Full inmersion en “handmade”

Yo nunca he sido una “manitas”. Siempre me ha gustado mucho el tema del “handmade”, me encanta regalar detalles hechos a mano,  me parecen mucho más personales y sobre todo desde que he sido mamá.

A medida que han aumentado las ocasiones en las que había que regalar, me he hecho toda una experta en la búsqueda de cosas bonitas y originales, de hecho, cada vez que encuentro algo que me gusta me lo apunto en mi “agenda mamá” y busco la ocasión especial en la que sorprender con mi descubrimiento.

Cualquier ocasión es buena…. Bautizos, comuniones, regalos a profes, amigos invisibles ☺
Esta actividad que tanto me gusta me ha funcionado perfectamente hasta que mi hija mayor ha ido creciendo… está tan acostumbrada a que su mamá encuentre cosas bonitas que le ha picado el gusanillo de hacerlas nosotras. ¡HORROR!

“Mamá, siempre regalamos cosas únicas y originales. Si todas esas personas a las que seguimos en las redes sociales o encargamos algo lo hacen, ¿por qué nosotras no lo internamos?”

“Hija mía, no todo el mundo tiene esas habilidades”

“Pero mamá, si no lo intentamos no lo sabremos nunca y tú siempre tienes unas ideas súper originales cuando tengo que hacer una presentación  o trabajo de clase”.

Inciso de mamá: y quien es capaz de negarse a su hija con cara de pucheros……. Jajajaja

“Está bien Lucia, podremos ir intentándolo… ¿te parece?”

Consejo de mamá: ¡OJO! Cuando hagáis este tipo de afirmación, sed conscientes de que los niños van teniendo más memoria a  medida que crecen. 

Así que en este curso nos hemos estrenado con  esto del “Handmade”.

Empezamos por algo sencillito…

“Mamá, tengo un concurso de maracas en clase. Lo intentamos ¿verdad? “

img_1549

La cosa se complicó un poco en Navidad….

“Mamá, tenemos que llevar al cole un adorno de navidad para clase hecho por nosotros”. 

Pues ahí que nos pusimos a hacerlo.

img_1627

“Mamá, este año podíamos hacer nosotros el regalo a los profes”.

Y nos pusimos a ello, saliendo bastante decente la cosa.

img_1774

No contenta con todo el esfuerzo hecho…

“Mamá, tengo que hacer un trabajo para el cole sobre la iguana y la tengo que dibujar en 3D e intentar hacerla en arcilla”. 

Mira que había animalitos en el mundo que nos tocó este tan feo, pero bueno, salió bastante decente, ¿no os parece?

Así, a lo tonto hemos llegado a Carnaval y os podéis imaginar lo que me dijo Lucia…..

“Mami, este año quiero llevar un disfraz hecho por nosotras, así puedo participar en el concurso del cole, ¿Qué te parece?”

Os podéis imaginar  mi cara de susto… “Lucia cariño, que yo no soy muy ducha en estas cosas… hemos ido saliendo airosas de las pruebas que me has ido poniendo estos meses, pero un disfraz ya son palabras mayores”.

“Que si mami, ya verás que nos va a salir genial, solo tienes que buscar una idea original y ya verás que chuli te queda”

Pues nada, ahí fue la madre abnegada a buscar opciones en “pintrest” y demás redes sociales. A los tres días le enseñé todas mis opciones.

“Mami que chulo, ¡me encanta éste!”

¡HORROR! No podía haber elegido uno más sencillito.. ☺ ☺, pero que puedo esperar, es digna hija de su madre jajajaja.

Soy una persona con muchos defectos, pero en esa larga lista no se encuentra el de la cobardía, así acepté el reto, solo puse una condición.

“Lucia, lo voy a intentar, pero hacemos un trato, lo hacemos las dos juntas, ¿vale? “

“Perfecto mami, que ilusión” .

Casi sin darme cuenta ya me había liado la manta a la cabeza y estábamos en pleno proceso de confección.

 La experiencia ha sido tan divertida y tan bonita que no he querido perder la oportunidad de enseñaros el paso a paso por si os animáis que aún estáis a tiempo. 😉

El pasito a pasito de un disfraz de bol de palomitas.

¿Qué vamos a necesitar?

4 láminas rojas de goma EVA.
2 láminas blanca de goma EVA.
1 lámina negra de goma EVA.
Dos fuentes de diferente tamaño. (una más grande que la otra)
Regla larga.
Lápiz.
Tijeras.
Pistola de calor.
Pegamento de calor.
Un par de moldes redondos para hacer galletas (uno más grande que otro)
Grapadora.
Lazo gordo blanco.

Opcional…
Algodón.
Palomitas de verdad.
Máquina de coser.

Aclaración de mamá. El disfraz se puede hacer perfectamente sin la máquina de coser pero  nosotros hemos pensado que así podría resistir mejor a un día de cole. 😉

¡Ala! Con todo esto ya estamos preparados para empezar….

img_2878

PASO 1: Marcamos tres de las láminas de goma EVA rojas con grapadora, ellas  serán el cuerpo del disfraz. (El número de láminas dependerá del tamaño del niño).

img_54555

Consejo de mamá: No grapéis en el extremo de cada lámina, hacedlo dejando un par de dedos de margen, así, luego podremos terminar de unirlas con la máquina de coser o con el pegamento térmico. 

PASO  2: Cortamos una tira de una de las laminas blancas de goma EVA, de unos 5 cm de ancho.

img_2881

PASO 3: Vamos a usar la franja blanca cortada como guía, así que la ponemos en el extremo de una de las tres laminas rojas unidas y vamos marcándola hasta el final.

img_2879

Comentario de mamá: Esto lo hacemos para saber cuántas franjas blancas vamos a necesitar, intercalándolas con una roja del cuerpo. 

img_2880

PASO 4: Tomando como guía la que ya tenemos, cortamos las franjas blancas que nos faltan.

img_2882

PASO 5: Las vamos marcando con grapas.

img_2883

 

PASO 6:  Cogemos el  molde más grande de galletas y haciendo un poco de fuerza marcamos su forma sobre  la cuarta lamina de goma EVA roja.

img_2885

Comentario de mamá: Si usáis como nosotras, tres láminas rojas para el cuerpo, tendréis que hacer aproximadamente trece circulitos con el molde.

PASO 7: Repetimos el paso 6 con el molde más pequeño de galletas en el trozo de lamina blanca que nos ha sobrado antes.

img_2884

PASO 8: Cortamos y unimos con el pegamento  un círculo blanco sobre uno rojo.

PASO 9: una vez hecho, los pegamos a su vez  al cuerpo del futuro bol.

PASO 10: Como os habrá sobrado goma EVA roja, cortamos cuatro franjas de aproximadamente 3 cm cada una.

img_2899

PASO 11: Y las  pegamos en los extremos (parte posterior e inferior del bol) para que haga tope y quede más bonito.

img_2901

PASO 12: Aprovechamos y rematamos con el pegamento térmico las franjas blancas marcadas con las grapas.

PASO 13: Ahora nos ponemos con el cartelito. Dibujamos en la cartulina negra y con el lápiz la forma de la fuente de mayor tamaño.

PASO 14: Repetimos el paso 13 con la fuente más pequeña.

PASO 15: Cortamos  y unimos con pegamento térmico las dos plantillas.

img_3001

PASO 16:  En un trozo de la goma EVA negra que haya sobrado, escribimos con el lápiz  “POPCORN” .

img_3003

PASO 17: Las recortamos y  pegamos en la plantilla que acabamos de hacer.

PASO 18: Al igual que hemos hecho con las franjas blancas, sellamos  con el pegamento térmico las láminas rojas iniciales. eso si,  dejando pendientes  los dos extremos.

img_2909

PASO 19: Es hora de probar el modelito al peque, así podremos saber hasta donde tenemos que ajustar los extremos para cerrar el cilindro.

img_64646

PASO 20: Una vez marcado, grapamos para luego pegar con pegamento térmico o pasar por la maquina.

img_2950

PASO 21: Ahora que ya tenemos el bol montado y sabemos que parte va a ir hacia delante y que parte va a ir hacia detrás, pegamos el súper  cartel de “POPCORN”.

img_2975

PASO 22: Cortamos dos tiras del lazo blanco de aproximadamente 20 cm (depende de la altura del niño)  y las grapamos en la parte delantera del bol.

PASO 23: Hacemos lo mismo en la parte trasera.

Recomendación de mamá: Antes de grapar la parte trasera, prueba de nuevo el disfraz al peque para ver que altura le resulta más cómoda.

PASO 24: Unimos con grapa o pegamento  el algodón blanco en la parte interior del bol de palomitas. (Esto hará el efecto de relleno del recipiente 😉 ) .

img_2980

PASO 25  y opcional:  Aprovechamos y pegamos algunas palomitas de verdad encima del algodón, incluso por fuera del bol para que el efecto sea un poco más real.  (Si se prefiere, se puede pintar con algo de amarillo el algodón buscando el mismo efecto).

img_2981

Et voila…  ¡Nuestro disfraz está terminado!

img_2982

Puede que viéndolo escrito parezca una actividad larga e incluso tediosa, pero os aseguro que ha sido todo lo contrario. Nosotras le hemos dedicado una hora  y poquito durante  solo tres días, que incluso nos  han parecido menos ya que nos lo hemos pasado en grande y riéndonos todo el rato.

Y viendo el resultado podríamos afirmar que lejos de ser un fracaso, nuestro disfraz ha quedado resultón, ¿verdad?

Pero sea como sea yo estoy muy contenta, el objetivo que buscaba, que Lucia estuviera feliz,  lo he conseguido. He disfrutado tanto viendo cómo ha ido enviando las fotos del resultado de lo que va a ser su disfraz de carnaval 2017 a toda la familia/amigos, que si el año que viene me pide otro repetiría encantada, eso sí, muerta de miedo de pensar cuál puede ser su próximo proyecto  jajaja.

¿Os animáis?

Bs

Fabricando ceras de colores

¿Cuántas de vosotras no tiene cuatro o cinco cajas llenas de lápices, rotuladores o ceras de sus peques?

la foto 2 (35)

¿Cuántas de vosotras cada vez que abrís una esas cajas os juráis y perjuráis que el próximo sábado hacéis limpieza para tirar todo lo que no sirve, pero ese sábado nunca llega porque pensáis que por muy pequeño que sea el trozo que quede de cera o lápiz siempre se le puede sacar utilidad? yo, soy una de esas madres… 😦

Hoy os explico una manualidad que tendrá una doble función:

  1. Mantener entretenidos a los niños durante una tarde.
  2. Reciclar todos aquellos trozos de cera  que no desechamos pero tampoco usamos.

Hace dos o tres semanas, después de otras tantas con lluvia, tantas, que incluso me habían hecho preguntar cuánto puede aguantar bajo la lluvia una persona en sus cabales, el sol parecía que quería salir, que la racha húmeda iba a acabar y que la primavera que estaba a la vuelta de la esquina quería llegar un poquito antes, va  mi hija  y pone mala 😦 .

98

Esta madre desesperada…… se puso a buscar cosas en internet que se pudieran hacer en casa y acabe decantándome por una manualidad, una forma divertida para ocupar un espacio de tiempo importante para que mi princesa no se aburriera en esos días de cautiverio forzado; encontré en este campo un mundo entero por descubrir, a la vez que  recordando alguna que otra actividad que ya había hecho yo de pequeña.

Nunca he sido excesivamente buena en esto de las manualidades, cuando era niña y en ocasiones especiales ponía mucho esfuerzo en hacer cosas chulas que veía en televisión o revistas pero el resultado nunca se parecía al demasiado al original. No creo que esto solo me pasase a mí, de hecho, muchos padres evitan hacer este tipo de cosas con sus hijos porque no se sienten lo suficientemente artistas o porque no les gusta lo de después, pero a los niños este tipo de actividad les encanta, sobre todo, si lo hacen con papá o mamá.

No espero que mis hijos sean unos artistas ni mucho menos, pero siempre intento ( dejando a un lado mi “tara”), proponer cada cierto tiempo una actividad de este estilo, les encanta y disfrutan un montón…… ponen una ilusión tremenda que aumenta proporcionalmente cuando la actividad incluye pegamento, colores o tijeras y lo más importante es que estoy segura que estimula su desarrollo creativo, les encanta crear mientras desarrollan sus habilidades, aprenden y  mejora enormemente su concentración.

Es un momento que me gusta disfrutar con ellos aunque el producto final sea una “churro”, el resultado es un regalo de mis “bichos” favoritos, mis pequeños/grandes artistas, regalos hechos con sus manitas y que una vez acabadas enseñan con orgullo a todo el mundo.

Pero si en momentos de cocina ya os doy mis consejos de “mamá maruji”, en el tema de las manualidades, no puedo dejar de dar 4 consejillos  para que la experiencia sea positiva 🙂 .

  1. La zona de trabajo tiene que estar despejada y protegida de posibles accidentes.
  2. Tener todos los elementos que vayamos a usar a mano.
  3. Utilizar ropa que no nos importe ensuciar e incluso estropear.
  4. Paciencia, bastante paciencia………

Elementos vamos a necesitar……

  • Ceras.
  • Una cazuela. (Si es posible vieja porque al final de la experiencia no creo que la vayáis a usar otra vez en el ámbito de la alimentación)
  • Cazuela en la que quepa la del punto anterior porque vamos a usarla para hacer “baño María”.
  • Una paleta o un palo para remover.
  • Molde de formas. (Cualquiera, de esos que usamos para el hielo o chocolate, pero digo lo mismo que con la cazuela, luego no lo podremos volver a usar en el ámbito culinario)

Empezamos………

Separamos las ceras por colores. (No hace falta que los colores sean exactos pero si de tonos similares), las quitamos el papel y partimos en trozos pequeños.

la foto 3 (26) la foto 1 (35)

la foto 4 (26)  la foto 5 (17)

Ponemos una cazuela con agua a fuego medio, no la llenéis mucho porque cuando pongáis la otra cazuela y empiece a hervir empezara a saltar. ( Supongo que para los que son  más cocinillas que yo esto que estoy contando es una obviedad, pero yo lo descubrí en el momento del”baño María” 😦 )

la foto 3 (28)

Incorporamos el primer color que queremos hacer y la vamos derritiendo poco a poco removiendo sin parar.

  la foto 2 (37)  la foto 1 (38)

la foto 1 (36)  la foto 2 (36)

Cuando este totalmente fundida y liquida, vertemos la cera en el  molde que hayamos elegido.

la foto 3 (27)  la foto 5 (18)

Como esa cazuela la vamos a re utilizar con otro color, os aconsejo que con la aclaréis con agua muy caliente, si no, la cera que quede en el cazo se solidifica rápidamente y tendremos que volver a meterla en el “baño María” para poder fundirla de nuevo.

la foto 2 (38)

(Así queda la cera cuando se le echa agua fría 😦  , imaginadlo pegado en una cazuela…)

Repetimos el proceso tantas veces como colores queramos crear.

la foto 4 (27)

Una vez terminado, metemos el molde con cuidado en la nevera y lo dejamos enfriar una noche.

la foto 3 (29)  la foto 4 (29)

Recogemos el pequeño desastre que hemos creado…

la foto 5 (21)

Al día siguiente desmoldamos con cuidado y…. voila, listas para usar….

la foto 1 (39)   la foto 1 (34)

(Tita Vero, ya me dirás si te suena el dibujo 😉 )

Hay mil formas para hacer…….mi hija por ejemplo, como es muy princesa, eligió las manzanitas de Blancanieves

la foto 2 (39)

 

Yo  no soy manitas pero me parece una idea perfecta para regalar, ¿no creéis?

Lo sé, en un primer momento puede parecer  una manualidad difícil y complicada, pero puedo asegurar que si he podido yo…. ¡todo el mundo puede!, solo se tiene que tener un poco de orden y paciencia con los peques. 😉

bs

Marta