decidido probar y abrir mi propia franquicia en casa, “Los helados de mamá”. (nombre puesto por Lucía 😉 )

Hay mil recetas para hacer en casa, algunas muy sencillas de preparar y otras no tanto (imaginad los que hemos probado nosotros jejeje). Muchos podéis pensar que esto es algo complicadísimo y que se necesitan mil accesorios e ingredientes que no solemos tenemos tener en casa , puedo decir que yo no tengo ni thermomix , ni heladera, ni sofisticados ingredientes de alta repostería;  tengo lo que la mayoría  tiene en su nevera o despensa, así que una vez más os digo eso de… “si yo lo he hecho, cualquiera puede”.

si sois de la misma opción que Manu pensareis que para que engorrarse con esta tarea si un Häagen- Dazs te lo da hecho ( que ricos están………) y os daré las mismas cuatro razones que le di a él cuando me lo preguntó….

la foto 1-1

Son más sanos (tienen menos grasa, siempre y cuando no lo llenemos de toppings)

Son mucho más económicos.

Estamos seguros de su calidad.

A los niños les encanta participar en su fabricación.

Buscando y preguntando a expertos en la materia (¿verdad Sofía?) hemos descubierto que existen miles de  recetas de helados y  hemos llegado a la conclusión que la manera más sencilla para hacer en casa y con los enanos  son los helados de yogurt con frutas.

Nosotros en esta ocasión decidimos hacer helado de frambuesas, pero podéis elegir la fruta que a vuestros peques le guste mas o incluso innovar para ir introduciendo alguna fruta nueva a su dieta durante el verano 😉 .

¿Qué utensilios vamos a necesitar?

En esta aventura van a ser pocas las “herramientas” que vamos a utilizar, tan solo vamos a necesitar dos.

  1. Unos moldes para helados
  2. Una batidora

¿Qué ingredientes vamos a usar?

2 yogures griegos. Pueden ser naturales normales pero el griego queda mejor en cuanto textura.

5 cucharaditas de azúcar. Este ingrediente va a gusto del consumidor. Como nosotros usamos el yogurt azucarado fuimos probando y añadiendo azúcar hasta que el chef Jorge dio su visto bueno. (el chef fue Jorge y no lucía ya que es el fanático en cuanto a la fruta elegida)

50 gramos de la fruta que elijamos. Nosotros la frambuesa y usamos una cajita de esas que venden en los supermercados. (nos gusta mucho la frambuesa….)

Una vez que tuvimos los utensilios y los ingredientes, nos pusimos manos a la obra.

Juntamos todos los ingredientes en la batidora.

la foto 1-4     la foto 3-2

Esperamos a que el impaciente se cerciore que no se ha derrochado ningún ingrediente.

la foto 4     la foto-1

Los batimos hasta que la masa estuvo homogénea.

la foto 5

Rellenamos los moldes para helado.

la foto 2-2   la foto 3-1

Los metimos en el congelador y tras un ratillo de nada,  más o menos durante 6 horas (depende del congelador sobre todos) y que fue duro de esperar ya que a los niños les pareció una eternidad…

Ñam, Ñam… a disfrutar de un rico y saludable helado

la foto 1-2

En tan solo 4 pasos los enanos han hecho sus primeros helados y como han visto que es rápido, divertido y que lo pueden solitos casi en su totalidad, hemos ido especializándonos en el tema y a lo largo del verano os iremos enseñando alguna opción más de estos maravillosos y refrescantes manjares típicos de esta época del año.

¿Os atrevéis?

Besos